Cómo usar el aceite de argán para el pelo

Cómo usar el aceite de argán para el pelo triocean iStock

Mujer

Cómo usar el aceite de argán para el pelo

Seguro que has oído hablar de la multitud de beneficios del aceite de argán como producto de belleza y para tus tratamientos capilares. Pero, ¿Sabes cómo usar este aceite en el pelo y cómo sacarle el máximo partido?

5 marzo, 2022 18:05

A pesar de que el aceite de oliva y sus propiedades se llevan todo el protagonismo en España y en lo que a cuidados de belleza y cabello se refiere, en esa lista de mejores aceites para el pelo seco y sin brillo no puede faltar, además del aceite de coco o el aceite de ricino, otro aceite natural tan beneficioso como puede ser el aceite de argán.

Otro de esos productos milagrosos que podrás usar de los pies a la cabeza y cuya alta concentración de antioxidantes, ácidos grasos esenciales y vitamina E, conseguirá suavizar, aumentar el brillo y fortalecer tu cabello, reparando además las puntas abiertas y protegiendo tu melena del calor y de los radicales libres.

Un producto llegado desde Marruecos, que se produce a partir de las semillas contenidas en el fruto del árbol de argán, que ha conseguido revolucionar por completo la cosmética capilar y con el que también conseguirás evitar que el pelo se encrespe. ¿Quieres saber más sobre los beneficios y propiedades del aceite de argán y cómo usar el aceite de argán en el pelo? Te lo contamos.

Beneficios y propiedades

Como ya te hemos adelantado, el aceite de argán proviene del extracto de las semillas del árbol de argán, el cual crece al suroeste de Marruecos. Se trata de un ingrediente muy especial sobre todo por la limitación que existe de su cultivo, ya que el árbol tarda décadas en dar fruto.

Las personas de la región lo han utilizado desde siglos atrás para fines terapéuticos y para sus tratamientos de belleza, ya que las propiedades nutritivas que puede aportar al pelo y a la piel son únicas. Te detallamos algunos de sus beneficios:

Para sacarle el potencial a este producto, es importante que lo apliques en función del estado de salud de tu cabello

Previene el envejecimiento prematuro: Además de ayudar a reparar el pelo dañado, las vitaminas, minerales y ácidos grasos de este aceite ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro del cabello y lo mismo sucede con la piel.

Hidrata en profundidad: Este aceite nutre y ayuda por lo tanto, a reducir la sequedad aportando brillo al cabello.

Elimina el encrespamiento: Al igual que sucede con el aceite de oliva virgen extra, el aceite de argán también ayuda a luchar contra el temido frizz o encrespamiento. Por lo que también es un gran aliado en cabellos rizados o en melenas difíciles de peinar y encrespadas.

Adiós a las puntas abiertas y al cuero cabelludo irritado: Simplemente unas gotas de aceite de argán todos los días en la zona de las puntas, te dará un mejor aspecto a la melena y ayudará a cerrar esas puntas abiertas. Por otro lado, también ayuda a reducir la irritación y el picor en el cuero cabelludo seco y con caspa.

¿Cómo usar el aceite de argán?

Después de conocer todas sus propiedades y los muchos beneficios que puede aportar a tu melena, te animamos a incorporar el aceite de argán en tu rutina capilar diaria. Pero para sacarle todo el potencial a este producto, es importante que lo apliques en función del estado de salud de tu cabello y del resultado que deseas conseguir. A continuación de detallamos algunos usos de este aceite que podrás aplicar en tu cabello:

Hidratación profunda para cabellos muy secos o dañados: Aplica aceite de argán desde la raíz a las puntas, péinalo para repartir de manera uniforme el aceite y masajea el cuero cabelludo. Por último, deja que el cabello absorba todos los nutrientes del aceite al menos durante unos 30 minutos y con el pelo envuelto en una toalla o en un gorro de ducha. Para retirarlo enjuaga bien el cabello con tu champú habitual y retira todos los restos que puedan quedar del aceite.

Una mujer aplica una gota de aceite en el pelo

Una mujer aplica una gota de aceite en el pelo Elena Safonova iStock

Para acabar con las puntas abiertas y el frizz: Tanto si lo que quieres es acabar con las puntas abiertas o evitar el encrespamiento, simplemente necesitarás aplicar unas gotas de aceite de argán y calentarlas en la mano, para después aplicarlas en las zona de las puntas (si queremos acabar con las puntas abiertas y conseguir un pelo visiblemente más sano) o en el resto del cabello y cuando lo peines para evitar el encrespamiento.

Para evitar la caspa: Si tu cuero cabelludo está seco y quieres evitar la temida caspa o el picor, aplica unas gotas de aceite de argán en el pelo antes de acostarte y después lávalo al día siguiente con champú. Con el paso de los días notarás una gran mejoría.

Acondicionador sin aclarado: Otra forma de aprovechar los beneficios de este aceite es utilizándolo como acondicionador sin aclarado. Para ello solo tendrás que aplicar en el cabello unas gotas y con el cabello aún mojado.

Como producto de acabado: Tanto para colocar cualquier pelo rebelde después del peinado, como para mantener el cabello teñido durante más tiempo, el aceite de argán también es un gran aliado. Aplica unas gotas en las palmas de las manos y pásalas por la melena para darle ese toque final de diez al cabello.