CutiePi

Omicrono

Nueva tablet de código abierto está basada en la Raspberry Pi

Noticias relacionadas

Las posibilidades que ofrece la Raspberry Pi son infinitas. Este pequeño ordenador ya tiene la suficiente potencia para cumplir la mayoría de nuestras necesidades, y mucha gente ya lo está aprovechando en sus proyectos.

Hemos visto cosas increíbles basadas en una Pi, pero la CutiePi puede que se lleve la palma. Se trata de una tablet completa creada en base a una Raspberry Pi, por increíble que suene; claro, que para conseguirlo se han tenido que tomar algunos pasos extremos.

A simple vista, la CutiePi es una tablet normal y corriente; es evidente que es algo más gruesa de lo que estamos acostumbrados, comparada con los iPad o las tablets Android. Además, llama la atención que tiene un asa en la parte superior, que gracias a unas bisagras puede convertirse en un soporte, para tener la tablet en un ángulo.

Una tablet basada en una Raspberry Pi

Pero lo verdaderamente interesante está en su interior. Para empezar, dentro no hay simplemente una Raspberry Pi conectada con unos cables; para conseguir el grosor y las funcionalidades necesarias, sus creadores han tenido que desarrollar una placa CM3 personalizada y diseñada para el uso portátil; entre las mejoras está la gestión de energía y la monitorización de la batería interna de 4.800 mAh.

Interior de la CutiePi

Interior de la CutiePi CutiePi

La placa de la Raspberry Pi está conectada a esta placa CM3, y eso es lo que permite que sea lo suficientemente fina; es esta placa la que tiene los conectores externos, como HDMI o microUSB, además de contar con accesorios necesarios en una tablet, como un giroscopio (para saber la orientación de la tablet), lector microSD, un sensor de temperatura, y un chip WiFi y Bluetooth 4.0.

Esta placa está conectada a una pantalla IPS LCD de ocho pulgadas; puede que la resolución sea de sólo 1280 x 800 píxeles, pero que sea IPS ya es una ventaja respecto a otras tablets similares. La Cutie Pie es compatible con Raspbian OS, y la interfaz ha sido diseñada en Qt, dando preferencia al uso de la pantalla táctil, evidentemente.

CutiePi

Este proyecto es "open source", por lo que no solo podemos descargar el código usado, sino que incluso podemos obtener los diseños del hardware creado a medida para esta tablet. Si no queremos crearla por nuestra cuenta, podremos comprar la CutiePi a finales de 2019, según It's FOSS, por un precio que puede rondar entre los 150 y los 250 dólares.