zuckerberg facebook

zuckerberg facebook

Omicrono

Las reglas secretas de Facebook que protegen a hombres blancos, pero no a niños negros

Las reglas secretas de Facebook para borrar publicaciones han sido filtradas, y nos hablan de decisiones sorprendentes y polémicas.

Noticias relacionadas

Las reglas secretas de Facebook para borrar publicaciones incluyen ejemplos que dicen mucho de la filosofía actual de la compañía.

Cuando tienes dos mil millones de usuarios, es inevitable que haya rencillas; incluso más, es inevitable que algunos usuarios quieran directamente asesinar a otros. Tal es la naturaleza humana, y Facebook, como reflejo del mundo real, no se escapa.

La gran diferencia es que Facebook no es un planeta, es una compañía; y por lo tanto, ante todo busca su supervivencia y su provecho. Cada vez que Facebook toma una decisión que pensamos que no tiene sentido, es por una sola razón: porque le conviene.

Las reglas secretas de Facebook para borrar publicaciones

Esto es cierto para cualquier otra empresa, por supuesto; pero ninguna otra tiene el alcance y el poder que tiene Facebook para decidir de qué es lo que se puede hablar. Y cómo puedes hacerlo. Para ello, Facebook ha creado cientos de reglas que son usadas por un algoritmo interno y sus trabajadores.

En Propublica han tenido acceso a unos supuestos documentos internos de Facebook muy reveladores; explican cómo la compañía decide borrar algunas publicaciones y dejar otras, cómo decide castigar unos comportamientos e ignorar otros.

Pongamos dos ejemplos de post en Facebook. Uno de ellos pide la muerte de todos los hombres blancos; otro pide la muerte de todos los niños negros. Según las reglas de Facebook, el primer post se borrará, pero no el segundo; sí, por increíble que parezca.

facebook censura 1

facebook censura 1

El motivo es que “hombres blancos” son dos subcategorías que están protegidas en Facebook, mientras que en “niños negros” hay una subcategoría que no está protegida. La lista de categorías protegida es:

  • Raza.
  • Sexo.
  • Identidad de género.
  • Afiliación religiosa.
  • Origen nacional.
  • Etnia.
  • Orientación sexual.
  • Enfermedades y discapacidades importantes.

“Hombres” es una categoría de Sexo y “blancos” es de raza. Por contra, “niños negros” sólo “negros” es una categoría protegida, y por lo tanto se permite atacarles. La edad no es una categoría protegida, como tampoco lo es la clase social, la religión (en general), los países, la apariencia personal y la ocupación.

La clave para entender esto es que Facebook prefiere proteger grandes grupos en vez de grupos pequeños; no le gusta cuando generalizamos demasiado, pero no le importa tanto si nuestro problema es con un conjunto concreto de gente.

Qué es lo que se puede y no se puede decir en Facebook

La categoría “inmigrante” ha sido la más complicada para Facebook por esta razón; la compañía tuvo que cambiar su política después de que la crisis de refugiados de Siria provocase un aumento descomunal en post que insultaban a este colectivo.

En la actualidad es una categoría “cuasi-protegida”, en el sentido de que los únicos inmigrantes protegidos son aquellos que cruzan bordes internacionales con la intención de conseguir residencia. Sin embargo, esta protección no es completa

Es perfectamente válido decir que “los inmigrantes son vagos y sucios” porque “vago” y “sucio” no son calificativos “deshumanizantes”. También se puede decir que los inmigrantes son “ladrones”, pero no que son “violadores”; en cambio, sí se puede decir que “inmigrantes adolescentes van a por nuestras hijas” porque se refiere a un subconjunto.

La importancia de los bordes internacionales no es casualidad; Facebook tiene que llevarse con cada país, y eso le ha llevado a borrar post sobre Palestina o Crimea, regiones que no están internacionalmente reconocidas por todos los países.

facebook censura 2

facebook censura 2

Las reglas también afecta a símbolos como la esvástica, relacionada con el movimiento nazi, pero que no es prohibida siempre y cuando sea para enviar un mensaje político.

Como veis, incluso conociendo las reglas todo es bastante lioso; no es de extrañar que cada dos por tres salte un escándalo.