La rumba rock más famosa de España, la de Estopa, se apoderó anoche de La Cantera de Starlite Catalana Occidente. David y José Manuel Muñoz están de celebración, como el festival que anoche incendiaron con un concierto muy coreado. Los hermanos Muñoz cumplen 20 años sobre los escenarios y Starlite Catalana Occidente celebra su década de vida subiendo a artistas a las tablas de Marbella, Málaga. Un doble motivo festivo como éste merecía un concierto divertido, canalla y con canciones guardadas en el recuerdo de varias generaciones.

Noticias relacionadas

"Es una fecha muy bonita, porque es un festival muy consolidado. La gente ya lo ha tomado como algo de culto, la verdad es que la acústica es maravillosa y hemos estado unas cuantas veces, porque siempre que te escuchas bien, lo disfrutas", declaraban momentos antes de salir ante su público.

Empezaron pisando fuerte con Tu calorro y Vino tinto, dos himnos de la carrera musical del dúo de Cornellá de Llobregat que fueron acogidos con el entusiasmo de todo el Auditorio al unísono. Acto seguido y a modo de presentación decían: "El año pasado íbamos a dar este concierto, hemos pasado un año congelados, nos congelamos todos un poco, muchas gracias por asistir y apoyar la cultura para que podamos hacerlo así de esta manera. Haremos un concierto con nuestras canciones de toda la vida, con las últimas, con las de en medio... Ustedes pásenlo muy bien".

Y así, hicieron un recorrido por canciones tan emblemáticas de Estopa como Partiendo la panaLa raja de tu faldaEl del medio de Los Chichos o Me falta el aliento, intercaladas con temas de su último disco, Fuego, publicado en octubre de 2019 y cuya gira se vio interrumpida por la pandemia. Entre las canciones del nuevo álbum, los Muñoz escogieron la homónima además de Camiseta de rokanrolEl último renglón y Yo no estoy loco para cantarlas frente a su público.

Sensibilizados con la situación actual de pandemia, los integrantes de Estopa tuvieron unas palabras de recuerdo y homenaje "a sanitarios, sanitarias y sanitaries; a los trabajadores de los supermercados, charcuteras, charcuteros, pescaderos, pescaderas, a quienes han estado en primera línea de fuego", para quienes pidieron un fuerte aplauso que el público dio con agrado.

Además de brindar un gran concierto, estuvieron simpáticos y graciosos con unos seguidores a quienes de seguro echaban de menos tras el parón forzoso de año y medio de duración. "Llevamos muchos años haciendo muchas canciones, de añadas distintas, motivaciones distintas, antes escribíamos en un parque tomando litronas y ahora en casa con un botellín", explicaban entre risas.

Los máximos exponentes nacionales de la rumba rock se hicieron de rogar a la hora de volver para los bises, pero sus fans no estaban dispuestos a dejarles marchar tan fácilmente e insistieron con palmas, vítores y zapatazos sin descanso hasta que salieron al escenario de nuevo para interpretar Mi primera cana -dedicada a Joaquín Sabina, Pancho Varona y García de Diego-, DemoniosOjitos rojos y "una canción que os gusta mucho y a nosotros también", Cacho a cacho.

Para finalizar, los de Estopa reservaron la mejor bala, Como Camarón. "Nos queremos despedir con, a nuestro juicio, nuestra mejor canción. Muchas gracias, ha sido una fecha muy bonita estar aquí en el décimo aniversario".

Entre los asistentes que acudieron al histórico concierto se encontraban Manuel QuijanoJosé Ramón de la MorenaKike SantiestebanArancha de BenitoBernardo HernándezGonzalo de la Cierva y Patricia OlmedillaFernando Ramos y Luis Rollán, entre otros.