Una manifestación por el derecho al aborto.

Una manifestación por el derecho al aborto. EFE

Actualidad

Bajan los abortos en Madrid: una de cada 5 mujeres aplaza la decisión por el coronavirus

ACAI señala una disminución del 20% en la afluencia de mujeres a la clínicas autorizadas para la interrupción volunaria del embarazo.

2 abril, 2020 02:13

Noticias relacionadas

Desde que empezó el Estado de Alarma, la comunidad de Madrid ha visto disminuir el número de abortos. La afluencia de mujeres a las clínicas para abortar ha bajado entre un 15 y un 20%, según datos de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI). Las razones podrían ser diversas: "desde mujeres que retrasan la interrupción voluntaria del embarazo ante la expansión de la pandemia o mujeres que no quieren que la intervención sea conocida por el entorno con el que convive" y por eso lo aplazan, señalan en un comunicado. 

Sin embargo, las resposables de ACAI no creen que esto se traduzca en la disminución del número de abortos. Es más bien un aplazamiento teniendo en cuenta la situación que se vive en la capital, la más afectada por la pandemia, que lleva ya casi 30.000 infectados y más de 3.800 muertos.

"La mujer que lo necesite lo hará, lo que pasa es que con la situación que estamos viviendo, creemos que muchas, que se encuentran al início del ambarazo, se dan más margen para decidirlo y esperan a ver si las cosas mejoran un poco. Pero esas son las que tienen tiempo, las que no tienen tiempo, no lo demoraran", señala Francisca García, presidenta de la ACAI.

Otras posibles razones detrás de la bajada de la afluencia en la capital puede ser "el desconocimiento de la apertura de los centros o la ralentización en la derivación pública por falta de personal, afectado por la pandemia, por los cierres de centros o las limitaciones propiciadas por el Estado de Alarma". Por ello, la presidenta de ACAI señala que las mujeres deben saber que el aborto se considera una prestación sanitaria no aplazable y que, por eso, el servicio se sigue prestando en las clínicas autorizadas, con total normalidad, incluso durante el Estado de Alarma. En el resto de comunidades, a diferencia de lo que ocurre en Madrid, no se han observado modificaciones en los números.

"El aborto es una prestación de urgencia que no puede posponerse", destaca la presidenta. En España, el aborto a petición de la mujer está permitido hasta las 14 semanas de embarazo. En 2018, los últimos disponibles, se han interrumpido 95.917 embarazos en España, 18.914 de los cuales en Madrid. Desde 2010, año en el que se aprobó la ley del aborto, esto representa un descenso del 16,71%

Tal y como ocurre en los demás centros sanitarios, las clínicas autorizadas para la IVE han adoptado protocolos de seguridad propios que facilitan que las intervenciones se hagan con la mayor seguridad posible.

"Se utilizan equipos de protección individual, se están espaciando las citas para reducir la presencia simultánea en los mismos espacios y se reduce la presencia de acompañantes", dice el comunicado. Para hacer frente a las restricciones de movilidad, tanto de las pacientes como del personal sanitario, se han elaborado documentos válidos jurídicamente que justifican sus desplazamientos.

Teniendo en cuenta las restricciones impuestas por el Gobierno para intentar contenar el contagio de la pandemia del coronavirus, desde ACAI han pedido también que las mujeres que deseen abortar dejen de tener que acudir presencialmente a los centros para recibir información sobre el procedimiento. "Desde ACAI se ha solicitado al Ministerio de Sanidad que suprima durante el Estado de Alarma la informativa presencial de la mujer previa a la IVE y que esta pueda hacerse por medios telemáticos", dicen en su comunicado.

"El objetivo es reducir la movilidad al máximo. Que este proceso de pueda hacer via telefónica u online, de manera a que la mujer no tenga que desplazarse al centro de manera presencial y, así, se ahorre un desplazamiento más", explica Francisca García. La solicitud está siendo analizada por el Ministerio pero aún no se ha obtenido respuesta a la petición.

El derecho al aborto, en riesgo

En otras zonas del globo, la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus si ha querido restringir el derecho al aborto. En Estados Unidos, por ejemplo, en el Estado de Ohio, donde el aborto es legal pese a que en el último año se han intentado aprobar leyes cada vez más restrictivas, el gobierno ordenó parar las interrupciones voluntarias del embarazo, al considerarlas "procedimientos no esenciales". "El aborto está dependiente de plazos y tiene un tiempo legal para hacerse. Es, por eso, un procedimiento urgente que no puede apalzarse", ha declarado una portavoz de Planned Paranthood al Washington Post

También en Texas se ha dado la misma orden. "Si el aborto es una elección, entonces se trata de un procedimiento que no es fundamental", ha dicho un miembro de un movimiento provida a The Guardian. Las asociaciones por los derechos de las mujeres en todo el país denuncian la táctica, diciendo que es una afrenta a las mujeres que lidian con decisiones muy difíciles en medio de la pandemia. "El aborto es una atención médica esencial y urgente", señaló Katherine Hancock Ragsdale, presidenta de la Federación Nacional del Aborto. "Las mujeres merecen algo mejor que la explotación de una crisis de atención médica al servicio de una agenda contra el aborto".

La Organización Mundial de la Salud calcula que cada año se producen 22 millones de abortos no seguros. Al año, mueren 47.000 mujeres por complicaciones derivadas de esas prácticas. De cerrarse clínicas e impedir estos procedimientos a causa de la crisis del coronavirus, estos números, ya de por si apabullantes, podrían aumentar.

Información sobre el coronavirus: