Qué ver y hacer en la Isla de Gran Canaria, lugares para ver en Lanzarote o todos los planes que deberías hacer en Ibiza, son algunas de las recomendaciones sobre grandes islas que estamos más acostumbrados a ver, pero ¿Y el resto de islas españolas no tan visitadas? En ellas hemos querido centrarnos esta vez y concretamente en todos sus innumerables encantos que no deberías dejar pasar y que no tienen nada que envidiar a las grandes islas.

Todas ellas destinos perfectos si lo que buscas es un viaje 'slow', en el que relajarte sin grandes resorts, sin aglomeraciones y rodeado por los mejores entornos de naturaleza y playas de aguas cristalinas. Islas españolas ideales para visitar este mes de septiembre e incluso para los próximos meses de otoño y de las que te aseguramos que no querrás irte. ¿Nos acompañas?

  • 1 de 7

    Cabrera (Islas Baleares)

    La isla de Cabrera es uno de esos lugares que atrapa por su exuberante naturaleza y sus playas de aguas cristalinas, pero también uno de esos destinos a los que casi nunca da tiempo a ir y que siempre acaban quedando en la lista de destinos pendientes, aún a pesar de encontrarse a no más de diez kilómetros al sur del cabo de la costa de Mallorca. Este es un archipiélago formado por 19 islotes que fue declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre en 1991 y cuyo maravilloso entorno ofrece a todos los visitantes la posibilidad de encontrarse en un lugar de ensueño rodeado de naturaleza virgen y alejado de la masificación. Una auténtica joya del Mediterráneo.

    Esta isla no cuenta con habitantes desde el año 1991, pero lo que sí puede encontrarse en ella y tanto en el agua que la rodea como en la costa, es una abundante flora y fauna con más de cuatrocientas especies botánicas, doscientos tipos de peces, crustáceos, aves marinas, moluscos, reptiles, mamíferos terrestres y aves rapaces (algunas de ellas en peligro de extinción).

    Pero si tu interés se encuentra en las playas de esta isla, te aseguramos que en ellas podrás disfrutar de la más absoluta tranquilidad, de la abundante naturaleza que las rodea y de unas aguas cristalinas que invitan al baño y que pueden estar rodeadas de arena, piedras o de grava. Algunas de las más bonitas y que no deberías olvidar visitar son Es Palmador, Sa Platgeta, Cas Pagés (la más extensa de la isla) o la Cala Santa María, entre otras.

    En cuanto a sus visitas imprescindibles, no podrás olvidarte de visitar el Castillo cuya construcción data de nada menos que el siglo XIV y que formó una parte crucial en la defensa de la isla de los piratas y corsarios, el Faro de N’ensiola, donde tendrás las mejores vistas de la isla; su jardín botánico o la cueva azul, donde a partir de mediodía los rayos del sol conceden a esta cueva un llamativo color azul y en la que está permitido el baño y el snorkel.

  • 2 de 7

    Formentera (Islas Baleares)

    Dentro de las Islas Baleares, Formentera también es una de esas paradas imprescindibles y que no siempre nos damos la oportunidad de hacer. Una de las islas más bellas, pero también una de las más pequeñas con tan solo 69 kilómetros de litoral. Eso sí, sus impresionantes playas y espectaculares calas de aguas cristalinas, además de su naturaleza te dejarán seguro con ganas de volver una y mil veces y es que su entorno es capaz de trasladarte al mismísimo Caribe. A diferencia de la Isla de Cabrera, la isla de Formentera sí cuenta con habitantes y suele estar más frecuentada sobre todo en los meses de verano, precisamente por eso y si lo que buscas es disfrutar de ella con un poco más de tranquilidad los meses de septiembre y octubre son los mejores para visitarla.

    Sus playas de Ses Illetes, Cala Saona, Caló d’Es Mort o sus faros, como el famoso Faro de Cap de Babaria de la película ‘Lucía y el Sexo’, el Faro de la Mola con sus impresionantes vistas o el Faro de la Savina, son visitas imprescindibles en la isla, al igual que sus numerosos molinos harineros.

    Otro de esos lugares que merecen una parada durante tu visita, es el Parque Natural de Ses Salines declarado Bien de Interés Cultural y donde sus aguas de tono rosado y violeta te asegurarán un paisaje de ensueño y las mejores instantáneas. Tampoco dejes de visitar sus mercadillos artesanales, su puerto de Es Caló de San Agustín, sus infinitos atardeceres y por supuesto, aprovecha sus aguas cristalinas y llenas de vida para disfrutar más que nunca del submarinismo o en snorkel, dos actividades imprescindibles en esta isla.

  • 3 de 7

    Fuerteventura (Islas Canarias)

    Una isla salvaje, desértica, en la que no faltan los volcanes, las playas paradisíacas o un paisaje espectacular de montañas y naturaleza, así es Fuerteventura. Una isla en la que, no solo encontrarás algunas de las mejores playas de España e incluso del mundo, sino que también es uno de los destinos predilectos por los amantes del surf. Sus pueblos llenos de encanto, sus increíbles miradores en plena montaña y por supuesto su gastronomía típica Canaria harán que te enamores por completo de esta isla.

    La playa de Sotavento, del Risco del Paso, la del Mal Nombre, la playa del Matorral, la de Cofete o la de los Charcos, son algunas de las playas más bonitas de la isla y que es más que obligado que visites. En esta isla también destacan sus faros, los cuales te garantizarán vistas inmejorables de esta isla, en concreto te recomendamos el de Punta Pesebre, Punta Jandía o el de La Entallada, entre otros.

