En la sección de Motor de EL ESPAÑOL hemos realizado una primera prueba al nuevo Volkswagen ID.4. Se trata del segundo modelo 100% eléctrico de Volkswagen, después del ID.3, y el primer SUV eléctrico de la marca alemana.

Noticias relacionadas

Aunque ahora explicaremos todos los detalles y las impresiones de conducción, queremos empezar por uno de los apartados que más interesante nos ha parecido en este modelo. Se trata del precio. Aunque muchos puedan pesar que es elevado (que lo es), a nuestro juicio es competitivo. Y explicamos el porqué.

Gracias a las ayudas del Plan Moves 3, este coche eléctrico llega a ser incluso más barato incluso que su homólogo de combustión, algo impensable hasta la fecha.

Este nuevo Volkswagen ID.4 parte de los 35.875 euros (aquí se puede configurar el ID.4 con las mejores ofertas según carwow). Y a esta cifra se le pueden descontar las ayudas del Plan Moves 3 que -si el usuario achatarra un vehículo viejo- serían de 7.000 euros. Por lo tanto, esta cifra directamente ya baja hasta los 28.875 euros.

Ahora vamos a compararlo con un SUV similar (por tamaño y características) pero de combustión. Hablamos del Volkswagen Tiguan, que parte de los 31.164 euros. Sin embargo, a diferencia del ID.4, el Tiguan no tiene ningún tipo de subvención estatal. Así que este precio se queda como está.

De ahí que digamos que el ID.4 sea más barato que el Tiguan, tal y como queda en la siguiente tabla:

  Volkswagen ID.4 Volkswagen Tiguan
PVP desde 35.875 € 31.164 €
Plan Moves 3 7.000 € (con achatarramiento) No tiene ayudas
     
Precio final (sin descuentos) 28.875 € 31.164 €

Es cierto que en esta tabla comparativa no se menciona que hay que incluir las ayudas en la declaración de Hacienda del año siguiente. Y tampoco que hay que sumar el punto de recarga (que puede sumar otros 1.500 euros). Pero tampoco señalamos que el coste por cada 100 kilómetros en el ID.4 rondará los 2 euros, mientras que en el Tiguan será de cerca de 7 euros por cada 100 km.

Por último y para ser completamente transparentes también, a la hora de hacer la comparativa conviene añadir los descuentos de las marcas. En este sentido, Volkswagen señala que financiando el coche los descuentos pueden llegar hasta los 3.410 euros en esta versión. Esto significa que el Volkswagen ID.4 tendría (con el Moves 3 y los descuentos) un precio que partiría de los 25.465 euros.

¿Y el Tiguan? Pues el Tiguan más accesible parte de los 31.164 y ronda los 5.342 euros de descuento (promoción y financiación) por lo que el precio final es de 25.822 euros, según nos detalla carwow. Por lo tanto, una vez más, volvemos a comprobar, tal y como se recoge en la siguiente tabla que el ID.4 es de nuevo más barato:

  Volkswagen ID.4 Volkswagen Tiguan
PVP desde 35.875 € 31.164 €
Plan Moves 3 -7.000 € (con achatarramiento) No tiene ayudas
Promociones y financiación -3.410 € -5.342 €
     
Precio final (con descuentos) 25.465 € 25.822 €

Jose Luis García Cano

Precios y ofertas del Volkswagen ID.4

En cuanto a cómo se conforma la gama, a continuación detallamos todos los precios de este modelo.

Por el momento desde carwow solo nos facilitan los descuentos de dos versiones (que son las que tienen precios más elevados). Y recordamos que al PVP habría que descontar las ayudas del Plan Moves 3 de 4.500 euros si no se achatarra y de 7.000 euros si se achatarra:

Batería Potencia Acabado PVP Ofertas carwow
52 kWh 109 kW (149 CV) Pure 35.875 €  
52 kWh 125 kW (170 CV) Pure Performance 38.085 €  
52 kWh 109 kW (149 CV) Pure City 38.725 €  
52 kWh 125 kW (170 CV) Pure Performance City 40.935 €  
52 kWh 109 kW (149 CV) Pure Style 43.105 €  
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance 43.595 €  
52 kWh 125 kW (170 CV) Pure Performance Style 45.315 €  
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance 1st 45.485 € 42.520 €
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance Life 45.785 €  
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance Business 49.775 €  
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance 1st Max 55.145 € 52.125 €
77 kWh 150 kW (204 CV) Pro Performance Max 58.925 €  

