Coche submarino de Tesla 1

Coche submarino de Tesla 1

Omicrono

El coche submarino de James Bond se hará realidad gracias a Elon Musk

Muchos soñamos con un coche submarino de James Bond hecho por Tesla, y parece que se hará real. ¿Quién quiere un viajecito?

Noticias relacionadas

En estos momentos, Tesla está a la cabeza de la búsqueda por el coche autónomo. Su altísima tecnología y su liderazgo en el sector la hacen la pionera máxima en la conducción autónoma. Pero, ¿y qué hay de la conducción subacuática? ¿Nadie se acuerda de cuando soñábamos con el coche submarino de James Bond hecho realidad? Parece que Tesla se ha puesto manos a la obra.

Sí, la firma de Elon Musk podría estar trabajando en un coche submarino. Esto no solo catapultaría a Tesla a todos los titulares, sino que además de ser cabeza de cartel de la conducción autónoma, también lo haría en el terreno de la conducción subacuática, uno que por cierto no se ha explorado en demasía.

El coche submarino de James Bond por Elon Musk

tesla elon musk coche

tesla elon musk coche

Según recoge Futurism, en una reunión de accionistas el pasado martes, el CEO de Tesla Elon Musk desveló que la firma automovilística tiene un diseño para un coche submarino. Sí, a nosotros también nos ha venido a la cabeza el mítico coche submarino de James Bond de los años 70.

Business Insider asegura que, cuando se le preguntó al magnate sobre esto, respondió que “es gracioso que mencione que … tenemos un diseño para un automóvil submarino como el de ‘La espía que me amó'”. Esta película, de los años 70, es la décima entrega de la saga James Bond en la que pudimos ver concretamente a este coche submarino, un Lotus Spirit. Es difícil pensar que Tesla reutilice un diseño que, aunque icónico, es obsoleto por lo que nos imaginamos un Tesla capaz de sumergirse bajo el agua.

En la cinta del año 1977 pudimos ver un Lotus Spirit convertirse en submarino e incluso podemos ver cómo el coche atraviesa el lecho marino. Elon Musk parece que se fijó claramente en este momento, ya que en palabras del magnate: “Pensé que era lo mejor que he visto en una película”.

No es para menos. Elon Musk compró ese mismo modelo, el Lotus Spirit, en 2013 por un millón de dólares. A Elon Musk “le decepcionó” el ver que, obviamente, no se podía convertir en submarino según palabras dichas a los accionistas. La bomba cayó con estas: “Lo que voy a hacer es actualizar [mi propio Lotus] con un tren motriz eléctrico Tesla e intentar transformarlo de verdad”.

elon musk

elon musk

Sobre la conducción subacuática, no hay mucho mercado. Ya de por sí el tema de los coches de súper lujo es propio de un nicho de mercado que alude a los más millonarios, por lo que sería difícil que un coche submarino de Tesla saliera rentable. Musk lo deja claro: ese mercado sería pequeño. “Pequeño, pero entusiasta”.

No vamos a negarlo; nuestra alma más amante de la ciencia ficción anhela con todas sus ganas un coche submarino de James Bond fabricado por Elon Musk. Desgraciadamente, viendo todos los avances que se han hecho en este campo, no nos equivocamos al decir que pasará bastante tiempo antes de que veamos tal avance. Si es que lo vemos algún día…