La Universidad de Málaga ha inaugurado este jueves oficialmente el curso académico 2021-22 -el primero pospandemia- en un acto en las ETSI de Informática y Telecomunicación, donde el rector José Ángel Narváez ha abogado por un pacto educativo superior y la Junta ha recordado que la UMA ha logrado captar casi 25 millones de euros en incentivos a la I+D+i convocados por el Gobierno andaluz.

Noticias relacionadas

Narváez ha argumentado a favor de un Pacto por la Educación Superior, que conllevaría “un acto de responsabilidad y consenso muy necesario, porque nos jugamos nada menos que el futuro en una perspectiva más allá de cuatro años”.

El rector ha dicho esto después de referirse al anteproyecto de la nueva Ley de Universidades promovida por el ministro Manuel Castells, que, a su juicio, “plantea grandes objetivos loables en su proclamación formal como aspiración general de lo que debe ser una Universidad nueva”, pero que “ni los medios, ni los recursos, ni los instrumentos que contiene parece que vayan a garantizar la consecución de una reforma estructural del sistema universitario que nos haga más eficaces, más competitivos y que nos adapte a las actuales necesidades educativas y sociales”.

En este contexto, el rector se ha referido al sistema universitario andaluz y ha pedido a la Junta de Andalucía un Plan Estratégico que defina el futuro a medio plazo. Aunque ha agradecido el esfuerzo del gobierno autonómico por mejorar las universidades, ha solicitado una mejora de la financiación, ya que la que hay actualmente “es un modelo de reparto de fondos si ningún compromiso económico más allá de lo que se recoja en los presupuestos anuales, sin determinar los indicadores sobre los que se basará ese reparto”.

Ahí actuaría el Plan Estratégico: "¿Cómo queremos que sea el sistema andaluz dentro de 10 años?", se ha preguntado, para responder: "Seguramente esta reflexión nos llevaría a ser mucho más eficaces y eficientes y a definir mejor las estrategias de financiación", que la UMA considera que debería estar asociada a resultados académicos y sociales "y que no sea considerada un gasto, sino una inversión para el futuro".

Y es que, en palabras del rector, "si ha habido herramientas fundamentales para encarar esta crisis pandémica ha sido la ciencia y el conocimiento en todos sus ámbitos, ya que el sistema universitario público es la única esperanza para cimentar el presente y construir el futuro".

Casi 25 M en incentivos a I+D

La secretaria general de Universidades, Investigación y Tecnología, Rosa María Ríos, ha valorado el compromiso con los más altos estándares de calidad y excelencia de la Universidad de Málaga, que en esta legislatura ha logrado captar casi 25 millones de euros en incentivos a la I+D+i convocados por el Gobierno andaluz. Durante la apertura del curso universitario 2021/2022, ha puesto de relieve que Málaga sigue atrayendo empresas, turistas y estudiantes, lo que permita consolidarla como “destino prioritario para invertir, vivir y estudiar”. 

Durante su discurso inaugural, Ríos ha explicado que esos fondos provienen de diversas líneas de ayudas que cubren todas las etapas de la carrera investigadora, favorecen la transferencia de conocimiento, impulsan proyectos de I+D y apoyan la mejora de infraestructuras y equipamientos de investigación.

La cuantía de 25 millones se verá incrementada, según ha aclarado, con las nuevas convocatorias que tiene previsto lanzar Transformación Económica antes de que finalice el año. Así, en los próximos meses se pondrán a disposición de las universidades otros 38 millones para proyectos de I+D+i; y otros 15,7 millones para una nueva edición del Programa Emergia, posibilitando captar 60 investigadores de primer nivel en Andalucía.