Etiqueta CERO de la DGT. Jose Luis García Cano

Precios y ofertas de los competidores

En cuanto a los competidores, lo cierto es que todavía no hay un elevado número de rivales. Los más parecidos serían el Skoda Enyaq iV y el Audi Q4 e-tron. También el Ford Mustang Mach-e, si bien este último tiene una orientación más deportiva.

Modelo Batería Potencia PVP Ofertas carwow
Volkswagen ID.4 52 kWh 109 kW (149 CV) 35.875 €  
Skoda Enyaq 58 kWh 132 kW (180 CV) 39.058 € 35.225 €
Audi Q4 e-tron 52 kWh 125 kW (170 CV) 44.460 €  
Volkswagen ID.4 77 kWh 150 kW (204 CV) 45.485 € 42.520 €
Ford Mustang Mach-E 75 kWh 198 kW (269 CV) 48.533 € 47.323 €
Audi Q4 e-tron 77 kWh 150 kW (204 CV) 48.910 €  
Tesla Model Y 75 kWh 350 kW (476 CV) 64.980 €  

El nuevo Volkswagen ID.4 es un SUV 100% eléctrico. Jose Luis García Cano

Al volante del Volkswagen ID.4

Una vez que tenemos claro los precios, nos subimos al nuevo Volkswagen ID.4 para tener unas primeras impresiones de su conducción.

Y lo primero que tenemos que señalar es que es un coche grande (luego veremos por sus medidas que es 10 centímetros más grande que un Tiguan), robusto y que recoge la línea de diseño de la familia ID. Al ser un coche basado en el ID.3 nosotros lo vamos a enmarcar dentro de los SUV de tamaño medio, lo que se conoce como SUV-C (este tipo de SUV se sitúan entre los 4,3 y los 4,6 metros).

Si cogiéramos todos los eléctricos de entre 4,2 y 4,7 metros tenemos la siguiente lista:

  Largo Ancho Alto Batalla
Ford Mustang Mach-E 4,71 1,88 1,59 2,97
Jaguar i-Pace 4,68 1,89 1,56 2,99
MG Marvel R Electric 4,67 1,91 1,61 2,80
Hyundai Nexo 4,67 1,86 1,64 2,79
Skoda Enyaq iV 4,64 1.87 1.61 2,76
Nissan Ariya 4,59 1,85 1,66 2,77
Audi Q4 e-tron 4,59 1,86 1,61 2,76
Volkswagen ID.4 4,58 1,85 1,61 2,76
Lexus UXe 4.49 1.84 1.54 2.64
Nissan Leaf 4.49 1.78 1.53 2.70
Mercedes EQA 4,46 1,83 1,62 2,72
Mazda MX-30 4.39 1.79 1.55 2.65
Citroën ë-C4 4.36 1.80 1.52 2.67
Peugeot e-2008 4.30 1.77 1.53 2.60
Volkswagen ID.3 4.26 1.81 1.55 2.76

Continuando con otros detalles destacamos las entradas de aire que lo distribuyen a lo largo de la carrocería, el hecho de que venga carenado por los bajos (lo que da a entender la importancia de la aerodinámica).

Su estética es similar a la del ID.3 Jose Luis García Cano

Llega el momento de analizar su espacio interior. Comenzamos en los asientos delanteros y vemos que la habitabilidad es sobresaliente. Tiene 145 centímetros de ancho y 108 centímetros de alto. Dos medidas excepciones, que le convierten en un vehículo muy amplio, con gran distancia para los hombros y para la cabeza.

