El Volkswagen ID.3 se caracteriza por ser un coche 100% eléctrico del tamaño de un Golf.

El Volkswagen ID.3 se caracteriza por ser un coche 100% eléctrico del tamaño de un Golf.

Volkswagen

Probamos el Volkswagen ID.3: así es el Golf eléctrico del Siglo XXI

El Volkswagen ID.3 es el primer coche eléctrico (de verdad) de VW y el modelo elegido para la transformación a la movilidad sostenible. Destaca por el bastidor y la aceleración. Es mejorable en los acabados. Ronda los 36.000 euros y ofrece cerca de 400 km. de autonomía.

15 octubre, 2020 00:19

Noticias relacionadas

En la sección de Motor de EL ESPAÑOL hemos realizado una primera prueba al Volkswagen ID.3, el primer coche eléctrico (de verdad) del Grupo Volkswagen.

Además, este Volkswagen ID.3 es también el primer coche que utiliza la plataforma MEB (la estructura de coches eléctricos desarrollada por la marca).

Una plataforma que también se empleará en el Volkswagen ID.4, Cupra el-Born, Skoda Enyaq y Audi Q4 e-tron, entre otros. Además, esta plataforma, se comercializará a otros fabricantes rivales.

Este nuevo Volkswagen ID.3 está a la venta ya en España desde 36.145 euros. Esta cifra es el PVP, sin descuentos por financiación y sin planes de ayudas. Según nuestros cálculos, los descuentos directos sin financiación rondan los 1.000 euros y los de financiación se sitúan en los 3.500 euros.

Si el usuario se puede acoger al Plan Moves de ayudas a los eléctricos (en aquellas comunidades donde haya fondos), habría que restar otros 5.500 euros adicionales.

Este Volkswagen es el primer modelo del grupo que lleva la plataforma MEB de eléctricos.

Este Volkswagen es el primer modelo del grupo que lleva la plataforma MEB de eléctricos.

Estos precios son los que existen hoy. Pero más adelante llegarán variantes más económicas y con una menor autonomía, si bien habrá que esperar hasta mediados de 2021. Hablamos del Pure de 45 kWh.

Por lo tanto, hoy solo están disponibles dos niveles de batería:

• Pro | 58 kWh | 425 kilómetros
• Pro S | 77 kWh | 549 kilómetros

En la siguiente tabla detallamos las posibles configuraciones hasta ahora...

  Pure Pro Pro Performance Pro S
Batería 45 kWh 58 kWh 58 kWh 77 kWh
Potencia 126 CV 145 CV 204 CV 204 CV
Autonomía 330 km 425 km 425 km 549 km

Y en esta otra tabla los precios (PVP):

Acabado Pro Perfomance Life Style Business Max Pro S Tour
Batería 58 kWh 58 kWh 58 kWh 58 kWh 58 kWh 77 kWh 77 kWh
Potencia 204 CV 204 CV 204 CV 204 CV 204 CV 204 CV 204 CV
Autonomía 425 km 425 km 420 km 422 km 415 km 549 km 549 km
Precio 36.145 € 38.025 € 41.225 € 41.575 € 46.585 € 40.615 € 48.225 €

La variante que hemos probado tenía la mencionada capacidad de batería (58 kWh), con el motor Pro Perfomance (204 CV) y el acabado 1st Plus. Esta variante tiene un previo PVP de 43.110 euros.

Además, Volkswagen también incluye este modelo la posibilidad de optar por un renting (se puede conducir el vehículo durante un tiempo, pero nunca es de tu propiedad). Las condiciones del renting son:

• Entrada: 7.413 euros
• Cuotas (IVA incluido): 325 euros
• Mensualidades: 48 meses (4 años)
• Kilometraje anual: 10.000 kilómetros
• Dinero total desembolsado (4 años): 23.013 euros

El Volkswagen ID.3 es un competidor del Nissan Leaf y del Citroën ë-C4.

El Volkswagen ID.3 es un competidor del Nissan Leaf y del Citroën ë-C4.

Otro aspecto que también hay que tener en cuenta cuando se habla de este coche es el precio de la toma de carga. Según señala Volkswagen, el precio medio de una instalación es de 950 euros para una casa unifamiliar y de 1.450 euros para un garaje comunitario.

