En la sección de Motor de EL ESPAÑOL hemos realizado una primera prueba y review del nuevo Mercedes EQA. Un coche eléctrico que, una vez más, nos ha permitido comprobar de primera mano que los SUV eléctricos ya son más interesantes que los modelos de combustión, si el usuario se puede acoger al Plan Moves 3 y si cuenta con la posibilidad de tener un 'enchufe' en su casa. Lo explicamos a continuación…

Antes, eso sí, vamos a poner en contexto este modelo. El Mercedes EQA es el segundo coche 100% eléctrico de la marca alemana. Un nuevo modelo que llega dos años después del primer lanzamiento de SUV eléctrico que fue el EQC en 2019 y del que en España hasta el pasado mes de abril se han vendido 303 coches.

Este nuevo Mercedes EQA parte de un precio oficial de tarifa de 49.900 euros. Esta cifra se corresponde con la versión EQA 250, que es la única que está disponible (por ahora). Más adelante la gama se ampliará con otras versiones como el EQA 300 y EQA 350, de los que luego hablaremos.

Este precio mencionado (los 49.900 euros), no obstante, se corresponde con el PVP sin promociones ni descuentos. Según carwow, los descuentos que se consiguen por financiación y el Plan Moves rondan los 11.800 euros. Esto significa que el precio real de configuración de este coche si se financia y si el usuario se acoge al Plan Moves achatarrando un coche es de 39.650 euros.

  PVP Oferta con Moves
Mercedes EQA 250 49.900 € 39.650 €
Mercedes EQA 300 54.500 € -
Mercedes EQA 350 56.675 € -

Diferencia respecto a un modelo de combustión

Otra de las preguntas que nos hemos hecho, es qué diferencia de precio habría con un modelo de combustión. Y para ello lo vamos a comparar, por potencia –y no tanto por equipamiento- con el Mercedes GLA 200 de gasolina, un coche que tiene una tarifa de 41.400 euros y que con descuentos por financiación se queda, según carwow, en unos 38.250 euros.

Por tanto, estamos hablando que entre los dos modelos (el eléctrico y el de combustión) la diferencia es de apenas unos 700 euros.

  PVP Plan Moves Ofertas
Mercedes EQA 250 (eléctrico) 49.900 € Sí (hasta 7.000 €) 39.650 €
Mercedes GLA 200 (gasolina) 41.400 € No 38.250 €

A ello habría que añadir el precio del cargador (Mercedes afirma que lo regala) y una posible subida del término de potencia en el domicilio.

Pero también habría que restar el gasto por el combustible ya que con el EQA nuestros desplazamientos tendrán aproximadamente un coste de unos 2 euros por cada 100 kilómetros, frente a los 8 u 9 euros de coste del GLA de combustión por cada 100 kilómetros.

Por todo ello, desde aquí una vez más invitamos a los usuarios y posibles compradores de un SUV de este tamaño que si tienen posibilidad de tener un punto de recarga en el domicilio, al menos echen cuentas.

Diferencias con el GLA

Según apuntan desde Mercedes, el EQA es un coche que está basado en el GLA. Esto quiere decir que en realidad no es un coche planificado como un eléctrico puro desde el principio. Esto explica aspectos como por ejemplo que el motor está en una posición delantera y que la tracción sea delantera.

Las ventajas son claras. Principalmente con un desarrollo de un modelo, se obtienen diferentes versiones: combustión, híbridos enchufables y eléctricos. Pero los inconvenientes también son elevados. Y uno de ellos es no contar con las proporciones que ofrecen los eléctricos: mayor batalla, ausencia del túnel central, menores voladizos, etc.

Comparando las dimensiones entre el GLA y el EQA podemos ver que no hay apenas diferencias. Tan solo algo más de longitud por los voladizos en el EQA. El resto de cota sosn idénticas: anchura, altura y batalla, tal y como se puede ver a continuación.

Modelo Largo Ancho Alto Batalla
Mercedes GLA 4,41 1,83 1,61 2,72
Mercedes EQA 4,46 1,83 1,62 2,72

Rivales del Mercedes EQ3

A la hora de buscar competidores al Mercedes EQA, desde aquí señalamos que no hay muchos. Entre los más parecidos, tendríamos el Volvo XC40 Recharge, el Lexus UXe y el Audi Q4 e-tron.

BMW, por el momento, no tendría rival hasta la llegada del BMW iX1 (por ahora solo cuenta con el BMW iX3 y es algo más grande).

