Wake Up Spain

EY

Deuda pública.

Deuda pública.

La tribuna

¿Por qué es clave refinanciar la deuda para la supervivencia de las empresas?

27 octubre, 2021 06:05

La economía española volverá a recuperar el ritmo previo al estallido de la pandemia en los próximos 18 meses, lo cual es una gran noticia, ya que significa que podemos ver la luz al final del túnel.

Sin embargo, no es menos cierto que cuando salgamos del túnel no estaremos en la misma situación que cuando entramos en él, sino con una mochila mucho más pesada debido al mayor endeudamiento del sector empresarial.

Uno de los problemas de fondo de nuestra economía es que nuestras empresas manifiestan un déficit estructural de capital y un limitado acceso a las fuentes de financiación, a diferencia de lo que ocurre en los países de nuestro entorno. Esta situación nos hace especialmente dependientes de lo que pueda ocurrir a las fuentes de financiación, especialmente, a los bancos.

La deuda del sector empresarial en España ha crecido significativamente durante los últimos 12 meses. La menor actividad económica provocó que muchas empresas incurrieran en pérdidas y, en consecuencia, necesitaron acudir al crédito para continuar con su actividad. En este sentido, los avales públicos fueron de gran importancia para permitir que el crédito siguiera fluyendo y las empresas pudieran mantener su actividad.

Por lo tanto, si todo sale como espera el Banco de España, en el año 2023 nuestras empresas volverán a recuperar sus niveles de actividad, aunque con un mayor nivel de endeudamiento. Las consecuencias derivadas de esta situación implicarán una menor disponibilidad de recursos para seguir invirtiendo, crecer o crear empleo (en definitiva, generar riqueza), puesto que deberán devolver aquello que pidieron prestado.

Pero como “a perro flaco, todo son pulgas”, esta situación se verá agravada por el proceso de reestructuración bancaria en España. Los cuatro mayores bancos aglutinan más del 70% de la cuota de mercado y todos ellos se encuentran en importantes procesos de transformación que implican decenas de miles de despidos (vestidos de bajas voluntarias) así como nuevos y elevadísimos costes para su cuenta de resultados.

Los bancos necesitan reducir sus carteras de crédito y hacerlas más rentables lo que, explicado en lenguaje sencillo, significa que habrá menos crédito y más caro.

A nuestras empresas la banca les ha incrementado (y seguirá haciéndolo) las comisiones y los tipos de interés, al tiempo que les ha comunicado que no les renovarán parte del crédito del que han dispuesto hasta la fecha.

En el año 2023 nuestras empresas volverán a recuperar sus niveles de actividad

En este escenario, no hay que ser muy avezado para darse cuenta de que, si el nivel de endeudamiento se ha incrementado, el crédito se ha vuelto más caro y la banca concede cada vez menos financiación, se deben buscar alternativas.

Afortunadamente existen numerosos inversores con un mandato claro para financiar empresas en España. La elevada bancarización de nuestra economía no les había permitido acceder a nuestro tejido empresarial, pero la debilidad e incertidumbre del sector en estos momentos les ha abierto las puertas.

El perfil de estos financiadores, en su mayor parte extranjeros, es sustancialmente diferente al de los bancos y ofrecen la posibilidad a las empresas de financiarse a plazos más largos y sin un calendario de amortizaciones que resulte perjudicial para la compañía. Asimismo, en términos de coste, son también muy competitivos.

Estos financiadores se han convertido en una alternativa real, eficaz y necesaria para cubrir las necesidades de financiación de nuestro tejido productivo. Pero sin lugar a dudas, la mejor noticia del actual proceso de desbancarización es que ya no son sólo las grandes compañías las que pueden beneficiarse de las bondades de este tipo de financiadores, sino también aquellas empresas medianas con buenos modelos denegocio.

En este sentido, debemos tener presente que las alternativas existentes en estos momentos a la financiación bancaria y que ofrecen unas condiciones sumamente ventajosas, irán adaptándose en el futuro a las condiciones de mercado. Por ello, debemos vigilar con mucha atención los repuntes inflacionistas, ya que podrían tener consecuencias en el corto y medio plazo.

Si estos repuntes pasan de ser meramente coyunturales a convertirse en estructurales, se verán afectados todos los mercados financieros. La incertidumbre a largo plazo que genera la inflación podría provocar que la oferta de productos de financiación no sólo se encareciera, sino que limitase el acceso a los plazos más largos.

Desde mi punto de vista, no creo que los tipos de interés vayan a subir en el medio plazo (tendría consecuencias desastrosas), si bien es altamente probable el aumento de los diferenciales de crédito como consecuencia de las incertidumbres existentes.

Por todo lo anterior, y si tuviera que enfrentarme a la decisión de refinanciar o no el endeudamiento de mi empresa, sin duda aplicaría la regla de “anticipa lo difícil gestionando lo sencillo”.

Es el momento de aprovechar la actual situación de mercado y garantizarse unas condiciones de financiación excelentes para los próximos años.

*** Vicente Rodríguez es socio y director de Financiación Estructurada de Beka Finance

 

 

 

 

 

 

Ahora en portada

José ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad.

CaixaBank cierra los últimos flecos para zanjar su integración tecnológica el 14 de noviembre

Anterior
Oportunidades de trading

Dónde invertir en bolsa hoy: Ferrovial, Indra, Sacyr y Acciona

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.