No obstante, a la hora de elegir entre posibles cargadores, Volkswagen da las siguientes opciones:

  ID. Charger ID. Charger Connect ID. Charger Pro
Potencia máxima 7,2 kW / 11 kW 7,2 kW / 11 kW 7,2 kW / 11 kW
Tarjeta RFID No
Servicios Remoto No
Comunicación vehículo No
Comunicación Casa LTE/Wifi No No
Medición de energía No No
Precio 399 euros 599 euros 849 euros
Su estética es original, diferente a la de otros Volkswagen.

Su estética es original, diferente a la de otros Volkswagen.

Tamaño del Volkswagen Golf

Antes de subirnos al Volkswagen ID.3 vamos a analizar como es el coche. Y en este sentido, tenemos que empezar por las medidas.

El nuevo compacto eléctrico de Volkswagen mide 4,26 metros de largo, 1,81 metros de ancho y 1,55 metros de alto. Su distancia entre ejes es de 2,76 metros.

Para hacernos una idea de cómo es lo mejor es compararlo con un Golf. Y aquí es cuando vemos que la longitud y anchura son casi idénticas. Sin embargo, donde hay bastante diferencia es en la altura y en la batalla tal y como se puede ver a continuación...

  Longitud Anchura Altura Batalla
Volkswagen ID.3 4.26 1.81 1.55 2.76
Volkswagen Golf 8 4.28 1.78 1.45 2.63

En la altura, entendemos que se debe a que el coche tiene unas formas entre un monovolumen y un crossover. Pero también nos imaginamos que se debe a que al final como las baterías van en el suelo y es necesario mantener la habitabilidad, al final la solución es que crezca la altura.

La zaga destaca por la utilización de dos colores.

La zaga destaca por la utilización de dos colores.

También llama la atención la batalla o distancia entre ejes, que es mucho mayor que la de un Golf.

Con estas dimensiones, el Volkswagen ID.3 se sitúa en la categoría de los compactos, un segmento dominado entre otros por modelos como:

• Seat León
• Volkswagen Golf
• Renault Mégane
• Peugeot 308
• Ford Focus
• Fiat Tipo
• Opel Astra
• Kia Ceed
• Honda Civic
• Mazda 3
• Hyundai i30
• Skoda Scala

Sin embargo, ninguno de estos modelos mencionados son eléctricos. Por ello, en realidad, el Volkswagen ID.3 vendría a luchar contra rivales eléctricos puros como el Nissan Leaf, el Hyundai Ioniq (si bien este tiene una carrocería más de berlina) o el Citroën ë-C4.

Este modelo parte de los 36.000 euros, si bien en 2021 llegará una versión de acceso más económica.

Este modelo parte de los 36.000 euros, si bien en 2021 llegará una versión de acceso más económica.

También podríamos sumar algún otro competidor como el Hyundai Kona, el Peugeot e-2008 o el Mazda MX-30, si bien estos últimos son SUV, mientras que el ID.3 es un compacto con carrocería de berlina.

No obstante, aquí se puede ver cómo el ID.3 es uno de los coches más pequeños del segmento de los eléctricos de tamaño medio, tal y como recoge la siguiente gráfica:

  Longitud (m) Anchura (m) Altura (m) Batalla (m) Maletero (l)
Nissan Leaf 4.49 1.78 1.53 2.70 394
Mazda MX-30 4.39 1.79 1.55 2.65 366
Citroën ë-C4 4.36 1.80 1.52 2.67 380
Peugeot e-2008 4.30 1.77 1.53 2.60 405
Volkswagen ID.3 4.26 1.81 1.55 2.76 385
Hyundai Kona EV 4.18 1.80 1.57 2.60 332

Y continuando con la comparativa del ID.3 respecto a sus rivales, vemos que el coche es bastante pesado, si bien la batería es de las más capaces, al igual que la autonomía. Faltaría sumar a esta tabla la variante más accesible del ID.3 con 45 kWh que todavía no conocemos:

  Potencia (KW) Batería (kWh) Peso (Kg) Autonomía (km)
Hyundai Kona EV 150 64 1.760 450
Volkswagen ID.3 150 62 1.794 420
Nissan Leaf 160 62 1.760 385
Citroën ë-C4 100 50 1.541 350
Peugeot e-2008 100 50 1.623 319
Hyundai Kona EV 100 39,2 1.610 289
Nissan Leaf 110 40 1.580 270
Mazda MX-30 107 35,5 1.720 200

También comparándolo con los rivales y sumando otros modelos (y a la espera de los precios del ID.3 más accesible) vemos que el eléctrico de Volkswagen, al igual que pasa con los modelos de combustión es también de los más caros de la categoría...

