Málaga

Los portavoces de los grupos municipales de PSOE y Adelante Málaga, la confluencia de Izquierda Unida y Podemos, han denunciado este jueves que los 230 alumnos del CEIP Valle-Inclán de El Palo, en Málaga capital, van a arrancar el curso escolar "entre nubes de polvo y ruido". Dos consecuencias de las obras del aparcamiento subterráneo que se está ejecutando en las pistas del centro.

Noticias relacionadas

El representante socialista, Daniel Pérez, ha acusado al alcalde, Francisco de la Torre, de no escuchar a la oposición, "ni a los vecinos de la zona ni a los comerciantes, que soportan el polvo y el ruido desde primera hora hasta las doce de la noche".

A su juicio, el regidor "ha forzado la maquinaria sin que le importe la salud de los escolares, porque su intención es entregar las plazas del aparcamiento en 2023, durante la campaña de las elecciones municipales". 

En este sentido, ha denunciado que el alcalde ha mentido, "porque dijo que la parte más agresiva de la obra, que es la creación del subterráneo, estaría lista antes del arranque del curso escolar". 

Las afirmaciones de Pérez contrastan con las realizadas semanas atrás por el concejal de Movilidad, José del Río, quien informó de que el retraso en la obra se había debido a la petición que había hecho la dirección del centro para poder desarrollar en el patio del colegio la fiesta de cierre del curso pasado. El edil también habló del acuerdo alcanzado con la comunidad educativa para ir adelante con estas actuaciones.

Por su parte, la concejala portavoz de Adelante Málaga, Paqui Macías, ha exigido una solución "urgente", que a su juicio pasa por concluir las obras con la máxima celeridad, para que se puedan retomar las clases sin que el alumnado tenga que soportar más molestias.

Los dos portavoces han estado acompañados de una de las madres del colegio Valle-Inclán, Carmen Mir, quien ha denunciado el inicio de las clases con las afectaciones de la obra. "Y el panorama es peor todavía para el alumnado con asma y otras alergias", ha señalado, recordando que el Ayuntamiento incumple de este modo los plazos anunciados.