Málaga

Conforme pasan los meses y la crisis provocada por la Covid reduce su impacto sobre las familias malagueñas, se disparan las operaciones de compraventa de viviendas en la provincia. Los últimos datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al pasado mes de agosto, confirman una evolución favorable que ya se viene apreciando desde inicios del ejercicio.

Noticias relacionadas

En términos absolutos, en los ocho primeros meses de 2021 se han cerrado 20.601 operaciones de compraventa de pisos (casi 85 diarias), 5.936 más que en el mismo periodo de hace un año, un 28,8%.

Estos valores son incluso mejores que el acumulado en el mismo periodo de tiempo de antes de la pandemia. De hecho, entre enero y agosto de 2019 fueron enajenadas 20.526 viviendas.

Atendiendo al tipo de producto, vuelve a ser relevante el peso que sigue ganando el producto nuevo. De todas las acumuladas este año, 5.441 son nuevas (el 26,4% del total), superando con creces las 3.194 del año pasado o las 3.845 de 2019. 

Centrando el foco solo en lo ocurrido en agosto, Málaga aparece como cuarto territorio nacional con más operaciones de compraventa, con 3.246, sólo por detrás de Madrid, 7.321; Barcelona, 4.800, y Alicante, con 3.491.

Sin embargo, escala hasta la segunda posición si se toma como referencia la enajenación de producto nuevo. Las 1.072 operaciones cerradas en ese periodo sólo son superadas por las 1.547 de Madrid.

En cuanto a la vivienda usada, entre enero y agosto, en la provincia malagueña se han vendido 15.160, frente a las 11.471 de hace un año. En este apartado 2019 sigue mostrando mejores registros, con 16.681 unidades usadas.

Asimismo, es de destacar que del total de ventas, 1.154 tienen como protagonistas viviendas de protección oficial (VPO). Pese a que la cifra mejora el registro del año pasado, sigue siendo residual si se comparan con las viviendas libres. Entre enero y agosto de 2020 se vendieron 657 VPO, y en el mismo periodo de 2019, 1.323.