El Málaga CF, aunque con menos ruido que en meses pasados, sigue jugando un partido sumamente importante en los despachos. Y es que no son pocos los frentes que el club tiene abiertos y que necesita ir esclareciendo para que la administración judicial deje paso a la normalidad.

Noticias relacionadas

A ello ha hecho referencia Paco Valverde, abogado representante de la APA (Asociación de Pequeños Accionistas del Málaga CF) en Área Malaguista de 101 Televisión. El letrado, además, ha mostrado su disconformidad por el peritaje de las acciones del club de Martiricos, que espera una aclaración al respecto y una rectificación por parte del Juzgado.

Hay que recordar que según una primera valoración, el informe elaborado por los dos peritos encargados de tasar el valor de las acciones del Málaga CF se elevaba hasta casi los 50 millones, ya que a cada acción le proporcionaban un valor de 78.34 euros. Esta tasación, que no es definitiva, no sentó nada bien en el seno de los pequeños accionistas del Málaga CF, ya que revaloriza muchísimo las acciones que tienen tanto Al-Thani como BlueBay y complicaría, por su elevado precio, una posible compra-venta de acciones o incluso del club.

“Se embargaron cautelarmente las acciones del jeque, pero estaban pendientes de una valoración pericial. Se hizo una primera aproximación, pero no estábamos de acuerdo algunas de las partes que componemos la acusación particular en el valor que se le había dado. Pedimos que se aclararan los criterios por los cuales se había valorado así (unos 50 millones de euros). Creímos algunos que era una valoración un poco precipitada y ahora seguimos a la espera de que se aclare, que pueda emitir una valoración algo más fiable de la que se dio”, dijo en primera instancia.

“El Málaga tiene un capital social de 17,5 millones de euros y la marcha de la sociedad no nos puede hacer pensar que eso se ha revalorizado en tres veces. No se ajusta a la realidad. Creo que fue algo precipitado, hay que valorar bien el tangible de la sociedad. Nos acaba de salvar CVC, se estudiaba una ampliación de capital, que haya crecido tres veces…”, asegura Valverde.

Novedades

El abogado también habló del caso abierto con Al-Thani para que declare ante la jueza, una situación que se está demorando más de la cuenta y que está impidiendo avanzar en la demanda penal que la APA tiene abierta. “Lo último y más reseñable que es que su señoría ha estimado oportuno dar un toque de atención al gobierno de Catar porque estaba la rogatoria para tomar declaración a la familia Al-Thani y todavía no se ha tenido noticias al respecto. Su señoría ha requerido través del Ministerio de Interior que se ponga en contacto con las autoridades cataríes para saber por qué no se está cumpliendo esa rogatoria para esa pretendida videoconferencia para tomarle declaración, que es una prueba que hay que practicar sí o sí”. Un requisito indispensable para poder celebrar el juicio oral y casi no se contempla tomar al jeque en rebeldía.

Y habló sobre el futuro de la propiedad del club, a la que aún le espera un camino intenso por recorrer. “La administración judicial es un vehículo para llevar el club mientras estén imputados en la causa penal. No se puede llevar ahora a cabo la ampliación de capital. Cuando salga la resolución definitiva de a quién pertenecen el 97% de las acciones del Málaga, las partes tendrán que ponerse de acuerdo para llevar a buen puerto la gestión mediante el procedimiento que sea o solicitar la liquidación de esa sociedad que tienen a medias, NAS Spain, que tampoco será fácil ni rápido”, apunta en primer término.

“Otra vía, si ya la propiedad va a quedar definida, pues cada uno de los socios tendrán que enajenar esas acciones o bien vender esas participaciones. Va a quedar un poco más claro a partir de que se cierre el tedioso proceso entre BlueBay y Al-Thani”, argumenta como otra solución posible.

Por último, habla del escenario que podría quedar en el caso de que Al-Thani fuera condenado. “El jeque tiene un embargo cautelar para responder en el caso de que sea condenado. Son esos 8,5 millones de euros. Si al final resulta que le condenan por esos supuestos delitos, que ahora es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y además de forma civil por el perjuicio a la entidad, sí se le podría quitar, enajenarlo, venderlo...”.