  Largo Ancho Alto Batalla
Mercedes EQA 4,46 1,83 1,62 2,72
Volvo XC40 Recharge 4,42 1.86 1.64 2.70
Lexus UXe 4.49 1.84 1.54 2.64
Audi Q4 e-tron 4,58 1.86 1.63 2.76
Jaguar i-Pace 4,68 1,89 1,56 2,99
BMW iX3 4,73 1,89 1,66 2,86

Si abrimos el abanico a marcas generalistas (recordamos que Mercedes es un fabricante premium) también habría que sumar el Skoda Enyaq iV (se lanza ahora antes del verano), el Nissan Ariya (llega en la segunda mitad de año) y el Volkswagen ID.4 (que ya está a la venta), entre otros. A continuación detallamos las dimensiones de cada uno de estos modelos. Una tabla donde se puede ver que el EQA es un modelo compacto, de tamaño reducido…

  Largo Ancho Alto Batalla
Hyundai Kona EV 4.18 1.80 1.57 2.60
Peugeot e-2008 4.30 1.77 1.53 2.60
Mazda MX-30 4.39 1.79 1.55 2.65
Mercedes EQA 4,46 1,83 1,62 2,72
Volkswagen ID.4 4,58 1,85 1,61 2,76
Nissan Ariya 4,59 1,85 1,66 2,77
Skoda Enyaq iV 4,62 1,87 1,61 2,76
Hyundai Nexo 4,67 1,86 1,64 2,79
Ford Mustang Mach-E 4,71 1,88 1,59 2,99

Precio respecto a los rivales

¿Y cómo está de precio respecto a sus rivales? Pues bien, aquí podemos decir que, tal y como se ve en la siguiente tabla, el Mercedes EQA es uno de los coches con un precio más elevado de su segmento.

Si tenemos como referencia el Audi Q4 e-tron, vemos que el precio entre el Mercedes y el Audi es similar, a pesar de que el modelo de los cuatro aros tiene más potencia, un mayor tamaño y una batería con mayor capacidad y, por tanto, más autonomía.

  CV Batería Autonomía Tracción PVP
Volkswagen ID.4 148 CV 55 kWh 344 km Trasera (4x2) 35.872 €
Volkswagen ID.4 170 CV 55 kWh 344 km Trasera (4x2) 38.082 €
Skoda Enyaq 180 CV 58 kWh 390 km Trasera (4x2) 39.000 €
Audi Q4 e-tron 170 CV 55 kWh 340 km Trasera (4x2) 44.455 €
Volkswagen ID.4 204 CV 82 kWh 521 km Trasera (4x2) 45.782 €
Audi Q4 e-tron 204 CV 82 kWh 519 km Trasera (4x2) 48.905 €
Lexus UX 204 CV 54 kWh 400 km Delantera (4x2) 49.900 €
Mercedes EQA 190 CV 66 kWh 424 km Delantera (4x2) 49.900 €
Mercedes EQA 228 CV 66 kWh 430 km Delantera (4x2) 54.500 €
Volvo XC40 408 CV 75 kWh 418 km Total (4x4) 54.623 €
Mercedes EQA 292 CV 66 kWh 430 km Delantera (4x2) 56.675 €

Espacio interior del Mercedes EQA

Una vez que tenemos claro cómo es por fuera, vamos a analizar cuáles son sus dimensiones interiores.

Antes de coger el metro y medir todos los espacios, nos sentamos en todas las plazas. Comenzamos delante con un buen espacio, amplitud interior y enorme distancia al techo para la cabeza a pesar de tener techo panorámico.

Pasamos a las plazas traseras y vemos que tiene un 'mini' túnel de transmisión (a pesar de ser un eléctrico) y que en él cuatro personas viajan con una excelente habitabilidad. La quinta plaza sería solo para emergencias.

Ya con el metro en la mano, comprobamos que prácticamente las dimensiones del EQA se mantienen en el GLA. Tenemos en las plazas delanteras una anchura de 143 centímetros en el EQA (141 en el GLA) y una altura libre de 103 centímetros en el EQA (100 centímetros en el GLA).

  ID.4 C5 Aircross Tiguan 3008 Ateca EQA GLA
Anchura libre delante 145 145 145 145 144 143 141
Altura libre delante 108 107 100 100 100 103 100

Detrás, la anchura para los hombros es de 137 centímetros (136 cm en el GLA) y la altura entre la banqueta y el techo es de 94 centímetros (95 centímetros en el GLA), en la unidad probada que contaba con techo solar.

  Tiguan C5 Aircross 3008 Ateca Tucson ID.4 Kuga Qashqai EQA GLA
Anchura libre trasera 143 141 141 140 139 138 137 137 137 136
Altura libre trasera 92 102 99 96 97 95 95 90 94 95

Con estas medidas, por tanto, comprobamos que el EQA está bien, pero también queda claro que el Volkswagen ID.4 y, por tanto, el próximo Audi Q4 e-tron son una auténtica referencia en este sentido. Una vez más, aquí se notan las diferencias que existen entre partir de un coche eléctrico desde el principio o 'rehacerlo' desde uno de combustión.

Motores

Tal y como hemos señalado anteriormente, el EQA solo está disponible por el momento con su versión 250. A finales de año llegará el EQA 300 con 168 kW (228 CV) y el 350 con 215 kW (292 CV) y tracción total.

