xbox one ps4

xbox one ps4

Omicrono

Todo sobre la política de juegos usados y conexión a internet en la Xbox One y PlayStation 4

Noticias relacionadas

Ya ha finalizado el E3, el evento más importante sobre videojuegos de todo el mundo. Esta edición nos ha dejado grandes noticias, destacando sobre todo la aparición de las dos nuevas consolas estrella de Microsoft y Sony: Xbox One y PlayStation 4, las cuales llegarán a las tiendas a finales de este año. Pero la llegada de estas consolas no ha sido discreta como muchos esperaban, sino que han causado revuelo y sobre todo mucha polémica.

En el evento que tuvo lugar hace varios meses, Microsoft afirmó que la Xbox no necesitaría conexión a internet permanente para funcionar. Sin embargo, en estas palabras había un vacío por el que Microsoft podía escapar y eso es lo que hizo semanas después con la confirmación de que la Xbox One necesita conectarse a internet como mínimo cada 24 horas. Es decir, con las primeras declaraciones todos interpretamos que no tiene ningún requisito en lo que a conexión a internet se refiere, pero la realidad es que sí que lo tiene, aunque no es permanente.

La PlayStation 4, por su parte, no requiere conexión permanente a internet o al menos eso dijo Sony en el momento de su presentación. Esperemos que no cambien de opinión en el futuro y se mantengan así durante todos los años de vida de la PlayStation 4.

El segundo centro de polémica se ha centrado en el DRM, o lo que se conoce como “Gestión Digital de Derechos”, que básicamente consiste en un sistema que se asegura de que los videojuegos solo funcionarán en la consola del comprador y no en ninguna otra. Este sistema, al parecer, viene incorporado tanto en la Xbox One como en la PlayStation 4 a pesar de que ninguna de las compañías responsables lo reconoció en su momento. Eso sí, la forma en la que se ha implementado en ambas consolas es bastante diferente:

  • En la Xbox One el DRM es obligatorio. Todos los juegos que se vendan para esta consola incorporará este sistema de protección que asociará cada juego a tu consola y a tu cuenta de Xbox Live.
  • En la PlayStation 4 el DRM es opcional. Es decir, la consola está preparada para el DRM, pero quedara en manos de los creadores de los videojuegos su activación o no. Es decir, puede algunos juegos tendrán DRM y otros no, aunque Sony espera que no lo activen.

Evidentemente, la política de Microsoft no ha gustado a ninguno de los usuarios pues impide la continuación del alquiler de videojuegos, el mercado de videojuegos de segunda mano y los clásicos préstamos de videojuegos entre amigos y familiares. Es por esto que muchos han comenzado a quejarse por las redes sociales a las cuentas de soporte de Microsoft, creando aún más revuelo.

Pero no es todo, hay más polémicas y restricciones en la Xbox One

tweetmicrosofxbox

tweetmicrosofxbox

Como podéis ver en el tweet, si te “banean” la cuenta de Xbox Live, no podrás volver a jugar a tus videojuegos pues estos están asociados a esta cuenta. En el caso de la Xbox 360, si te “baneaban” la consola, al menos podrías seguir jugando offline. No obstante, tras ver la polémica que causó este tweet, Microsoft aclaró que eso era para la 360 y no para la One; al parecer aún no se sabe cómo funcionará esto en la nueva One. Personalmente, creo que sí era tal y como dijeron en un primer momento, pero lanzaron este segundo tweet para enfriar un poco el ambiente.

Pero esta no es la última polémica que ha surgido alrededor de la Xbox One. Uno de los directivos de Microsoft dijo ante las cámaras que “si no puedes mantener una conexión permanente para la Xbox One, comprate una Xbox 360”. Este tweet causó también mucho revuelo en las redes sociales y provocó que el enfado con Microsoft aumentase aún más.

xboxtweetsupport

xboxtweetsupport

Otro centro de polémica ha sido que la Xbox One no funcionará en determinados países. Es decir, si yo compro una Xbox One en España y por cualquier motivo tengo que viajar a un país no aprobado por Microsoft, no podré jugar con mi consola hasta que vuelva a mi país. ¡Otro minipunto negativo para Microsoft!

Y el último, otra cosa que no ha agradado a los usuarios es que Kinect permanecerá encendido todo el día pues es el único mecanismo para activar la consola. Esto es doblemente preocupante:

  • Si se daña Kinect o no estamos en su campo de visión, no podremos encender la consola de ninguna otra forma.
  • Con la polémica sobre el PRISM tan reciente, los usuarios desconfían de que una cámara les esté vigilando constantemente las 24 horas del día.

Sin duda el lanzamiento de la Xbox One ha causado una gran polémica en todos los sentidos. Viendo lo visto, la única opción que le queda a Microsoft es rectificar y adoptar el mismo modelo que Sony, pues puede que se vean muy perjudicados por estas decisiones.