union europea-ue

union europea-ue

Omicrono

La UE acaba de darse a si misma el poder de bloquear cualquier página web sin orden judicial

La nueva ley aprobada en el Parlamento Europeo permitirá a los gobiernos bloquear webs sin orden judicial, en nombre del consumidor.

Noticias relacionadas

Una nueva ley ha metido de tapadillo la posibilidad de bloquear webs sin orden judicial en la Unión Europea.

Ya se sabe cómo son los políticos y sus leyes, con nombres que no tienen nada que ver con lo que realmente hacen; como la “ley de protección de los consumidores” aprobada por el Parlamento Europeo, que según algunos parlamentarios ha terminado suponiendo todo lo contrario, reduciendo o quitando algunas protecciones ya existentes. Por ejemplo, la compensación a los consumidores se vuelve voluntaria, por lo que sólo los que sepan de esto pueden pedirla.

Una ley de protección del consumidor acaba afectando a la Web

No solo eso, sino que esta ley, aprobada el pasado 14 de noviembre, incluye una trampa, un texto que permitiría a la UE bloquear webs a su antojo. Sí, recordemos que estamos hablando de una ley de protección de consumidores.

Así lo ha denunciado Julia Reda, la parlamentaria europea más destacada en la defensa de la neutralidad de la red y el funcionamiento de Internet; pero en esta ocasión su denuncia no ha podido hacer nada frente a la mayoría de los europarlamentarios.

La nueva ley incluye una provisión por la que las autoridades de protección de consumidores de cada país miembro pueden ordenar el bloqueo de páginas web. Es notable que estas organizaciones podrán ordenar el bloqueo sin necesidad de obtener una orden judicial; un extremo que normalmente se reserva a casos de enaltecimiento del terrorismo. Sin embargo, recientemente los gobiernos nacionales han creado sus propias leyes para bloquear webs de manera arbitraria; por ejemplo, para cerrar webs “piratas”.

candados

candados

Esta orden puede ser enviada a cualquier proveedor de Internet; por lo tanto, esta ley obliga a los proveedores a contar con los medios necesarios para cumplir la orden, si esta llega. En otras palabras, la ley acaba de ordenar la creación de un sistema para bloquear webs a nivel europeo, sin necesidad de aprobación de un juez. Es como una ley Sinde, pero a lo grande.

Para Julia Reda, el mayor peligro es que este sistema pueda ser abusado por los gobiernos. Que la llamada “protección de los consumidores” se pueda usar como excusa para bloquear cualquier web; sólo es necesario reescribir la excusa hasta que encaje vagamente. Oficialmente, este bloqueo está pensado para acabar con tiendas web que estafen a sus usuarios.

Cómo la ley se ha cambiado para bloquear webs sin orden judicial

descargas-torrent-web

descargas-torrent-web

Reda pone como ejemplo el reciente caso del bloqueo de webs relacionadas con el referéndum catalán, que fue posible gracias a que en España ya existe la infraestructura necesaria para bloquear webs que comparten material pirata.

Esta ley supone un gran cambio respecto a lo que estaba planteado inicialmente; el borrador de la ley incluía la posibilidad de borrar contenido que vulnerase las leyes de protección de los usuarios, pero no de bloquear el acceso a las webs. Además, se incluía el requisito de la autorización judicial para proteger los derechos fundamentales de los usuarios.

Sin embargo, desde aquel borrador el texto ha sufrido cambios propuestos por los gobiernos de los estados miembros, no por la Comisión Europea. Son estos gobiernos los que han buscado ese poder para bloquear webs.

La nueva ley es una regulación de ámbito europeo, así que los países miembros no tienen que crear nuevas leyes nacionales para adoptarla.