Una de las medidas incluidas en el acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos era la introducción progresiva de la atención a la salud bucodental de la población en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

Noticias relacionadas

El Gobierno de coalición ya ha dado los primeros pasos en este sentido. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 incluye una partida de 49 millones de euros destinada a las comunidades autónomas para la ampliación de los servicios de salud bucodental de la sanidad pública.

Sin embargo, harán falta 5.423 millones de euros para la ampliación de la cartera bucodental. Así se extrae del informe 'Propuesta para una ampliación inclusiva de la asistencia bucodental en España', encargado por Vitaldent.

Este documento contempla cuatro escenarios posibles: sin copago, con el coste mencionado anteriormente; con un copago del 15%, que tendría un coste de 5.155 millones; con uno del 25%, 4.977 millones, y con otro del 50% que lo rebajaría hasta los 4.532 millones.

Según los cálculos realizados por el grupo de profesionales que ha elaborado el documento, en un sistema sin copagos, el incremento de la demanda esperado sería del 47,5%, lo que elevaría el gasto total en asistencia bucodental a los 5.423 millones de euros. Esto supondría un 4,9% del gasto sanitario total y un 0,54% sobre el total del PIB.

Un dentista atiende a una paciente.

Estas cifras “permiten constatar que el coste económico de financiar la salud bucodental no es inasumible para el Sistema Nacional de Salud ni para la economía española”, ha señalado Alberto Montero, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Málaga, presidente de la Comisión de Empleo y Seguridad Social y relator de este informe.

Las previsiones que incluye este informe ya se han puesto en conocimiento del Ministerio de Sanidad. Tal y como confirma Montero a Invertia “hemos tenido una primera reunión para hacer una presentación a nivel técnico”.

La salud bucodental en España

Los expertos que han elaborado las propuestas han tenido en cuenta los datos epidemiológicos de salud bucodental en España. “Sobre todo las dos patologías más frecuentes: la caries y la enfermedad periodontal”, ha explicado Lluis Giner, decano de la Facultad de Odontología en la Universidad Internacional de Cataluña.

El informe recalca que una cuestión esencial de cara al diseño de las políticas públicas y la búsqueda de la máxima eficiencia económica y social es conocer la prevalencia de la enfermedad para determinar la asignación de los recursos.

Además, según los datos analizados, los expertos constatan que existen fuertes niveles de desigualdad, no sólo en términos personales, sino también en términos territoriales.

Ya en 2010, el 23% de la población no fue al dentista por motivos económicos. Por ello, han alertado de que "sin una actuación compensadora y unificadora por parte de las autoridades públicas se mantendrán y agravarán, al tiempo que lo hacen las desigualdades personales y territoriales".

Evitar cierres

Precisamente, en el pleno del Senado de este martes, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha señalado que la ampliación de los servicios de salud bucodental en el Sistema Nacional de Salud (SNS) ayudará a evitar que se produzcan situaciones de cierre como las de las clínicas dentales iDental y Dentix, entre otras.

"Lo que está sucediendo es un reflejo bastante representativo cuando un segmento de la sanidad está privatizado y se rige por criterios distintos a los que imperan en lo público. Mucha gente ahora se tiene que endeudar para un servicio público. Y muchas personas están en una situación muy grave", ha señalado Garzón.