Cuando un paciente acude a la sanidad pública, no suele pensar en el coste que tiene la atención que le prestan los profesionales sanitarios, la prueba que le puedan realizar o el ingreso hospitalario.

Noticias relacionadas

En España, la estancia media de un ingreso hospitalario convencional es de siete días. ¿Su coste? 5.101 euros, lo que se traduce en casi 700 euros por cada día de hospitalización. Así se desprende de la última actualización sobre costes publicada en 2017 por el Ministerio de Sanidad con base en la información de 2014 y 2015.

Otro ejemplo es la cirugía mayor ambulatoria, es decir, los procedimientos quirúrgicos en pacientes que en el mismo día de la intervención reciben el alta hospitalaria. En este caso, el coste medio es de 1.060 euros.

Los procesos con mayor coste medio para el Sistema Nacional de Salud son los procedimientos quirúrgicos mayores de neonatos de bajo peso, con un coste de 89.556 euros; traqueostomía con ventilación mécanica prolongada, 65.736 euros, y el trasplante de corazón, que le cuesta a la sanidad pública 55.725 euros.

Aunque estos 'precios' son anteriores a la pandemia de la Covid-19, permiten hacerse una idea de cuál es el coste de la estancia en un hospital público.

Pacientes contagiados por Covid-19 reciben atención médica. EFE/ Sergi Rugrand

Además, son algo diferentes a los que negocia la Comunidad de Madrid con la sanidad privada por la atención de pacientes Covid durante la primera ola de la pandemia. Las tarifas base rondarán los 730 euros por cada día de ingreso en planta y 2.080 por cada día de ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En la última actualización sobre costes hospitalarios publicada por Sanidad, no se incluyen datos sobre el coste de las UCI, por lo que, en este caso, no se puede hacer una comparación.