uber volvo xc90 coche autonomo

uber volvo xc90 coche autonomo

Omicrono

Los coches autónomos son prohibidos por el accidente mortal de Uber

Arizona, el estado donde se produjo el accidente mortal del Uber autónomo, ha prohibido las pruebas y la conducción de coches autónomos.

Noticias relacionadas

El estado donde se produjo el accidente mortal del Uber con un Volvo autónomo, Arizona (Estados Unidos), ha prohibido a la compañía de transporte realizar más pruebas con vehículos autónomos por «riesgos inaceptables», tal y como declara en una carta enviada al CEO de Uber. El accidente, que ocurrió la semana pasada, tuvo como resultado la primera muerte en la que se ve implicada un coche autónomo, o al menos que esté documentada.

La mujer cruzó a una carretera por la que los coches pueden conducir a 35 millas (unos 56 km/h), y prácticamente se arrojó desde las oscuridades y sin mirar. El coche, por su parte, una vez que la mujer quedó iluminada por los faros del mismo, ni siquiera hizo un amago de frenar (igualmente, aunque no la viese, tendría haberlo hecho antes por los faros infrarrojos); la mujer que estaba al volante por si acaso ocurría algo, simplemente no reaccionó porque se dió cuenta del golpe una vez se había producido (estaba distraída).

La policía de Tempe, Phoenix, Arizona (EEUU), donde concretamente se produjo el accidente, inicialmente declaró que el coche no tuvo la culpa pues ni siquiera un humano podría haberlo evitado, pero el vídeo publicado podría indicar precisamente lo contrario, pues el coche percibió a la mujer con un segundo de antelación (a lo mejor, al frenar el golpe hubiera sido menor y hubiera sobrevivido, aunque con daños).

No más coches autónomos en Arizona

«La policía de Tempe dio a conocer el vídeo previo al incidente. El vídeo me pareció perturbador y molesto y plantea muchas preguntas sobre la posibilidad de que Uber continúe operando en Arizona». «En el mejor interés de la gente de mi estado, he ordenado al Departamento de Transporte de Arizona que suspenda la capacidad de Uber de probar y operar vehículos autónomos en las carreteras públicas de Arizona. Arizona no tolerará nada menos que un compromiso inequívoco con la seguridad pública».

El gobernador Ducey tampoco deja abierta la puerta para los coches autónomos en un futuro próximo, por lo que ni Uber ni otras compañías podrán seguir realizando pruebas de vehículos autónomas durante un largo tiempo, o al menos según las declaraciones del actual gobernador. Los siguientes, en cambio, podrían volver a proponer la vuelta de este tipo de pruebas.

Uber, igual que otras compañías como Toyota (que nada tienen que ver con el accidente), han suspendido sus pruebas con vehículos autónomos hasta que se finalice la investigación exhaustiva que se está realizando en el caso de Uber; en el caso de Toyota y otras compañías, las pruebas se suspendieron para que los conductores de emergencia de los coches autónomos se recuperasen del susto.