Esta primera versión EQA 250 cuenta con un motor eléctrico de 190 CV (140 kW) que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y lograr una velocidad máxima de 160 km/h.

En cuanto a la autonomía, cuenta con una batería de 66 kWh de capacidad que le permite ofrecer una autonomía de 424 kilómetros.

A la hora de analizar estas cifras lo que haremos será compararlas con las de sus competidores. Y según la siguiente tabla vemos que el rendimiento del EQA es muy similar al del Q4 e-tron en su versión de 150 kW. Por tanto, al final todo dependerá de la capacidad de la batería para conseguir más o menos autonomía.

Versión Q4 e-tron EQA UXe Q4 e-tron XC40
Tracción Trasera (4x2) Delantera (4x2) Delantera (4x2) Trasera (4x2) Total (4x4)
kW 125 140 150 150 300
CV 170 190 204 204 408
Par Nm 310 375 300 310 660
0 a 100 km/h 9 8,9 7,5 8,5 4,9
Velocidad km/h 160 160 160 160 180
Batería kWh 52 66 54 77 75
Autonomía Km 341 424 400 520 416

Carga

En cuanto a la carga, Mercedes afirma que con el vehículo se regala un wallbox de hasta 22 kW y la instalación con hasta 80 metros de cable. Un conjunto que según la marca tiene un coste de 1.500 euros. Además, de serie viene con el cable de carga Modo 3 y cable de carga Modo 2 para el wallbox.

En relación a los tiempos de carga, el EQA admite cargas en corriente continua y corriente alterna. Comenzando por la corriente alterna, puede cargar hasta 11 kW (en trifásico). Con esta potencia la carga completa se realizará en algo menos de 6 horas.

También en corriente alterna pero en monofásico y con una potencia inferior, la mínima que tiene un hogar a 2,3 kW, el tiempo de carga es de 30 horas.

Por último, el EQA también admite cargas en corriente continua o cargas rápidas. Incorpora tecnología de 400 voltios y admite cargas de hasta 100 kW. Con esta cifra, se puede cargar el vehículo en alrededor de 30 minutos en una carga rápida (estas con las cargas pensadas para realizar un viaje). En este sentido, desde Mercedes nos recuerdan que cuentan con la red de Ionity para realizar cargas rápidas.

Equipamiento

Y por último, el equipamiento. Este modelo incorpora de serie llantas de 18 pulgadas, faro sde led, cámara de marcha atrás, climatizador, portón trasero eléctrico, radio digital, detector de cambio de carril, asistente de frenado activo, luces automáticas, sistema multimedia MBUX, calefacción para el asiento del conductor y el acompañante.

En marcha

Para este primer contacto hemos realizado un pequeño recorrido por las carreteras de alrededor de Madrid. Una primera prueba rápida que nos ha permitido comprobar de primera mano que este Mercedes EQA es un coche que filtra muy bien la carretera.

Conducirlo es todo un ejercicio de suavidad y confort de marcha. Además, está bien aislado y es muy cómodo. Con él se pueden mantener unos cruceros más que razonables con una total ausencia de ruido en el habitáculo.

En cuanto al consumo real, si bien nuestro recorrido ha sido solo por autopista pensamos que una cifra razonable podría rondar los 19 o 20 kWh. Esto quiere decir que su autonomía real podría rondar los 350 kilómetros, una cifra quizás algo corta para un coche de estas características si se va a viajar con mucha frecuencia. Por el contrario, si solo se utiliza en ciudad, con una carga semanal (cuatro al mes) podría valer para algunas familias.

Junto al confort, nos ha parecido un coche suave, muy fácil de conducir, aunque, eso sí, con grandes inercias. Hay que recordar que estamos ante un vehículo con más de dos toneladas de peso (casi 600 kilos más que la versión de combustión) lo que hace que tenga más inercias. También nos resulta curiosa su configuración de motor delantero con tracción delantera.

Y por último, sobresalen las levas, puesto que se pueden regular hasta tres niveles de retención, para así poder 'jugar' a conducir con solo un pedal, sobre todo en ciudad. Además, también nos han parecido curiosos los modos de conducción y en especial un modo ECO, en el que sale una tortuga en el cuadro y la velocidad está limitada a 130 km/h.

Conclusión

Si yo tuviera que elegir entre un Mercedes GLA de combustión y un EQA eléctrico, lo tendría claro. Si tengo acceso a una plaza de garaje donde pueda poner un enchufe, optaría por el eléctrico. Su precio es muy competitivo y el coste por kilómetro es imbatible.

Además, te olvidas de las restricciones de las ciudades de por vida y si incluso haces números a los cuatro o cinco años su valor residual seguirá siendo muy alto, frente al de combustión que tendrá una salida en el mercado de ocasión más complicada.