Málaga

La apuesta de la multinacional Amazon por contar con un espacio logístico fijo y definitivo en Málaga capital se atasca. Los plazos de tramitación del proyecto de construcción de un gran centro de distribución en los suelos de Intelhorce, donde convivirá con la fábrica de Mayoral, se alargan por encima de las previsiones iniciales.

Noticias relacionadas

Desde la promotora de la actuación urbanística, la empresa aragonesa Montepino, han confirmado a EL ESPAÑOL de Málaga la dificultad con la que avanza en este momento esta operación. La firma se hizo con estos terrenos, con 113.651,80 metros cuadrados de superficie a principios de 2020, previendo una actuación valorada en cerca de 80 millones de euros.

Para tratar de resolver los interrogantes que se ciernen actualmente sobre el futuro de esta intervención, representantes de Montepino y de Amazon mantuvieron el pasado martes una reunión con el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, y otros integrantes del equipo de la Gerencia de Urbanismo.

La cita tenía por objetivo dilucidar los pasos que tras ejecutar las obras de limpieza del sector quedan por delante para activar la intervención sobre la parcela. Desde Montepino confirman la imposibilidad de trazar una hoja de ruta clara, a la espera de que se solventen los trámites aún pendientes.

Este extremo ha sido confirmado por el concejal malagueño, que ha destacado la disposición municipal a avanzar en el camino que queda por delante. "La Gerencia conoce de primera mano las condiciones de la actuación y cuál es la necesidad de tiempo del supuesto inquilino", ha afirmado.

En esta línea, ha añadido: "Tratamos de coordinar y responder a las necesidades de cada uno". El edil ha puesto en valor que la urbanización del sector va a incluir como elemento añadido las obras de conexión peatonal en la barriada de El Tarajal, dando respuesta a la necesidad de los vecinos.

La previsión, no obstante, es que el estudio de detalle que va a permitir ordenar el espacio empresarial pueda estar aprobado a lo largo del mes de septiembre. Hay que recordar que este instrumento fue validado inicialmente por la Junta de Gobierno Local de Málaga en agosto del año pasado. Las fuentes han indicado que ya cuenta con todos los informes sectoriales.

Las empresas vinculadas a la iniciativa creen que una vez aprobado se podrán acelerar los procedimientos pendientes, incluyendo los proyectos de urbanización y reparcelación, entre otros.

El proyecto de urbanización de la parcela incluirá las conexiones peatonales para los vecinos de El Tarajal

"Va más lento de lo previsto, pero no se está parando", han apuntado, destacando las conversaciones ya mantenidas con los técnicos municipales para perfilar estos documentos. "Si lo de menos son las obras, que pueden necesitar de unos siete u ocho meses", han confirmado.

Pese a la demora que acumula el proyecto, desde la promotora han destacado que la posición de Amazon sigue siendo de confianza en el mismo. El modelo previsto busca reducir los plazos de entrega y recogida de mercancías en las zonas urbanas. 

El desarrollo, según se precisa en la página web de Montepino, se eleva a 18.464 metros de superficie bruta alquilable (GLA), a los que sumar otros 16.378 metros cuadrados para almacenes y 2.086 metros de oficinas. Igualmente se perfilan 60.000 metros cuadrados de suelo para aparcamiento y zonas verdes. La reserva prevista es de 769 plazas para vehículos ligeros.

Actualmente, la multinacional cuenta con una carpa provisional en unos terrenos alquilados al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) en Los Prados. La superficie arrendada tiene 13.200 metros cuadrados. En la misma se levanta una carpa de unos 2.700 metros cuadrados de superficie, con unos 26 contenedores móviles (más de 375 metros cuadrados) para oficinas y servicios, y 55 aparcamientos. 

El acuerdo suscrito con el organismo estatal tiene una vigencia de tres años (a contar desde principios de 2019), con la opción de prorrogarlo. Una posibilidad que cobra más fuerza ante el retraso del centro de Intelhorce.