Cada día que pasa aumenta el tono del mensaje de la industria del automóvil en España hacia el Gobierno de la nación se endurece. Hoy ha sido el Grupo PSA, que aglutina a marcas como Peugeot, Citroën y Opel y responsable de cerca del 30% de los coches que se fabrican en nuestro país.

Noticias relacionadas

En concreto ha sido el director general de la región Ibérica del Grupo PSA, Christophe Prevost, quién ha lanzado un mensaje de advertencia al Gobierno de Pedro Sánchez.

Una llamada de atención cuyo resumen es claro: el resto de países están al acecho y están deseando quitar la fabricación de algunos coches a España, segundo constructor europeo.

“Todos los países quieren potenciar su industria del automóvil. Por ejemplo, lo ha dicho Francia, a través de su ministro de Economía”, afirma Prevost, a EL ESPAÑOL. “Y nosotros, el Grupo PSA en España, estamos luchando para mantener la industria y la producción en este país”, comenta este directivo.

“Pero para ello -continúa- el mercado local tiene que ser fuerte. Y el problema que tenemos a día de hoy es que hay otros mercados que están surgiendo de manera importante (como por ejemplo Italia por no hablar de países del norte). Hay que tener en cuenta que el mercado Español ha bajado un 13% solo el mes pasado. Todo ello es fundamental para mantener la producción en España”, afirma.

Christophe Prévost, director general de comercio de PSA en la Región Ibérica.

Los planes no son efectivos

A la pregunta de si se sienten escuchados por el Gobierno de Pedro de Sánchez, este ejecutivo señala que sí se sienten escuchados. “Sin embargo, hay diferencias en los tiempos”, afirma. “Nosotros tomamos la decisión de hacer las inversiones hace 5 o 6 años y ya estamos listos”, continúa.  

“Y es cierto que las autoridades han puesto en marcha medidas (en relación a los planes de ayuda Renove y Moves), pero estas medidas no están siendo efectivas, no se están concretando”, comenta. “Además, los planes de ayudas sostenibles tienen que durar en el  tiempo”, afirma,

Para que las medidas sean efectivas no solo hay que anunciarlas. Es que el cliente pueda cobrar su ayuda. Pasa, por ejemplo, con el Renove, que todavía no está listo y no estará listo hasta el próximo mes”, señala Prevost.

El Gobierno nos tiene que ayudar a desarrollar el sector del automóvil en España. Producimos el 30% de los coches en España en total. Y tenemos un papel de fomentar esta industria para que sea sostenible en el país”, afirma el director general de PSA en España.

Todos los coches electrificados de PSA.

Importancia del consumo interno

Este mensaje de Prevost al Gobierno viene determinado por la importancia del consumo interno, un mercado que lleva en torno al 40% de caída en 2020 y que, según las estimaciones de Anfac cerrará el ejercicio con unas ventas totales de entre 800.000 y 850.000 unidades.

Por ello desde PSA recalcan que si bien no es el único argumento a la hora de tomar decisiones, el hecho de que la demanda interna sea fuerte, sí es un factor importante. “En PSA sabemos que si otros países tienen más demanda de coches que España esto supone un riesgo muy importante para este país”, señala. Un riesgo, deja entrever este responsable, que supondría incluso una reducción de la presencia de PSA en España.

Por este motivo, desde el Gobierno tienen que fomentar “un ecosistema para la electrificación de vehículo. No se trata solo de implementar una red de recarga pública, sino también facilitar las recargas privadas, permitir que se puedan realizar recargas en los supermercados, en las gasolineras… Tiene que ser un ecosistema que funcione muy corto plazo, si se anuncia y no se hace efectivo en poco tiempo no tiene sentido”, señala.

“El Grupo PSA tiene un compromiso histórico por el medio ambiente. Movilidad limpia, segura y asequible”, afirma Prevost.  “Sin embargo, España va muy retrasada en la electrificación respecto a otros países europeos, tal y como señala el último informe de Anfac”, comenta este directivo.

Además, desde PSA también han pedido al sector público que facilite la carga de los coches enchufables creando infraestructuras, red de recarga pública rápida y que trabaje en la interoperabilidad de la misma. "El desarrollo de la electrificación no puede ser responsabilidad exclusiva de los fabricantes", ha reivindicado Prévost.

Una gama 100% electrificada en 2025

Por su parte, José Antonio León Capitán, director de Comunicación y Relaciones institucionales de PSA, ha señalado que el Grupo PSA contará con 12 modelos 100% eléctricos de aquí a final de 2021 y ha adelantado que en los próximos meses se presentarán tres nuevos comerciales de cero emisiones, que también se fabricarán en España, en la planta de Vigo.

Además, también desde PSA han confirmado el interés de fabricar baterías en Europa desde 2023 para no depender de otros mercados asiáticos.

En este sentido, el Grupo PSA junto con Total contarán con una empresa conjunta para la fabricación de baterías para coches eléctricos en Europa desde 2023, con una inversión que podría elevarse hasta casi 5.000 millones de euros.

Esta 'joint venture, denominada,  Automotive Cell Company utilizará las instalaciones de Saft en Nersac una planta piloto que está programada para 2021 y que requerirá una inversión de 200 millones de euros.

En una segunda fase, la previsión de ambas empresas es construir en el norte de Francia una factoría a gran escala con una capacidad inicial de 8 gigavatios hora (GWh) y de 24 GWh en un futuro. También se prevé la implantación de un segundo centro en Alemania, lo que permitirá alcanzar 48 GWh de capacidad combinada en 2030.

Joao Mendes (izquierda) y Pedro Lazarino (derecha).

Relevo en la dirección de Peugeot y Opel

Por otra parte, el Grupo PSA ha revolucionado la cúpula directiva de sus marcas Peugeot y Opel en España y Portugal con el nombramiento de dos nuevos directores para ambas firmas, según informó el consorcio, que señaló que estos cambios tomaron efecto el pasado 1 de octubre.

Así, Joao Mendes se convierte en nuevo director de Peugeot en España y Portugal, cargo en el que reportará de forma directa ante el director general de Comercio de la Región Ibérica de PSA, Christophe Prévost.

En su nuevo puesto, Mendes, de 46 años de edad, sustituye a Hélène Bouteleau, que se ha convertido en nueva directora comercial de Citroën para Europa. El directivo inició su carrera en Iveco y en 1999 se incorporó a Peugeot, firma en la que ha ocupado diferentes responsabilidades en las áreas de Ventas y Posventa. Mendes ejercía desde 2016 como director de marca y comercial de Peugeot en Portugal.

Por su parte, Pedro Lazarino, de 43 años, ha pasado a ser el nuevo director de Opel en España y Portugal, sustituyendo a Jorge Tomé, que ha sido nombrado director de la marca Peugeot en Portugal. Lazarino entró a formar parte de Opel en 2010 y desde 2018 era director Comercial de Opel/Vauxhall.

Además, el Grupo PSA ha designado a Jesús Cenalmor nuevo director de Piezas y Servicios del consorcio en España, bajo la responsabilidad de Christophe Prévost. El directivo reemplaza a Antonio González, que asume la Dirección de Calidad y Gestión Red del Grupo PSA en España.

Cenalmor tiene 44 años e inició su actividad profesional en 1998 en Citibank Group y en 1999 se incorporó al Grupo PSA en la Dirección de Ventas de Citroën España. Desde 2017, ocupaba el cargo de responsable comercial de servicio de PCD en el seno de la Dirección de Servicios y Piezas del Grupo PSA.