Este miércoles, Antonio Jesús López Nieto, exárbitro internacional de fútbol, será ratificado como nuevo presidente del Unicaja Baloncesto. El equipo malagueño está viviendo un verano convulso. Las diferencias entre la dirección de la entidad financiera y la fundación, propietaria del equipo, son cada vez más notables.

Noticias relacionadas

Mientras la fundación ha dejado claro que no iba a invertir un solo euro más al presupuesto, Unicaja Banco ha salido al rescate del club con cinco millones extra para el presupuesto. Y en medio de todo esto, el nombramiento de López Nieto como presidente del equipo ha levantado ampollas en el ámbito político.

La concejala de Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada, ha destacado que "Unicaja se merece un presidente ligado al baloncesto y carente de sesgo político". En ese sentido, se refiere al pasado relacionado con el fútbol de López Nieto y sus cargos como asesor en la Diputación de Málaga.

Además, ha destacado que "siempre ha cobrado del banco". Todos los presidentes anteriores han tenido relación directa con la entidad bancaria y sus emolumentos por desempeñar el cargo se veían satisfechos por Unicaja Banco. En el caso de López Nieto, su sueldo -aún por confirmar- saldría directamente del presupuesto del club.

"No tiene sentido que se nos pida un esfuerzo en el patrocinio a las instituciones y se genere un nuevo sueldo", de hecho, a principios de julio, desde el Ayuntamiento se presentó la posibilidad de aumentar la aportación al club hasta los 450.000 euros

No sólo Ciudadanos, también el PSOEque considera que con el nombramiento del exárbitro de fútbol el Unicaja Baloncesto se politiza por su papel como exasesor en instituciones públicas gobernadas por los populares.

De cualquier modo, este miércoles, el nombramiento de Antonio Jesús López Nieto se hará efectivo y tomará posesión como presidente de Unicaja Baloncesto. Sustituirá al interino Sergio Corral.