Por ejemplo, si lo comparamos con un Tiguan, aquí vemos que el Volkswagen ID.4 es más espacioso (no solo es más amplio que el Tiguan sino que es el más amplio de todos ellos):

  ID.4 C5 Aircross CX-5 Tiguan 3008 Ateca
Anchura libre delante 145 145 145 145 145 144
Altura libre delante 108 107 101 100 100 100

Continuando con las plazas traseras, vemos que cuenta con una anchura de 138 centímetros y una altura libre al techo de 95 centímetros. Aquí, en cambio, comprobamos que las dimensiones son más convencionales y el Tiguan es algo más amplio en anchura, pero no en altura:

  Tiguan C5 Aircross 3008 Ateca Tucson ID.4 Kuga Qashqai
Anchura libre trasera 143 141 141 140 139 138 137 137
Altura libre trasera 92 102 99 96 97 95 95 90

Donde sí hay mucho espacio es en la distancias para las rodillas, ya que hemos contabilizado hasta 16 centímetros para las mismas. Y lo mismo ocurre con la plaza central trasera que es buena, puesto que no hay túnel central. Incluso cinco personas pueden viajar cómodas.

Interior del Volswagen ID.4. Jose Luis García Cano

Maletero del Volkswagen ID.4

En relación al espacio de carga, el maletero de este modelo tiene 543 litros. Se trata de una de las mejores cifras de la categoría tal y como se puede ver a continuación:

  Maletero
Tesla Model Y -
Skoda Enyaq iV 585 litros
Volkswagen ID.4 543 litros
Jaguar i-Pace 505 litros
Ford Mustang Mach-E 502 litros
Nissan Ariya 468 litros
Hyundai Nexo 461 litros

Asientos delanteros. Jose Luis García Cano

En marcha con el Volkswagen ID.4

Llega el momento de la verdad, de subirse al ID.4 e iniciar la marcha. La versión probada es la de 77 kWh con un motor de 150 kW (204 CV) y el acabado Pro Performance 1st.

Y una vez más vuelve a sorprendernos. Este coche no que hagamos nada para que empiece a funcionar. Basta tener la llave en el bolsillo, subirse al mismo y pisar el pedal del freno. Con esto bastará para que el vehículo se pueda poner en marcha.

Y esto mismo, que sorprende, también para cuando salgamos de él. Entre otras cosas porque es un coche que no hace falta apagarlo. Basta parar, poner la P en el cambio automático y salir del mismo, ya que se apagará solo.

Una vez rodando con él tenemos que reconocer que es un coche muy cómodo y fácil de conducir. Para empezar tiene un radio de giro muy corto (10,2 metros), un radio similar al de un Polo, lo que hace que sea muy fácil de manejar en ciudad, por esto y por la posición de conducción que es elevada.

Una vez en autopista y a velocidades legales (120 km/h) reconocemos que el ruido aerodinámico (no tanto el de rodadura) es algo más elevado de lo que hubiéramos deseado. Pero también hay que reconocer que al estar en un eléctrico no hay ningún tipo de ruido y por ello escuchamos más el aire.

En cuanto al consumo, conduciendo de forma dinámica y sin tener ningún tipo de miramiento, el ID.4 nos ha otorgado un consumo de 30 kWh con el climatizador encendido y numerosos kilómetros con el terreno inclinado. Con una conducción más relajada, el climatizador apagado y un terreno más favorable, el consumo registrado fue de 17 kWh, una cifra más razonable (el Volkswagen ID.3 nos ha dado un consumo de 15 kWh).

Con esta cifra de consumo y la batería de 77 kWh, con este consumo de entre 17 y 20 kWh estaríamos en torno a los 385 o 400 kilómetros reales. Si logramos bajar a los 15 kWh porque circulamos más en ciudad podremos superar ligeramente los 500 kilómetros.

Asientos traseros. Jose Luis García Cano

Comportamiento

En cuanto al comportamiento, podemos decir que en líneas generales tiene un notable alto. Es un coche voluminoso y pesado (supera las 2 toneladas). Sin embargo, la nueva plataforma MEB y la posición de las baterías permiten bajar el centro de gravedad, algo que juega a su favor.

Si bien algunos usuarios critican los frenos traseros de tambor, en marcha en condiciones normales el vehículo funciona a la perfección. Sí es cierto que el tacto del freno hay que acostumbrarse. Entre otras razones porque el primer recorrido del freno es una frenada regenerativa. Es cuando se pisa fuerte cuando entra el freno hidráulico y tiene más capacidad de frenado. En una bajada prolongada y pisando con contudencia, a nosotros nos ha parecido que ofrece una buena frenada a ritmo tranquilo.

