Teresa y las películas de zombis

Teresa y las películas de zombis

La tribuna

Teresa y las películas de zombis

17 marzo, 2021 02:01

Mi sobrina Teresa me preguntó el otro día qué era un zombi y, como no me gusta privar a mi hermano del placer de verse sometido a sus interrogatorios, traté de escabullirme explicándole que no se preocupara porque era un monstruo de mentira que solo salía en las películas de miedo para mayores.

No contenta con mi evasiva, me contestó: "Pues lo han dicho en la tele y papá estaba hablando de ellos por teléfono". Estuve tentado de finalizar la videollamada inventándome un corte, pero esta estrategia —que me suele funcionar para zafarme de las preguntas insidiosas de los letrados cuando defiendo un informe pericial— estaba abocada al fracaso; así que prometí explicárselo el próximo día.

Al prepararme para el futuro "interrogatorio", no he sido capaz de encontrar el origen del término en la literatura fantástica —la RAE señala como raíz etimológica el criollo de Haití—, pero sí he echado un vistazo a los "tebeos para mayores" (i. e. las revistas académicas de impacto internacional) para confirmar que la expresión proviene del ámbito de la supervisión bancaria.

En este terreno se utiliza la metáfora para resaltar los terribles efectos que produce para el conjunto de la economía la tendencia de los bancos con problemas a renovar la financiación a empresas zombis en lugar de reconocer las pérdidas. En esta cuestión existe un notable consenso sobre la conveniencia de reconocer cuanto antes los problemas y actuar en consecuencia. La razón principal es que se limita el crédito a quienes mejor uso pueden hacer de él —las empresas viables— y se distorsiona el mercado porque se favorece a los competidores con problemas, impidiéndose una reasignación eficiente de recursos escasos.

Sin embargo, extramuros de la regulación prudencial de las entidades de crédito, la cuestión dista mucho de estar clara en lo que se refiere a las consecuencias para el crecimiento económico a largo plazo cuando no hay una limitación clara del crédito disponible y el shock tiene carácter temporal.

En efecto, existen relevantes estudios que no encuentran relación de causalidad entre el número de empresas zombis y el rendimiento de las sanas. Por ejemplo, esta es la conclusión del artículo Identificación de los efectos reales de los préstamos zombis publicado por la Universidad de Oxford en el número de noviembre pasado de la revista The Review of Corporate Finance Studies, en la que se revisan críticamente los estudios académicos de más relevancia publicados hasta la fecha sobre la cuestión.

Así las cosas, no existe unanimidad en la literatura académica de referencia que avale el coro de opiniones que en los últimos días han alertado de los peligros de una supuesta proliferación de empresas zombis debido a la decisión del Gobierno de ampliar la moratoria concursal hasta el 31 de diciembre de 2021 y que se publicó el pasado sábado en el BOE. Por el contrario, sí es evidente el riesgo de inducir el cierre de compañías viables que atraviesan problemas coyunturales de liquidez.

Es evidente el riesgo de inducir el cierre de compañías viables que atraviesan problemas coyunturales de liquidez

Se ha dicho, asimismo, que la moratoria perjudica a los acreedores porque no podrán pedir el concurso necesario de sus deudores; pero lo cierto es que nada les impide reclamar ya en el juzgado las deudas vencidas y, en todo caso, conseguir la declaración de concurso necesario es complicado cuando el deudor ha logrado aplazar sus deudas con las administraciones públicas y está al día con sus trabajadores porque se ha acogido a un ERTE.

Es posible que la medida haya frustrado las expectativas -poco realistas- de ingresos que tenían algunos colegas; pero, mientras sigan existiendo las razones que llevaron a aprobar la primera prórroga, lo adecuado es mantener las medidas de respuesta. Cuestión distinta es que hubiera sido deseable que se aprobara antes —igual que las ayudas y otras tantas medidas—, pero, aunque sea tarde, la medida va en la dirección correcta.

Por mi parte ya tengo preparada la respuesta para mi sobrina: menos películas y más literatura.

*** Guillermo Prada es socio de PradaGayoso.

Ahora en portada

Una persona sostiene una hoja de cannabis.

Arcis: el ‘caso Gamestop’ de una empresa de cannabis en el que la SEC sí ha tomado cartas

Anterior
Europa al frente del mundo: un certificado digital único para la movilidad global

Europa al frente del mundo: un certificado digital único para la movilidad global

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.