El blanqueo global a la luz del sol

El blanqueo global a la luz del sol

La tribuna

El blanqueo global a la luz del sol

22 septiembre, 2020 02:37

Casi todos los delitos económicos se cometen por dinero. Y los delitos económicos son un porcentaje enorme de los crímenes. Precisamente por eso, la regla básica para investigar cualquier ilícito económico es "seguir el rastro del dinero". Por esa razón, para luchar contra delitos como la corrupción, el delito fiscal o el tráfico de drogas es fundamental luchar contra el "blanqueo de capitales".

Porque, el dinero es "la memoria de la sociedad". Esa memoria nos permite disfrutar de los productos y servicios que otros ciudadanos y empresas ofrecen, precisamente porque previamente se han ofrecido productos y servicios por los que otros quieren y pueden pagar. Los delincuentes económicos quieren disfrutar de los resultados de sus delitos, por lo que luchar contra el blanqueo de capitales impide muchos delitos futuros, porque, sin el incentivo de disfrutar del fruto prohibido, muchos delitos se dejarían de cometer. Por eso, la amnesia en la lucha contra el blanqueo, la amnistía de los capitales ilícitamente obtenidos, es un atajo a ninguna parte.

Blanquear un capital o lavar el dinero se realiza habitualmente en tres fases. En una primera se camufla el dinero procedente de una actividad ilegal. En una segunda se oculta, a buen recaudo, ese dinero. Por último, se reintroduce el dinero en el sistema financiero como si tuviese una procedencia legal, como si procediese de un negocio lícito. Eso, aunque a algunos no les guste, incluye el capital que no ha pagado, de forma delictiva, los correspondientes impuestos.

El dinero es 'la memoria de la sociedad'. Esa memoria nos permite disfrutar de los productos y servicios que otros ciudadanos y empresas ofrecen

No se puede permitir que el sistema financiero se utilice para lavar el dinero de procedencia ilícita. El sistema financiero viene a ser como el sistema circulatorio de nuestro organismo, por él circula la sangre que permite a las células alimentarse y oxigenarse.

Cuando se permite, impunemente, que el dinero de procedencia de ilegal, el dinero del crimen, circule por el sistema financiero, estamos permitiendo que el veneno circule por nuestras venas y arterias, y eso acaba envenenando a la sociedad.

Si los delincuentes económicos pueden aprovecharse impunemente de los frutos del delito, cada vez se cometerán más delitos. Porque, actividades como el tráfico ilegal de drogas y armas son mucho más rentables que actividades legales. Pero si los delincuentes no se pueden aprovechar de los resultados de sus delitos, entonces estas actividades dejarían de interesar porque estos delitos se cometen por dinero, pero para aprovecharse de ese dinero.

Al igual que el sistema circulatorio necesita unos riñones para depurar la sangre, el sistema financiero necesita unos órganos de control para depurar la procedencia del dinero.

El sistema financiero necesita unos órganos de control para depurar la procedencia del dinero

Detrás de los pequeños casos de corrupción o de la venta al por menor de droga están siempre los famosos billetes de 500 euros, es decir el dinero en efectivo en billetes de alta denominación. Esto es así, simplemente, porque el efectivo no es rastreable. Pero este sistema resulta muy complicado o incluso impracticable cuando estamos hablando de grandes sumas de dinero.

Entonces, resulta imprescindible utilizar el sistema financiero para ocultar la procedencia del dinero, ocultarlo y posteriormente reintroducirlo en el circuito legal, es decir para blanquear y lavar el dinero de procedencia ilícita.

No se puede permitir que el rastro del dinero se pierda cuando se introduce en el sistema financiero, porque eso es tanto como permitir la impunidad en muchos grandes delitos económicos.

En muchos casos, algunas entidades financieras utilizan sus filiales en paraísos fiscales para este tipo de operaciones. El principal problema de los paraísos fiscales no es que allí se paguen pocos impuestos, sino que debido a la opacidad de estos territorios, los defraudadores en otros países oculten capitales y rentas que no han pagado sus correspondientes impuestos.

Sin embargo, todavía más grave es que el rastro de los capitales ilegalmente obtenidos se pierda en estos territorios. Pero seamos más precisos, ese rastro se pierde en el sistema financiero, en entidades financieras que tienen filiales en estos "puertos seguros" (tax havens, no heavens) de antiguos piratas y corsarios…

La lucha contra la opacidad de los paraísos fiscales no sólo es la lucha contra el gran fraude fiscal, sino también la lucha contra el blanqueo, contra la impunidad de los peores delitos económicos.

Ahora vuelven a aparecer noticias de cómo, presuntamente, algunos grandes bancos internacionales no fueron suficientemente diligentes en la lucha contra el blanqueo de capitales. Por supuesto, estamos ante una cuestión grave porque estas actuaciones, o esta negligencia, como prefieran, dificultó la lucha contra los delitos económicos más graves. Pero este hecho es, también, un motivo de esperanza ya que pone luz sobre una situación tenebrosa y oscura. No existe mejor desinfectante que la luz del sol.

*** Francisco de la Torre Díaz es economista e inspector de Hacienda.

Ahora en portada

Detalle de un rótulo en la sede de PharmaMar.

PharmaMar se dispara en bolsa con el respaldo de la Justicia europea al Aplidín

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2016 El León de El Español Publicaciones S.A.