Tecnología

Toyota ya estudia baterías con un 15% de autonomía más

Con grandes ciudades como Oslo, París o Madrid restringiendo el tráfico a los vehículos propulsados por combustibles fósiles, el interés por los vehículos eléctricos e híbridos ha crecido durante los últimos años. La presencia en nuestras calles de coches que incorporan sistemas de propulsión alimentados por baterías de ion litio ha sufrido un aumento de forma prácticamente exponencial.

El desarrollo de la tecnología también se ha disparado de un tiempo a esta parte, haciendo hincapié en la autonomía, una de las principales preocupaciones de los primeros compradores de un vehículo eléctrico. Toyota es una de las marcas que más está trabajando en este aspecto, en la búsqueda de optimizar sus niveles de duración, seguridad y autonomía.

Ha sido precisamente la firma nipona la que anunciaba recientemente el descubrimiento de una nueva técnica que les permitirá extraer hasta un 15% más de autonomía a sus baterías de ion litio para los híbridos y eléctricos de su gama en el futuro. Esto que han denominado como innovación mundial, se trata de un nuevo método que permite observar el comportamiento de los iones de litio en un electrolito en el momento en el que la batería se carga y descarga, precisamente el momento en el que se produce la mayor pérdida de rendimiento del sistema.

toyota-electrico-hibrido-ion-litio (2)

toyota-electrico-hibrido-ion-litio (2)

A esta innovación tecnológica se ha llegado gracias a la colaboración de cuatro universidades japonesas y las conclusiones del estudio esperan mejorar el rendimiento de las baterías y alargar su vida útil, algo que según Toyota afectará positivamente en la penetración en el mercado y éxito de los próximos modelos eléctricos e híbridos que se incorporen al catálogo de la marca.

La carrera por mejorar la tecnología y la autonomía de los vehículos eléctricos se ha intensificado durante el año 2016, con varios fabricantes presentando modelos capaces de completar un rango de 300 a 400 kilómetros con una carga completa. Las predicciones apuntan a que la industria del automóvil se dirige de forma inevitable hacia un futuro 100% eléctrico, calculando Goldman Sachs, que la demanda del litio se multiplicará por 11 para el año 2025, momento en el que la estimación apunta a que el 40% de los vehículos serán eléctricos o híbridos enchufables.

La Comisión Europea (CE) ya pidió en 2016 acelerar la transición hacia el uso de vehículos de cero emisiones en el territorio comunitario en una nueva Estrategia Europea sobre movilidad de bajas emisiones