"gagorun" en Instagram

Omicrono

Vídeo: un Tesla explota de manera espectacular después de un accidente

Noticias relacionadas

Un vídeo grabado en Rusia muestra la escena posterior a un accidente entre un Tesla y una grúa, incluyendo el momento en el que el coche eléctrico explota en mitad de la carretera.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado en una autopista cercana a Moscú. Un Tesla Model 3 impactó contra un camión de remolque que estaba estacionado en la mediana; el conductor, un hombre de 41 años, sufrió una fractura en la pierna, y los dos ocupantes, sus hijos, sólo sufrieron pequeñas contusiones. Todos pudieron salir del vehículo, e hicieron bien, porque el golpe afectó a las baterías y se declaró un incendio.

El momento más dramático ocurrió poco después, cuando dos explosiones se sucedieron en apenas unos segundos; el fuego envolvió todo el vehículo y sólo quedó el chasis de metal. Un vídeo de Instagram, grabado por un conductor que se dirigía en la otra dirección, muestra el momento de las explosiones.

Un Tesla explota, el peligro de las baterías

La investigación aún está en proceso, por lo que sólo se conocen los detalles que el propio conductor compartió con los medios. Afirma que no superó el límite de velocidad en esa zona, 100 km/h, y que de repente el coche se estrelló contra un camión que no había visto.

Cuestionado sobre si estaba usando el Autopilot en el momento del choque, respondió que estaba usando las "ayudas a la conducción" y que él aún tenía las manos en el volante, aunque no está claro si se refería al pilot automático. Los vídeos obtenidos por la dirección de tráfico sólo muestran al coche circulando en el carril izquierdo antes de estrellarse contra el camión, según Reuters.

Este podría haber sido un accidente como cualquier otro, pero lo espectacular de las explosiones, que fueran grabadas y colgadas en Internet, y que estemos hablando de un Tesla, lo han convertido en viral.

No es la primera vez que vemos un caso semejante. En febrero, un hombre perdió la vida después de que su Tesla se incendiase y se quedase atrapado en su interior. La posibilidad de un incendio es muy real en accidentes a altas velocidades, en los que las medidas de protección de las baterías poco pueden hacer; en esos casos, las baterías pueden romperse e incendiarse, o incluso provocar explosiones como hemos visto.

Sin embargo, por ahora no hay nada que demuestre que los Tesla sean más proclives a incendiarse que otros coches, incluso comparado con coches con motor de combustión. Los casos protagonizados por los Tesla suelen ser compartidos en redes sociales y por los medios, mientras que casos semejantes de coches de combustión sólo aparecen en los sucesos.