internet-controlado-bots

internet-controlado-bots

Omicrono

Los bots han conquistado Internet

Un estudio ha revelado que los bots han conseguido controlar la mayor parte del tráfico web, por encima de los seres humanos.

Noticias relacionadas

Internet se ha vuelto algo imprescindible en la vida de millones de personas en todo el mundo. Esto es algo con lo que seguro que estáis de acuerdo aquellos que estéis leyendo estas líneas.

La red es inmensa, mucho más grande de lo que podemos llegar a imaginar y está plagada de bots. De hecho, están por todas partes.

La mayoría de los visitantes de sitios web no son seres humanos, sino que son bots o programas que han sido diseñados para realizar tareas de manera automatizada. Algunos de estos bots ayudan a actualizar tu feed de Facebook o tratan de averiguar cómo clasificar los resultados de búsqueda de Google.

Los bots están dominando el tráfico web, ¿qué son?

Por supuesto, tal y como ocurre con los humanos, no todos los bots están diseñados para realizar “buenas acciones”. Existen bots que se hacen pasar por humanos y llevan a cabo ataques DDoS que pueden resultar devastadores.

Para que os hagáis una idea, los bots, ya sean buenos o malos, son responsables del 52% del tráfico web, según se ha podido conocer a través de un nuevo informe de la prensa de seguridad Imperva. Esta estadística es bastante significativa porque representa un aumento desde el informe emitido el año pasado, el cual indicó que el tráfico humano había superado el de los bots por primera vez desde al menos 2012.

internet-controlado-bots-2

internet-controlado-bots-2

Ahora, el último estudio, que se basa en un análisis de casi 17 millones de visitas a sitios web de entre 100.000 dominios, muestra que los bots están dominando nuevamente el tráfico web. No solo eso, sino que los bots nocivos tienen ventaja sobre los bots creados para ayudar, los cuales fueron responsables del 29% y el 23% de todo el tráfico web, respectivamente.

La estadística más alarmante en este informe es también la tendencia más persistente que podemos observar”, señala Igal Zeifman, director de marketing de Imperva. “Durante los últimos cinco años, muchas webs de terceros han recibido el ataque de uno de estos bots maliciosos.

Para que lo podáis entender mucho mejor: más del 94% de los 100.000 dominios incluidos en el informe experimentaron al menos un ataque bot durante el periodo de 90 días que duró el estudio de Imperva.

El futuro de internet estará dominado por bots

Los sitios web que no son tan populares tienden a atraer más visitas por parte de estos bots. “Los bots con buenas intenciones rastrearán tu sitio web y los bots malos tratarán de hackearlos sin importar lo popular que pueda llegar a ser. Incluso seguirán visitando un dominio que carezca de tráfico humano”, dijo Zeifman.

internet-controlado-bots-4

internet-controlado-bots-4

Cabe señalar que aunque los bots estén interesados en los sitios web incluso cuando los humanos no lo están, la actividad bot tiende a reflejar el comportamiento humano online. Por ejemplo, el bot de ayuda más activo hoy en día es el que se conoce como “feed fetcher”, y es el tipo de bot que ayuda a actualizar el feed de Facebook de una persona en la aplicación móvil del sitio.

Los bots de los motores de búsqueda, las arañas comerciales de extracción de datos y los bots de monitoreo de sitios web están entre los otros bots útiles que se pueden encontrar en la red.

Existen bots de captura de datos que hacen su trabajo de una manera prácticamente indetectable, mientras que otros bots son más fáciles de detectar. De hecho, los bots y las personas se encuentran a menudo.

internet-controlado-bots-5

internet-controlado-bots-5

Pero los verdaderos “villanos” de esta historia son los bots que imitan a aquellos que tienen buenas intenciones para realizar ataques DDoS. Tal y como señalan desde The Atlantic, estos representaron alrededor del 24% del tráfico global de la red durante el año pasado.

Lo cierto es que aunque la red ya está plagada de bots, apenas estamos comenzando a vislumbrar como la era de los bots toma forma.