Quizás sea aventurado asegurar que el rugby se ha vuelto a poner de moda, pero lo cierto es que en Málaga se mantiene inalterable un importante bastión de este deporte que presume, y con derecho propio, de defender algunos valores nobles de la práctica deportiva. Se trata del Club Rugby Málaga, que compite en la segunda división nacional –al igual que el Marbella Rugby Club, el otro equipo malagueño en la categoría-, que aspira a seguir creciendo, que suma más de 25 años de historia y que aglutina a más de 300 jugadores entre adultos y cantera.

Noticias relacionadas

El Club Rugby Málaga ha comenzado su nueva temporada de la mejor manera posible, con una victoria. Lo hizo este sábado con autoridad sobre el Arquitectura en el Estadio Ciudad de Málaga (47-13), donde desde el curso pasado disputan ahora sus partidos por homologación de la Federación. Y manda un mensaje a navegantes, que este año quieren luchar de nuevo por el ascenso. No será fácil, porque la temporada pasada se quedaron a las puertas de entrar en la fase de ascenso a División de Honor y persiguen el ascenso otro año más.

Luis Guerra, capitán del Club Rugby Málaga, explica a EL ESPAÑOL de Málaga las sensaciones en este arranque de curso ilusionante. "Queremos luchar por el ascenso, y si ascendemos pues mucho mejor. Tenemos varias caras nuevas, pero entrenamos 80 jugadores juntos y el jueves el entrenador da las convocatorias para los tres equipos sénior que se dividen en las tres categorías. Es como si tuviéramos filiales. Es positivo porque no es normal que haya plantillas tan amplias como la nuestra", comenta ante el dilema al que se enfrenta cada semana Martín Calle, el entrenador del conjunto malagueño.

Esta temporada disputan sus partidos en el Ciudad de Málaga y comenta las dificultades para organizar un club con una gran estructura de base detrás. "No tenemos campo propio y todas las categorías vamos compartiendo campo. Ahora entrenamos en Guadalmar. Pero el segundo equipo juega en el Manuel Becerra de Rincón de la Victoria. También entrenamos en la UMA y en el Ciudad de Málaga. Es uno de los hándicaps, no tener unas instalaciones propias para hacer club", lamenta Guerra.

La lucha por el ascenso es todo un galimatías. De nuevo ha cambiado el sistema de competición y el Club Rugby Málaga, que compite en el Grupo C de División de Honor B, disputará once partidos –solo ida- para dirimir si lucha por ascender o por mantener la categoría. Los dos primeros de este grupo se unirán a los dos primeros de los otros dos grupos, además de los dos mejores terceros. Y entre esos ocho habrá un playoffs, que arrancará en cuartos de final y a ida y vuelta. El campeón, asciende. El subcampeón, disputará una promoción con el undécimo de División de Honor.

Abonos

El club también lanzó una campaña de captación de abonados. Desde 45 euros del abono básico hasta los 140 euros, que tiene unos privilegios destacados. Aunque todos los partidos se retransmiten a través de streaming por la página web del club, tanto los de local como los visitantes. Una manera de dar visibilidad el rugby y de llegar, más si cabe, a todos los rincones.

Una de las bajas notables que tendrá el equipo malagueño será la de Alberto Carmona, el chico de moda del rugby español que ya ha debutado con la selección absoluta, que ha conquistado varias medallas con las categorías inferiores de los Leones y que no podrá ser de la partida con el equipo sénior ya que la normativa española impide que un jugador menor de 18 años pueda dar el salto con los adultos. "Personalmente sería un placer y un orgullo contar con Albertito porque es un niño de la casa y lo hemos visto crecer. Verlo jugar con la selección es un orgullo para todo el club", lamenta Luis.

El club

El club cuenta con 12 equipos en todo su organigrama y con más de 300 jugadores en sus filas. Hacen jornadas de convivencia y demuestran que los valores del rugby siguen vivos en cada concentración, en cada entrenamiento y en cada partido. "Está creciendo bastante el rugby y se está haciendo una gran labor en el club. Además de la captación, también se está trabajando en el desarrollo porque seguimos todos la misma metodología de trabajo desde el sénior hasta la escuela. Eso facilita el desarrollo de todos. Todo ello además de los valores del club y del rugby", finaliza el capitán del Club Rugby Málaga ante una temporada que ya ha echado a andar.