Málaga

El recién aprobado Decreto de Renovación y Modernización de la Planta Hotelera ha sido el eje central del II Foro Aehcos, celebrado este miércoles en el Hotel MS Amaragua de Torremolinos, que ha reunido a autoridades y empresarios hoteleros interesados en descubrir los pormenores y las ventajas de una iniciativa "imprescindible para que la Costa del Sol pueda competir en igualdad de condiciones con otros destinos turísticos".

Noticias relacionadas

Así lo ha señalado el presidente de la Asociación de Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Luque, quien ha resaltado el esfuerzo del Gobierno andaluz y ha valorado que el decreto recoge gran parte de las demandas del sector desde hace más de tres años.

"Supone un gran impulso para que podamos competir con otros destinos como Baleares, Murcia o Canarias. La renovación de la planta hotelera era un proyecto necesario que no se podía demorar", ha dicho Luque, quien ha presidido el acto, acompañado por la consejera de Fomento, Marifrán Carazo; y el director territorial de CaixaBank en Andalucía Oriental, Juan Ignacio Zafra.

La consejera también ha asegurado que el decreto supondrá "un revulsivo sin precedentes para el sector y contribuirá de manera directa a la recuperación de nuestra economía". En una primera fase, creando empleo en el sector de la construcción y, "en el futuro, incentivando nuevas actividades e impulsando la creación de empresas".

Carazo ha destacado que con este decreto el Gobierno andaluz responde a una demanda del sector que va a contribuir "a mejorar nuestra oferta turística y permitir a los alojamientos turísticos de Andalucía competir en igualdad de condiciones con otros territorios turísticos".

Así, ha destacado su necesidad y urgencia para aliviar los efectos que la pandemia está teniendo en el sector turístico, ya que la pandemia ha provocado "el cierre temporal de algunos establecimientos, generando una delicada situación a cientos de empresas y poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo".

"Necesitamos tener un sector turístico dinámico, con establecimientos modernos y que puedan hacer frente a las exigencias derivadas de esta crisis sanitaria o de otras que puedan surgir", ha subrayado la consejera.

En esta misma línea se ha expresado el director territorial de CaixaBank, Juan Ignacio Zafra, que ha considerado la medida "como una oportunidad única para mejorar la calidad de los establecimientos turísticos de Andalucía y especialmente de la Costa del Sol".

Traducido a cifras, el decreto supondrá un gran impulso y revulsivo para el sector hotelero, ya que la inversión podría superar ampliamente los 2.000 millones de euros y la creación de 7.000 empleos en Andalucía.

"Los hoteleros de la Costa del Sol no podemos competir en precio con otros destinos del Mediterráneo", ha insistido Luque, quien ha ensalzando el trabajo realizado para que salga adelante un proyecto "de importancia para el sector".

Aumento de edificabilidad

Entre las particularidades del nuevo decreto está permitir un 15% de aumento de la edificabilidad y la ocupación en las parcelas donde exista un establecimiento turístico, que podrá alcanzar un 20% en los casos que implique un aumento de categoría.

Si este aumento supone un incremento del aprovechamiento objetivo en más del 10%, será necesario acometer un instrumento de planeamiento urbanístico, por lo que se ha establecido un plazo de tres años para cumplir todos los trámites necesarios.

Se podrán acoger a este decreto ley todos los establecimientos de alojamiento turístico que se hallen legalmente edificados en suelo urbano que necesiten realizar obras de ampliación o reforma para su renovación y modernización. Se incluyen establecimientos hoteleros, apartamentos turísticos del grupo edificios/complejos, campamentos de turismo, casas rurales y complejos turísticos rurales.

El decreto sigue la estela de unas medidas que ya se han puesto en marcha en otras comunidades, como Murcia, Baleares y Canarias, y que han tenido un importante éxito contribuyendo notablemente a dinamizar el sector turístico. En Baleares, la entrada en vigor de la Disposición Adicional 4ª de la ley 8/2012, de 19 de junio, de Turismo generó una inversión superior a los 1.800 millones de euros, la creación de más de 7.500 puestos de trabajo sólo en el sector del alojamiento y que más de 200 establecimientos hoteleros subieran de categoría.