Omicrono

Apple lanzará un iPhone con lector de huellas bajo la pantalla y FaceID

Noticias relacionadas

Cuando Apple presentó el iPhone X, se atrevió con un gran riesgo: abandonar el lector de huellas dactilares y apostar completamente por el reconocimiento facial. Una decisión que no todo el mundo creía correcta, tanto por las limitaciones tecnológicas como la costumbre de usar TouchID.

Es cierto que Apple sorprendió a todo el mundo con FaceID, su tecnología de reconocimiento facial; es capaz de identificarnos en tiempo récord y sin tener que poner el dedo en un lugar especial como antes. Pero no es menos cierto que aún no nos hemos acostumbrado a que este sea el único método de identificación biométrica disponible.

En el bando contrario, los fabricantes Android no se han atrevido a quitar el lector de huellas; y aunque han ofrecido reconocimiento facial, donde realmente se han centrado es en mover el lector de sitio (como en la trasera del dispositivo) y en desarrollar nuevas tecnologías como los lectores bajo la pantalla.

El iPhone con lector de huellas bajo la pantalla aún tardaría el llegar

Ahora el analista Ming-Chi Kuo afirma que Apple ya tiene fecha para recuperar TouchID; y lo hará con un lector bajo la pantalla en un dispositivo que se espera para los próximos 18 meses.

En efecto, al menos hasta el 2021 no podremos comprar de nuevo un iPhone que pueda leer huellas dactilares. Un retraso que evidencia que hasta no hace mucho, Apple aún seguía apostando completamente por FaceID.

De hecho, Apple no abandonaría la tecnología de reconocimiento facial, pese a lo que se había rumoreado. En vez de eso, se ofrecerán ambos métodos de identificación en el mismo móvil, para que usemos el que prefiramos. Apple se ha dado cuenta, tal vez algo tarde, de que los usuarios ya se habían acostumbrado a TouchID cuando se lo quitó.

Para mantener el diseño limpio en la trasera, Apple no tiene más remedio que desarrollar un lector bajo la pantalla. Y eso trae consigo desafíos en lo que respecta al consumo energético y el grosor del dispositivo. Es posible que Apple simplemente use una versión del lector bajo la pantalla desarrollado por Qualcomm, ahora que son amigos de nuevo (por ahora).

Kuo también adelanta que, en caso de que el Apple Watch reciba identificación biométrica, es más probable que sea con un lector de huellas, y no con FaceID; sin embargo, no ha aclarado si es algo en lo que Apple esté trabajando.

¿Estaba FaceID adelantado a su tiempo? Probablemente, ya que es raro ver a Apple dar marcha atrás en una apuesta tan clara como lo era FaceID.