El presidente de EEUU, Donald Trump, en una imagen de octubre de 2017.

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una imagen de octubre de 2017. Yuri Gripas Reuters

EEUU Medios de comunicación

Trump, enfurecido después de que un alto cargo de la Casa Blanca hable de "resistencia interna"

  • El New York Times publica una columna anónima donde un funcionario de la Casa Blanca habla de "resistencia interna para evitar el comportamiento errático" de Trump.
  • La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha pedido al autor del texto que "dimita", mientras que el presidente le ha tildado de "cobarde".

El presidente de EEUU, Donald Trump, calificó este miércoles de "cobarde" el artículo de opinión en el que un alto funcionario de su Gobierno le critica duramente de forma anónima en el diario The New York Times, mientras que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, exigió al autor del texto que "dimita".

"Así que el fracasado New York Times tiene una tribuna anónima, ¿Pueden creerlo? Anónima. Lo que quiere decir cobarde. Una tribuna cobarde", dijo Trump durante una reunión en la Casa Blanca con decenas de alguaciles de todo el país.

La columna -anónima como refiere Trump- relata una "resistencia interna" dentro de la Casa Blanca, para evitar que el presidente y su "comportamiento errático" perjudiquen a EEUU. Es la primera vez que el diario estadounidense publica un artículo sin firma en sus páginas. Lo hace para proteger el autor, un funcionario de la Casa Blanca, que ocupa una posición de responsabilidad y que se dice "parte de la resistencia contra las posiciones irascibles de Trump".

Un alto cargo de la Casa Blanca desvela un trabajo interno del Gobierno para frustrar la agenda de Trump.

El autor asegura que el comportamiento de Trump sería mucho más nocivo para el país de no ser por "los héroes anónimos dentro e la casa Blanca que se esfuerzan por contener las malas decisiones del Ala Oeste, pese a que no siempre lo consiguen". Y vá más lejos aún, tranquilizando a los ciudadanos, porque ante "un era de caos todavía quedan adultos en la sala". 

Pese a las críticas a la personalidad de Trump, el artículo destaca que el presidente ha implementado "buenas políticas que han hecho de EEUU un país más seguro", pero asegura también que en todos los ministerios se trabaja para "aislar sus operaciones de los caprichos del presidente".

La resistencia en la Casa Blanca es una resistencia republicana, por parte de colaboradores de Trump que han dejado de creer en el presidente. "El problema, que Trump parece no entender, es que muchos de los colaboradores más destacados de su administración trabajan para frustrar su agenda e impedir sus ideas más peligrosas".

"El New York Times está fracasando"

Como respuesta al duro artículo, el presidente leyó en un folio de papel algunos de los "logros" que ha conseguido durante sus casi dos años en el poder, y argumentó que eso hace palidecer lo que tenga que decir "alguien anónimo dentro del Gobierno, que probablemente está fracasando y probablemente está aquí por las razones equivocadas".

"Y el New York Times está fracasando", subrayó Trump, quien pronosticó que cuando él "ya no sea presidente" ese diario y la cadena CNN "se quedarán sin negocio" por no tener qué contar.

"Mis números en las encuestas están subiendo y nadie se va a acercar siquiera a derrotarme en 2020", sentenció el presidente.

En un comunicado poco después, la portavoz de la Casa Blanca recordó que "casi 62 millones de personas votaron" por Trump en las elecciones de 2016, y que "nadie votó por una fuente cobarde y anónima del fracasado The New York Times".

"El individuo que ha escrito este artículo ha elegido engañar, en lugar de apoyar, al debidamente elegido presidente de Estados Unidos. No está poniendo al país primero, sino poniéndose a sí mismo y a su ego por delante de la voluntad del pueblo estadounidense", señaló Sanders.

"Este cobarde debería hacer lo correcto y dimitir", añadió la portavoz, quien también opinó que la tribuna es "otro ejemplo del esfuerzo concertado de los medios de comunicación progresistas para desacreditar al presidente".