router internet

router internet

Omicrono

Se acerca el "día 768k", en el que millones de internautas perderán la conexión

El 768k Day es el día en el que routers de todo el mundo dejarán de funcionar. Es un problema bien conocido, pero no se ha evitado.

Noticias relacionadas

La expansión de Internet en todo el mundo es uno de los grandes logros de la humanidad en las últimas décadas. Miles de millones de personas se conectan ya a Internet de una manera o de otra, creando una red literal que nos une. Suena muy bonito, pero la verdad es que su funcionamiento no lo es.

Y es que los creadores de Internet no se imaginaban ni en sus sueños que esta “red de redes” iba a alcanzar el tamaño que tiene. En los inicios de Internet, apenas había ordenadores. La población mundial era mucho menor, y la proporción de usuarios con acceso a sistemas capaces de conectarse a Internet era ínfima. Había sitio para todos, algo que ya no es cierto.

El día 512K, cuando buena parte de Internet se desconectó

A falta de una revolución que nunca llegó, la Internet actual está compuesta de parches y soluciones “temporales” que llevan décadas en uso. Y a veces, eso se nota. A veces, las limitaciones de Internet se hacen evidentes y nos quedamos sin conexión. Es lo que ocurrió el 12 de agosto de 2014, el ahora conocido como el “Día 512k”. Ese fue el día en el que cientos de operadoras de Internet se cayeron al mismo tiempo en todo el mundo; incontables conexiones se perdieron y la confusión reinó en las redes sociales.

internet mundo conexion

internet mundo conexion

Aún hoy en día hay cierta polémica sobre los hechos que ocurrieron ese día, pero una cosa está clara: la tabla de enrutamiento global superó los 512 kilobytes de tamaño, y fruto de esto una buena cantidad de routers, especialmente los más viejos, fallaron al momento.

Para comprender el significado, hay que saber que Internet no es una red caótica en la que todo el mundo está conectado directamente con todo el mundo. En vez de eso, existen los Sistemas Autónomos (AS por sus siglas en inglés), grupos de redes independientes a través de las cuales nos conectamos a Internet. Por ejemplo, una operadora tiene su propio AS, aunque también grandes organizaciones con muchos sistemas conectados a Internet.

Para que tú puedas conectarte a un servidor que está en la otra punta del mundo, es necesario saber qué ruta vas a coger; es decir, cómo tu petición va a salir de tu AS, entrar en el AS en el que está el servidor, y llegar al servidor. Para ello, es necesario que el router sepa qué direcciones IP están en qué AS. Esa es la tabla de enrutamiento global, que se actualiza constantemente con nuevas entradas que indican rangos de direcciones IP y cómo conectarse a ellas, usando el protocolo BGP.

Por qué una simple tabla tiene la culpa de tantos problemas

Inicialmente, la idea es que todo el mundo que se conectase a Internet tuviese su propia dirección IP, compuesta de cuatro octetos de bits; por ejemplo, 192.168.1.1. (la dirección que tiene tu router). Sin embargo, la cantidad de dispositivos conectados ya supera ampliamente la cantidad de direcciones posibles con esa cantidad de bits. Existen alternativas, como usar IPv6 (que tiene seis octetos de bits en vez de cuatro), pero como decíamos, esa es una revolución para la que nadie está listo.

sistemas autonomos internet network encyclopedia

sistemas autonomos internet network encyclopedia

La alternativa es que cada AS incluya un prefijo, que se añada a la tabla de enrutamiento, que añada información adicional de cómo hay que realizar la conexión. Y aquí es donde entra el problema: la tabla de enrutamiento se está haciendo demasiado grande.

El pasado 12 de agosto de 2014 la tabla de enrutamiento superó los 512 KB. La operadora estadounidense Verizon añadió 15.000 nuevas rutas de golpe, algo inesperado. Muchos routers tenían asignados 512 KB para la tabla de enrutamiento; así que cuando se actualizaron con la nueva tabla, simplemente no tenían suficiente memoria para gestionarla. Como resultado, routers de todo el mundo perdieron la conexión, y con ellos, los usuarios y empresas.

La historia se repite en el 768k Day

La historia está cerca de repetirse. Según informa la cuenta de Twitter BGP4-Table, el tamaño de la tabla global de enrutamiento se está acercando a los 768 KB. Ese es el tamaño de memoria que tienen asignados muchos routers para la gestión de la tabla y los prefijos, el siguiente “salto” después de 512 KB.

Por lo tanto, los expertos han advertido que es muy posible que pronto veamos una repetición de los problemas de hace cinco años; y que muchos usuarios pierdan la conexión a Internet de repente. Es un problema bien conocido, y para el que hay soluciones sencillas que no implican cambiar el router (es una simple asignación de memoria); pero aún así, hay muchas empresas que no han hecho los “deberes”.

No hay una fecha concreta para este “día 768K”; al fin y al cabo, depende de cuántas nuevas entradas metan las operadoras. Pero se calcula que podría ocurrir a lo largo del próximo mes al ritmo al que se está llenando la tabla.