Málaga

El edificio que durante años permaneció okupado y que se convirtió en un verdadero quebradero de cabeza para los vecinos de la Avenida Juan XXIII, en Málaga, tiene los meses contados. La Gerencia de Urbanismo acaba de otorgar licencia de obras a la empresa Construcciones Intxausti para que proceda a la reparación del inmueble.

Noticias relacionadas

El coste de la operación se estima en 650.000 euros de ejecución material, con un plazo de ocho meses. Este inmueble tuvo que ser incluso tapiado por el Ayuntamiento de la ciudad ante los problemas de convivencia que generaban sus ocupantes a los vecinos, con incendios en el interior. 

De acuerdo con los datos recogidos en el expediente oficial, la intervención propuesta se produce ante las "malas condiciones de habitabilidad" que presenta la construcción, debido a que la misma ha sido objeto durante años de "diferentes actos vandálicos", ocasionando "numerosos daños materiales".

"Mediante el proyecto aportado se pretenden realizar las obras de reparaciones necesarias para que las edificaciones gocen de las condiciones necesarias de salubridad y habitabilidad para obtener Licencia de Ocupación", se destaca. 

Construcciones Intxausti se hace cargo de esta actuación de rehabilitación tras haber adquirido un compromiso de compraventa del mismo el pasado 23 de febrero de 2021. Un acuerdo autorizado por el juez responsable del concurso de acreedores en el que se encuentra desde hace años la titular original del edificio, Evemarina S.L.

Evemarina fue uno de los grandes actores del sector inmobiliario en la provincia de Málaga en hasta que en el año 2009 entró en concurso de acreedores. Antes, en febrero de 2006, recibió la expedición de la licencia para la construcción de un edificio de 44 viviendas, 63 plazas de aparcamientos, trasteros y local comercial en la Avenida Juan XXIII.

A finales de abril de 2009 solicitó licencia de ocupación aportando para ello entre otras, certificado final de obras visado. En enero de 2013, El Ayuntamiento dictó resolución denegando la licencia solicitada tras constatar que el informe del Servicio Técnico de Extinción de Incendios y Protección Civil era desfavorable.

Los trabajos ahora contemplados para recuperar el inmueble consisten en la eliminación y sustitución de los elementos deteriorados de fachadas, balcones, cubiertas y del interior tanto de viviendas, zonas comunes como de aparcamientos y trasteros situados en planta sótano, adaptación en lo posible de las instalaciones que estén obsoletas o deterioradas a las actuales normativas y reposición de las carpinterías interiores y exteriores.

La expedición final del permiso de actuación queda, no obstante, condicionada al Informe favorable de Bomberos. Para ello se requiere la presentación de separata de protección contra incendios para su envío. Y se reclama separata de obras de urbanización.