  Precio desde
Opel Corsa-e 31.200 euros
Citroën ë-C4 33.900 euros
Nissan Leaf 34.619 euros
Hyundai Kona EV 35.050 euros
Mazda MX-30 34.590 euros
Volkswagen ID.3 36.145 euros
Peugeot e-2008 37.000 euros
Tras el volante aparece una pequeña pantalla de 5,3 pulgadas.

Tras el volante aparece una pequeña pantalla de 5,3 pulgadas.

Al volante

Una vez que ya conocemos la plataforma, la gama, los motores y los competidores... llega el momento de probarlo y ponernos al volante. El recorrido que tenemos por delante es corto, de apenas una hora de duración y en entorno urbano principalmente.

El nuevo ID.3 nos espera en el centro de Madrid, en la calle Jorge Juan. Allí, al verlo, nuestra primera impresión es que es un coche diferente, original, que llama la atención... En primer lugar por sus formas, porque nos recuerda más casi a un monovolumen que a un compacto puro...

Cerca de la pantalla está el selector para la marcha hacia delante y marcha atrás.

Cerca de la pantalla está el selector para la marcha hacia delante y marcha atrás.

Pero también nos parece curioso por apenas contar con voladizos (la distancia entre el eje y la parte delantera o trasera del vehículo), por disponer de una enorme distancia entre ejes y por otros elementos propios de diseño como los faros, el color turquesa de la carrocería (que es un extra) el techo acristalado o el montante C con una decoración específica. También nos llama la atención las llantas, nada parecidas a las que hemos visto hasta ahora.

Una vez dentro, tenemos que reconocer que el interior, en parte, nos desconcierta. El cuadro de instrumentos es muy pequeño (5,3 pulgadas), a nuestro juicio. Y algunos de los colores elegidos no le favorecen.

El maletero destaca por su buena capacidad.

El maletero destaca por su buena capacidad.

Además, pensamos que la palanca de cambios no tiene una posición o una funcionalidad excesivamente intuitiva. En realidad no es un cambio como tal sino un selector para elegir entre tres posiciones: D y B, N y R y con el freno de estacionamiento pulsando hacia el interior.

La pantalla central, situada en el centro de la consola, sí es más llamativa, con 10 pulgadas de diámetro y un nuevo sistema operativo.

De este sistema operativo, desde Volkswagen señalan que conviene saber que se puede actualizar, algunas veces por medio de internet y la conexión por datos, si bien en otras ocasiones habrá que acudir al concesionario. Y en este sentido, Volkswagen ya tiene preparada una primera llamada para que los usuarios acudan al concesionario en 2021 para una primera gran actualización del software.

Toma de carga del vehículo: la unidad probada contaba con 58 kWh de capacidad.

Toma de carga del vehículo: la unidad probada contaba con 58 kWh de capacidad.

También es llamativo el head-up display, ya que la información se proyecta virtualmente frente al coche.

Y continúa siendo llamativo el despliegue de seguridad, con airbag delantero de nueva generación que evita que conductor y acompañante choquen entre ellos; además de los diferentes asistentes a la conducción.

Como contrapartida, al buen equipamiento, encontramos la calidad de los materiales que en algunos elementos, como los paneles de las puertas, el salpicadero, etc que son excesivamente duros y con sensación de abaratamiento de costes. Algo similar ocurre con el maletero, cuando una vez que descubrimos la tapicería vemos que los acabados son mejorables.

El espacio interior es bueno, si bien los asientos están en una posición alta.

El espacio interior es bueno, si bien los asientos están en una posición alta.

Espacio interior

Continuando con el espacio interior, vemos que las dimensiones que ofrece un ID.3 son similares a las de un Volkswagen Golf o un Seat León. Quizás las plazas traseras sean algo más justas, sobre todo en altura, puesto que como las baterías van debajo, al final los asientos tienen que ir en una posición muy elevada.

En concreto, por ejemplo comparado con un Seat León, los pasajeros traseros del ID.3 van unos 60 centímetros sentados sobre el suelo, frente a los 50 del Seat León, lo que hace tener la sensación de que detrás se va en una posición muy alta.

