Omicrono

Los primeros coches eléctricos chinos en Europa: así es el Thunder Power Sedan

Noticias relacionadas

El mercado automovilístico va a vivir su propia revolución gracias a la llegada de los coches eléctricos, y eso puede cambiar el terreno de juego como nunca. Los fabricantes que hoy dominan el mercado pueden no ser nada en diez años si no se adaptan adecuadamente; y es posible que nuevos fabricantes aparezcan de la nada para liderar el sector.

Es algo que hemos visto con Tesla, una compañía que hasta no hace mucho no existía pero que ya es toda una referencia para marcas con más de un siglo de historia. Y no será la única; esta puede ser la oportunidad perfecta para entrar en mercados que hasta ahora estaban demasiado estables. En China llevan años con el mercado europeo en el punto de mira, y ahora puede ser el momento de entrar arrasando.

En los próximos tres años esperamos un flujo continuo de nuevas marcas en el mercado europeo provenientes de China. La mayoría serán marcas de algunos de los fabricantes más importantes del país, como Great Wall.

Los primeros coches eléctricos chinos en Europa se acercan

Thunder Power será otra marca que dará que hablar. Tras un nombre que parece el título de una canción rock de los 80 hay una startup con sede en Hong Kong que se ha subido al carro de las baterías y motores eléctricos, gracias a los grandes alicientes que el gobierno otorga a los fabricantes.

Sus primeros coches eléctricos no son especialmente llamativos, pero ahí es donde reside su fuerza. Al igual que otros fabricantes chinos, la idea es ofrecer modelos en sectores populares, con la ventaja de que son eléctricos y sobre todo, mucho más baratos de lo que estamos acostumbrados.

El Thunder Power Sedan es un buen ejemplo de esto; el prototipo presentado hace ya cuatro años tenía una batería de 125 kWh para alcanzar los 650 kilómetros de autonomía. En un principio puede tener dos versiones, una de 308 caballos y otra de 429, según informa ForoCochesEléctricos.

Sus formas llaman la atención, por ser obra de la casa de diseño Zagato, que ha trabajado, entre otros con Aston Martin; aunque personalmente, la parte trasera se parece demasiado a un Lancia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aún no hay fotos del modelo final y eso es sólo un prototipo.

El plan de Thunder Power es llamativo porque sólo importará coches directamente de China al principio; en los próximos años quiere vender coches producidos en Europa, concretamente una fábrica en Charleroi, Bélgica. Inicialmente se planteó que la fábrica estuviese situada en Cataluña, pero esos planes no salieron adelante.

La producción del Thunder Power Sedan dará inicio a finales de 2019.