Málaga

El proyecto de transformación del actual hotel Cortijo la Reina, localizado en pleno parque natural de los Montes de Málaga y en Suelo No Urbanizable de Especial Protección por Planificación Territorial y Urbanística, y su conversión en establecimiento rural con categoría 5 estrellas tiene ya el camino expedito para hacerse realidad. 

Noticias relacionadas

Tras varios años de tramitación, la operación, impulsada por Grupo Mathiven, recibe la licencia de obras necesaria para impulsar su ejecución. La dimensión de la actuación se constata en los parámetros económicos de la misma. 21 millones de euros de inversión, de los cuales 13,9 se relacionan con la ejecución material. La previsión es que de las 30 habitaciones actuales, el complejo pase a tener 75. 

Pero las partidas incorporan otros aspectos a considerar, como un plan de reposición del arbolado afectado por 263.019,03 euros; un plan de paisajismo y reforestación (no incluye reposición y reforestación) valorado en 1.435.697,57 euros. Para el mobiliario se prevén 585.000 euros y para el Spa y el Wellness, 233.359,50 euros. A estos conceptos, la licencia suma una prestación compensatoria de 2.105.227,82 euros.

Ordenación de los diferentes módulos del complejo.

Atendiendo a la documentación oficial que figura en el expediente, la actuación implicará la demolición completa de varios edificios existentes y partes de otros que se reforman y amplían. "El edificio principal o cortijo original alberga la mayoría de los servicios comunes del hotel, además de una serie de habitaciones", señala la propuesta, que incluye la construcción de cinco módulos de habitaciones que estarán "funcionalmente vinculados" al principal.

Una de las particularidades que estos cuerpos edificatorios estarán conectados de manera subterránea. También se eliminan unos bungalós de madera y un par de casetas existentes.

Pero a la intervención directamente vinculada con el hotel hay que sumar trabajos de acondicionamiento sobre el resto de la parcela, de manera que será acondicionado al entorno rural. Destaca la ejecución de tres nuevas zonas de piscinas descubiertas.

La zona de Spa y saunas posee instalaciones tanto descubiertas como cubiertas en el interior de la ampliación de uno de los edificios, que además anula y elimina la piscina antiguamente existente. En los edificios ampliados se incluye un restaurante al servicio del hotel.

La parcela afectada por la iniciativa empresarial tiene una superficie de 150.131,75 metros cuadrados. De lo actualmente construido, 4.618 metros cuadrados, se demuelen 2.597,13. Y tras la ejecución de los trabajos proyectados, la superficie total pasará a 10.284,79 metros construidos.

La memoria de la actuación destaca la apuesta de los promotores "por ofrecer un restaurante ecológico capaz de fomentar el desarrollo del producto local, así como un wellnes center o balneario que contribuya a su distinción y al fomento del bienestar mediante la práctica de rutinas saludables en relación directa con el paisaje". "Para ello, aspectos como el yoga, la meditación o el diseño del paisajismo se erigen en valores fundamentales del hotel", se precisa.

Otra de las perspectivas del establecimiento.

Grupo Mathiven quiere reconvertir el actual complejo aprovechando el desarrollo internacional que existe de los negocios dedicados a la mejora de la calidad de vida. Con ella, no sólo se promociona el valor histórico del lagar, sino que permite la posibilidad de integrarlo en un posible recorrido o ruta global de edificios industriales "ante la cada vez más frecuente demanda de este tipo de servicios turísticos en toda la región de Andalucía".

Los cálculos realizados por la empresa fijaban los ingresos previstos en 7.130.970 euros anuales. De ellos, más de 3,8 millones por el alojamiento; 1,3 por la restauración y 1,6 millones por el uso del wellnes center. En todos los casos con unos niveles de ocupación estimados del 65%.

Unos parámetros económicos que se contraponen con unos gastos estimados de 6.960.246 euros. Los datos manejados por la empresa elevan a unos 50 empleos los que generará esta actividad, con puntas de 100 en momentos determinados del año. Respecto al calendario de desarrollo, el plazo de ejecución estimado es de 18 meses.