A continuación tenemos todas las dimensiones interiores del ID.3 y de sus competidores...

  Anchura delantera Altura delantera Anchura trasera Altura trasera
Mazda3 145 99 137 93
Hyundai i30 143 101 137 96
Peugeot 308 142 101 137 93
Seat León 141 106 133 95
Ford Focus 141 101 136 92
Volkswagen Golf 141 99 136 93
Volkswagen ID.3 141 102 133 92
Toyota Corolla 138 98 134 92
Otro de los aspectos que destacan de este modelo es la conectividad.

Otro de los aspectos que destacan de este modelo es la conectividad.

Buena aceleración

Una vez en marcha teníamos mucha curiosidad por conocer el resultado de esta nueva plataforma. Y lo cierto es que la plataforma sí cumple con las expectativas. La pisada es buena, el coche es estable, no balancea... En líneas generales podemos decir que tiene un buen comportamiento.

Si bien es cierto que hay que hacer matizaciones. Por ejemplo, la dirección tiene una excesiva asistencia eléctrica y la frenada requiere mucha adaptación porque en las primeras frenadas se nota que el tacto (al ser frenos regenerativos) no es lo mismo que con un coche convencional. También hay que añadir que los frenos traseros son de tambor, algo que ha sorprendido a muchos usuarios.

Luego en curva, el coche apoya bien y si se fuerza un poco, al ser de propulsión (tracción trasera) permite jugar un poco con la dirección para redondear la curva. Nos ha parecido un coche aplomado y con un buen comportamiento.

Con este modelo Volkswagen inicia una nueva era.

Con este modelo Volkswagen inicia una nueva era.

Si tuviéramos que elegir un aspecto concreto de su comportamiento nos quedaríamos con el chasis, pero también con la aceleración. No es la de un deportivo, pero sí tiene una aceleración interesante. Eso sí, echamos de menos unas levas en el volante para modular más las retenciones y permitir así una conducción más activa. En este sentido tan solo existe la posición B (en lugar de la D) para retener más en bajadas prolongadas.

Conclusión

El esperado ID.3 ya está aquí. Y con él, Volkswagen empieza su reconversión al coche eléctrico. Solo durante el próximo año, la firma alemana producirá cerca de 330.000 unidades de este modelo, lo que significa igualar en número a las ventas que tuvo Tesla con todos sus modelos en 2019.

Esto quiere decir, por tanto, que Volkswagen se ha propuesto liderar la electromovilidad y, desde aquí, estamos seguros que lo conseguirá. Entre otras cosas porque tras el ID.3, llegará el ID.4 (como un Tiguan pero en eléctrico) y así con el resto de modelos de toda la gama de VW. Hay muchos miles de millones de euros de inversión detrás.

Del ID.3 nos ha gustado mucho el comportamiento del bastidor. Pensamos que Volkswagen ha realizado un excelente trabajo con la plataforma MEB. También nos ha sorprendido la aceleración. Es lo que más llama la atención de un coche eléctrico y en el ID.3 es sobresaliente. Y por último, también es muy bueno su comportamiento en curva y el comportamiento con la propulsión (tracción trasera).

Detalle de los faros en el nuevo VW ID.3.

Detalle de los faros en el nuevo VW ID.3.

Sin embargo, también creemos que para que el ID.3 tenga un precio competitivo Volkswagen ha decidido utilizar materiales que no están en la misma línea que otros modelos de la marca. Un Golf, por ejemplo, tiene mejores acabados que un ID.3.

En relación al precio, es más alto que sus rivales, pero tampoco mucho más desproporcionado que un modelo de combustión de Volkswagen frente a otros competidores. Y, por último, el consumo, nosotros hemos conseguido un gasto de combustible de entre 16 y 18 kWh, lo que permite una autonomía de entre 350 y 420 kilómetros dependiendo del tipo de conducción y las condiciones meteorológicas. La movilidad eléctrica ha llegado para quedarse. Bienvendido ID.3.

Valoración

Diseño: 7
Espacio interior y maletero: 8,5
Motor, cambio y prestaciones: 8
Confort y terminación: 7
Equipamiento en seguridad y tecnología: 8,5
Diversión al volante: 8
Precio: 6

Puntuación final: 7,57