Los fabricantes de automóviles vuelven a subir el tono de voz, todavía más, contra el Gobierno de Pedro Sánchez. En esta ocasión ha sido el Grupo PSA, que aglutina a marcas tan importantes como Citroën, Peugeot, Opel y DS.

Noticias relacionadas

PSA, además, no es cualquier fabricante; sino el número uno en nuestro país, con tres fábricas en España (Vigo, Zaragoza y Madrid) y cerca de un millón de coches producidos en 2019. Tal es así, que uno de cada tres coches que se fabrican en España es de este grupo constructor.

Ya en el mes de octubre PSA advirtió al Gobierno de Pedro Sánchez que mantuviera una mayor cercanía hacia el automóvil ya que existen numerosos países que están deseando que España pierda su posición como segundo país constructor de automóviles.

Pues bien, ahora este grupo constructor eleva aún más la crítica hacia el Gobierno y señala a Pedro Sánchez que está demostrando una "falta de voluntad" a la hora de apoyar al automóvil en un contexto "muy complicado" para la industria.

Asimismo, PSA señala que, al no realizar modificaciones en el impuesto de matriculación, está mandando un mensaje "negativo" para la matriz de la empresa que tendrá "consecuencias imprevisibles a medio y largo plazo".

Estas consecuencias imprevisibles a las que se refiere el constructor es la adjudicación de posibles modelos a las plantas españoles, una decisión que se toma siempre fuera de nuestras fronteras, ya que las matrices de los constructores están en otros países.

Por esta razón, PSA ha instado al Gobierno, tal y como recoge Europa Press, a adaptar "de forma inmediata" el impuesto de matriculación a la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación de emisiones WLTP ya que, según el fabricante francés de vehículos, mantener el actual sistema fiscal supondría un "fuerte daño al sector" y un nuevo "obstáculo" para la renovación del parque automovilístico español.

La firma gala ha asegurado que de no modificar este gravamen el precio medio de los vehículos subirá un 5% y afectará al 60% de la demanda y al 75% de los vehículos fabricados en España, "entre los cuales se encuentran más de 100.000 unidades producidas en las plantas de Grupo PSA en Vigo, Zaragoza y Madrid.

Además, PSA también ha advertido que la subida de precios de los coches supondrá una reducción de las ventas en alrededor de 110.000 unidades en 2021.

El principal fabricante de automóviles en territorio nacional ha subrayado que una prolongación del Plan Renove de cara a 2021 "no es suficiente" porque ya ha demostrado su "ineficacia" este año. "Solo son acciones coyunturales frente a una subida estructural de los impuestos", ha explicado.

"Esta petición en ningún caso nos aleja de los objetivos de descarbonización, ya que solo se trata de neutralizar el impacto de una normativa técnica", ha reivindicado Grupo PSA.

"Además, otros países de nuestro entorno, como Francia y Portugal, ya han adaptado su sistema impositivo, tal y como pedimos que se haga en España, para proteger la actividad y el empleo en uno de los principales sectores de la economía española, y asegurar que los ciudadanos utilicen vehículos más sostenibles y más seguros", ha sentenciado PSA.