El PERTE ‘Salud de Vanguardia’ ha sido el segundo en anunciarse, después del proyecto del coche eléctrico. Lo hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace una semana y dio las primeras pinceladas de sus objetivos: incorporar avances innovadores en materia sanitaria. Precisamente en esta línea se sustentan las cuatro propuestas que ha hecho la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) para fortalecer el sistema sanitario.

Noticias relacionadas

Su director general, Ion Arocena, ha contado a Invertia las proposiciones que la industria biotecnológica ha trasladado al Ministerio de Industria con el objetivo de que este futuro PERTE “sea integral y considere a toda la cadena de valor de la innovación en salud, desde el desarrollo y la producción hasta el acceso de los pacientes”.

Además de esto, Arocena considera otro elemento que, a su juicio, es importante para el desarrollo de este proyecto. “Tanto el sector público como las empresas tenemos que ir de la mano para reforzar las capacidades de este país, de manera que seamos capaces de tener tanto diagnósticos como medicamentos o vacunas de origen español”.

Las cuatro propuestas

En total, la asociación presentó cuatro propuestas al Ministerio de Sanidad, que es el departamento que está coordinando el PERTE sanitario. En primer lugar, Asebio ha puesto encima de la mesa la necesidad de impulsar las capacidades de desarrollo de fármacos en España, la que para Arocena es la principal iniciativa.

“Uno de los grandes retos que tenemos en biotecnología sanitaria es que la mayoría de los ensayos clínicos que están liderados por empresas españolas están en fases muy iniciales de desarrollo. El 70% del pipeline está en fases preclínicas”.

Un investigador.

Esto significa que las biotech son capaces de generar un valor añadido en etapas tempranaspero no tienen la capacidad, fundamentalmente, financiera para desarrollar las fases clínicas y llevar los tratamientos al mercado. En este sentido, la asociación propone “dar un impulso a esas capacidades de desarrollo propio como lo han hecho otros países durante la pandemia”.

En segundo lugar, el sector ha planteado la necesidad de fortalecer la industria del diagnóstico y de la medicina de precisión. El año pasado se aprobó una estrategia de medicina personalizada dentro del plan de choque para la Ciencia. “Esta es una buena base para reafirmar la industria del diagnóstico y de la medicina de precisión, pero hace falta dotar a esa estrategia de presupuesto y objetivos, así como integrar la información de tipo clínico”, ha explicado Arocena.

Y no solo eso, esta segunda propuesta plantea que la industria forme parte de la estrategia de medicina personalizada y que pueda trabajar con los datos y resultados que se generen. “Esto permitirá desarrollar modelos predictivos y nuevos fármacos, es decir, tener mejores herramientas”, ha continuado Arocena.

El tercer elemento es la oportunidad que ofrecen de las terapias avanzadas. En este punto, Asebio plantea dotar de mecanismos de colaboración entre el entorno académico y las empresas, de manera que España se pudiera situar en un hub de terapias avanzadas.

Y es que, tal y como ha explicado el director general de la asociación, “la mayoría de desarrollos se producen en el entorno académico y tienen pocas posibilidades de que se conviertan en una terapia que se industrialice y que, por tanto, llegue al paciente”. Así, la iniciativa pasa por incrementar las capacidades de desarrollo, escalado, aplicación, fabricación industrial de este tipo de medicamentos.

Por último, una apuesta por las nuevas tecnologías disruptivas que están cambiando el desarrollo de medicamentos, como el ARN mensajero. “Junto con las terapias avanzadas, hay otro tipo de tecnologías que están protagonizando una revolución”, ha analizado Arocena.

Por ello, desde Asebio creen que hay una oportunidad para apostar por la investigación y la industrialización de estas áreas emergentes para la fabricación de nuevos medicamentos.

Cuatro propuestas que encajan con las pinceladas que dio Pedro Sánchez sobre el PERTE sanitario: “Queremos que la salud incorpore los avances innovadores de la biotecnología en la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el manejo clínico de los pacientes”. Unas primeras pistas sobre lo que será el proyecto que hacen entrever que se han tenido en cuenta las aportaciones de la industria biotecnológica española.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información