En este tipo de bajadas el ID.4 ofrece la posición D en el cambio (en realidad no tiene palanca de cambios) que es para una conducción normal. Pero también hay una posición B para regenerar más. Esta posición puede ser idónea en ciudad, pero en carretera el coche queda muy retenido. En otros fabricantes se ofrecen unas levas para graduar la frenada.

Por último, señalar que cuenta con cuatro modos de conducción (Eco, Sport, Comfort e Indivudual) que permiten cambiar muchos aspectos como la retención.

Palanca de cambio. Jose Luis García Cano

Motores

Si bien hemos probado una versión de las gama, lo cierto es que la gama del ID.4 es más amplia. En cuanto al sistema de propulsión, existen diferentes opciones.

A día de hoy se comercializa con tracción delantera y diferentes niveles de potencia, dependiendo de la versión: 109 kW (148 CV), 125 kW (170 CV), 128 kW (174 CV) y 150 kW (204 CV). El motor está en posición trasera y transmite su potencia al eje trasero.

Más adelante llegará una versión GTX con un segundo motor eléctrico en el eje delantero, que permitirá tener tracción total y contará con 225 kW (306 CV).

En cuanto a las baterías hay dos disponibles: 52 kWh y 77 kWh. Las versiones con menos potencia tendrán la batería más pequeña y las de mayor potencia, la batería con mayor capacidad.

En cuanto a la autonomía variará entre los 340 kilómetros y los 520 kilómetros dependiendo de la combinación que se monte. A continuación en este cuadro ofrecemos todas las versiones disponibles:

Versión Pure Pure Perfomance Pro Pro Performance
Tracción 4x2 4x2 4x2 4x2
Potencia kW 109 kW 125 kW 128 kW 150 kW
Potencia CV 148 CV 170 CV 174 CV 150 CV
Par máximo 220 Nm. 310 Nm. 310 Nm. 310 Nm.
0 a 100 km/h 10,9 s. 9 s. 8,5 s. 8,5 s.
Velocidad máxima 160 km/h 160 km/h 160 km/h 160 km/h
Batería 52 kWh 52 kWh 77 kWh 77 kWh
Autonomía 340 km 340 km 522 km 522 km

Cuadro de instrumentos. Jose Luis García Cano

Tiempo de carga

En relación al tiempo de carga este nuevo Volkswagen ID.4 ofrece la carga en corriente alterna (AC) que es la mayoritaria, la que tenemos en nuestras casas y en corriente continua (DC), que es la que se utiliza en cargas rápidas, principalmente en ruta.

En corriente alterna, la capacidad de carga máxima es de 7 kW. Esto quiere decir, por tanto, que a esta potencia cargaría entre 9 y 12 horas. En el caso de disponer una carga menos potente de 2,3 kW, estaríamos hablando de prácticamente un día entero de carga (o incluso más): entre 30 y 39 horas.

En el caso de una carga rápida, todo dependería de la capacidad. En el caso de 100 kW serían entre 30 y 45 minutos y a 125 kW serían entre 30 y 35 minutos, aproximadamente.

Maletero. Jose Luis García Cano

Ayudas a la conducción

En relación con los sistemas de ayuda a la conducción, el modelo cuenta con el sistema de navegación Discover Pro con control por voz; los servicios We Connect Start, que conectan el vehículo con el teléfono móvil y la infraestructura de tráfico; así como con el asistente de salida de carril, la frenada de emergencia y el sistema de asistencia para evitar obstáculos, entre otros elementos.

Llaman la atención también otros elementos como la realidad aumentada en las versiones más equipadas, el head-up display de nueva generación, el Car2X, que comunica el coche con las infraestructuras y otros coches

Este nuevo SUV eléctrico de Volkswagen se fabrica en la planta de Zwickau, en Alemania, donde también se construye el ID3. En esta factoría, Volkswagen ha invertido cerca de 1.200 millones de euros para que se convierta en la primera planta del grupo donde solo se construyen coches eléctricos. También se fabrica en China y Estados Unidos.