Rafael Catalá.

Rafael Catalá.

La tribuna

La eficiencia de la mediación en la resolución de conflictos

25 septiembre, 2020 02:04

En España existe una cultura muy arraigada de solucionar los conflictos de cualquier índole por la vía judicial. Sin embargo, este no siempre es el proceso que más conviene a las partes, dada la saturación que sufre nuestro sistema judicial, entre otras razones.

Además, esta situación se está viendo agravada tras el estado de alarma y el Real Decreto 463/2020 aprobado como consecuencia de la Covid-19, que ha supuesto la paralización de la justicia durante meses y ha sumado un gran número de nuevos casos y litigios que tardarán años en resolverse. Por ese motivo, estamos viviendo un momento clave en el que es muy importante dar visibilidad a las vías alternativas de resolución de conflictos.

Una de ellas es la mediación, que se presenta como la alternativa más eficaz, ágil, flexible y económica de resolución de conflictos mercantiles y civiles en nuestro país. Es un mecanismo de resolución de disputas por medio del cual las partes en conflicto acuerdan encomendarse a un tercero para que les ayude en el proceso de lograr una solución mutuamente satisfactoria. Ahí radica una de las ventajas de la mediación frente a los procesos judiciales. En una mediación no hay ganador ni derrotado, sino que todos ganan porque se alcanza un acuerdo que satisface a ambas partes.

En una mediación no hay ganador ni derrotado, sino que todos ganan porque se alcanza un acuerdo que satisface a ambas partes

Por otra parte, la mediación habitualmente se desarrolla en un ambiente menos hostil y más amigable que en los procesos judiciales. Las partes buscan llegar a un acuerdo y no enfrentarse, por lo que prima el diálogo y se reduce notablemente la confrontación que caracteriza al pleito.

Además, la mediación permite, por su naturaleza flexible y abierta, incorporar al debate nuevas variables o palancas de negociación a fin de facilitar la resolución de la disputa, por lo que las relaciones contractuales de las partes pueden llegar a verse reforzadas y mejoradas como consecuencia del acuerdo alcanzado tras una mediación.

Otras ventajas de la mediación frente a la vía jurisdiccional son la duración y los costes. Mientras que un juicio puede extenderse durante años, la mediación, habitualmente, se resuelve en meses. Esa reducción en la duración lleva aparejada, por sí misma, una significativa disminución de costes, que además se sufragan por las partes de la manera que éstas consideren más oportuno y, a falta de acuerdo, a partes iguales. 

Por último, uno de los aspectos fundamentales y que afecta a las partes involucradas es la confidencialidad. Generalmente, en un proceso judicial los datos son públicos y accesibles y pueden perjudicar la imagen de las partes. Sin embargo, la mediación permite mantener la confidencialidad de documentos y testimonios y, de esta forma, se evitan elementos y factores externos que puedan influir en el procedimiento.

Para potenciar la mediación en España, la Cámara de Comercio de España ha creado el Centro Español de Mediación (CEM), que aspira a hacerse acreedor de la confianza de las empresas españolas en la resolución de disputas civiles y mercantiles entre partes.

Conseguir que las empresas españolas consideren la mediación como una alternativa real y efectiva a la jurisdicción requiere un cambio de mentalidad en todas lo actores involucrados, como abogados, peritos, empresas e, incluso, jueces. Sigamos el ejemplo de Italia, cuyo número de casos solucionados con éxito a través de la mediación supera ya los 200.000.

*** Rafael Catalá es presidente del Centro Español de Mediación (CEM) y exministro de Justicia.

Ahora en portada

Sede del Grupo ACS, en una imagen de archivo.

El impacto del coronavirus reduce el beneficio semestral de ACS hasta los 361 millones

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2016 El León de El Español Publicaciones S.A.