    No dejes de visitar sus famosas Dunas de Corralejo, el bonito pueblo de Betacuria, la Península de Jandía o su volcán Calderón Hondo, al que podrás acceder a través de una bonita ruta a pie y tras la que podrás subir por un sendero para asomarte a su impresionante cráter. Un auténtico espectáculo que no puedes irte sin ver en la isla.

  • 4 de 7

    La Graciosa (Islas Canarias)

    La Isla de la Graciosa también forma parte de las Islas Canarias y también es otra de esas islas que te dejará sin palabras. Un destino sin coches, sin carreteras, sin contaminación y sin tanta masificación como otras islas más turísticas. Un verdadero paraíso con apenas 29 kilómetros cuadrados de playas vírgenes de aguas turquesas y de puro paisaje volcánico, calles de arena, preciosas casitas blancas y paisajes que no tienen nada que envidiar con el resto de islas mayores de Canarias.

    En definitiva, si lo que buscas es naturaleza en estado puro, sin aglomeraciones, sin grandes resorts y en la que poder descansar y disfrutar como nunca del buceo, el snorkel o el senderismo, la también conocida como la octava de las islas Canarias es tu isla. A ella podrás llegar en barco desde Lanzarote.

    Caleta de Sebo es una de las poblaciones más importantes de esta isla y donde podrás encontrar la mayoría de restaurantes y alojamientos, por lo que es una de las primeras visitas que seguramente harás en la isla de La Graciosa. Por otro lado, la pequeña población de Pedro Barba, la cual suele estar habitada solo en verano también es otra de esas visitas obligadas. Al igual que la Montaña Amarilla, la cual es uno de los cuatro conjuntos volcánicos de La Graciosa y que destaca por su llamativo color amarillo, o la Montaña Bermeja, que te asegurará unas vistas inmejorables del archipiélago.

    En cuanto a sus playas vírgenes y calas, algunas de las más famosas son la playa de la Cocina, la playa de la Francesa de arena blanca y aguas muy transparentes o la playa de las Conchas.

  • 5 de 7

    El Hierro (Islas Canarias)

    Piscinas naturales teñidas de azul turquesa, paisajes casi lunares, miradores con vertiginosas vistas y paisajes volcánicos únicos. Todo esto es lo que encontrarás en la isla de El Hierro en las Islas Canarias, una de las islas más pequeñas del archipiélago canario.

    Una isla de ensueño en la que la roca volcánica y las aguas transparentes son las claras protagonistas, sobre todo en el Charco Azul, uno de los rincones que no puedes irte sin visitar en esta isla. Otro de esos paisajes repletos de naturaleza virgen y salvaje es el que encontrarás en el Monumento Natural de las Playas, un lugar ubicado al sur de la isla y en el que sus altísimos e imponentes acantilados, que caen sobre el mar y a través de largas playas de arena volcánica, te regalarán uno de esos paisajes difíciles de olvidar.

    Tamaduste, la Piscina natural La Maceta, La Playa de Tacorón, El mirador de la Peña, el bosque de laurisilva de La Llanía o el famoso sabinar con sus ramas y raíces retorcidas y su increíble inclinación a causa del fuerte viento, son algunas de esas visitas imprescindibles en la isla.

  • 6 de 7

    Tabarca (Alicante)

    Bonitas calas y playas, un clima inmejorable durante todo el año, una excelente gastronomía, tranquilidad y otro de los mejores destinos para disfrutar de la práctica de snorkel. Tabarca es otra de esas islas españolas repletas de encanto y la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Otro de esos destinos que a menudo pasan desapercibidos y que deberías visitar al menos una vez en la vida. De Tabarca también podrás disfrutar en su máximo esplendor durante los meses de septiembre y octubre y a ella podrás llegar en barco desde los puertos de Benidorm, Calpe, Villajoyosa, Alicante o Santa Pola.

    Una isla que en el pasado estuvo frecuentada por griegos y piratas y que encontrarás dividida en dos zonas diferenciadas por un itsmo. Una parte occidental repleta de casas de colores, en la que destaca la antigua muralla y una parte oriental marcada por el color ocre y las chumberas, además de su faro y numerosas calas secretas repletas de encanto.

    La Iglesia de San Pedro y San Pablo, ubicada en el interior de la muralla, la antigua Casa del Gobernador; el museo Nueva Tabarca, la Torre de San José, la playa central, la Cueva del Llop Marí y por supuesto sus restaurantes, son visita obligada en Tabarca.

  • 7 de 7

    Isla Ons (Parque Nacional de las Islas Atlánticas)

    Esta pequeña desconocida que encontrarás en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, al igual que las famosas Islas Cíes, garantiza a todo visitante un entorno incomparable y repleto de naturaleza y playas de arena blanca y fina. La isla Ons junto con su hermana la Isla de Onza, pertenece al municipio de Bueu y se encuentran cercanas a Sanxenxo. La única forma de acceder a esta isla es a través de un barco, ya sea a través de una embarcación privada o a través de una compañía naviera.

    La mejor manera de conocer esta isla es visitar cada uno de sus rincones explorando sus playas paradisíacas y sus rutas de senderismo. Algunas de las playas que son visita obligada en la isla son: la playa de Melide (la más bonita del archipiélago), la Playa de Canexol o la Playa de Pereiró, entre otras. Pero como te hemos adelantado, las rutas de senderismo también son una buenísima opción para conocer algunos de los rincones más únicos de la isla, por lo que las rutas de senderismo autoguiadas o por libre y con mapa o track en mano, serán otro imprescindible en Isla Ons. La Ruta Sur, la Ruta Norte o la Ruta do Castelo son algunas de las más frecuentadas y conocidas.

Alba Llano Olay