La pandemia de la Covid-19 está pasando factura a todos los sectores, también al de la odontología. El inicio de esta crisis sanitaria provocó un frenazo en la labor de los dentistas, ya que durante los meses de cuarentena sólo podían atender urgencias.

Noticias relacionadas

Las consecuencias ya comienzan a ser visibles. Una de las grandes cadenas, Dentix, ha anunciado el cierre de todos sus centros. Pero los efectos de la crisis serán mayores: tres de cada diez clínicas dentales cerrarán en los próximos meses.

Estas son las previsiones que maneja el Consejo General de Dentistas. Su presidente, Óscar Castro, ha explicado a Invertia cómo la crisis económica derivada de la pandemia está afectando también al sector dental.

Un dentista atiende a una paciente.

Las clínicas tuvieron que soportar un incremento de hasta el 300% de los precios del material sanitario, como el de las mascarillas o los equipos de protección individual (EPI).

“Hubo especulación con el importe de las mascarillas por la escasez que, además, ha derivado en la falsificación de estos productos”, recuerda Castro.

Además de esto, el presidente de los dentistas explica que las clínicas también han tenido que mantener sus gastos fijos, como son el alquiler o hipoteca del local, nóminas… “Hay centros que no han podido soportarlo y han tenido que cerrar y despedir a sus trabajadores”.

En lo referente al empleo, “solo con el anuncio del cierre de Dentix, que aún se desconoce si será definitivo, perderán su puesto 3.000 trabajadores, la mayoría de ellos dentistas. Esto supone un 8% de los colegiados”, ha señalado Castro.

Reclamaciones

Además de la pérdida de empleo, el presidente de los dentistas advierte de que “serán muchos los pacientes que se quedarán sin atención”.

Los usuarios afectados pueden quedarse con tratamientos sin terminar, incluso que ya habían pagado o se habían comprometido con financieras. Ante el cierre de clínicas, estos pacientes se encuentran con el servicio sin prestar y con los pagos pendientes o el dinero perdido.

En este sentido, el Consejo General de Dentistas informa de que los pacientes tienen diferentes vías para poder reclamar. Por ejemplo, poniendo quejas ante Consumo o Sanidad, o por la vía civil o penal.

Además, Castro avisa de que “alguien tendrá que darle una solución a la situación en la que se quedan esos pacientes”. Por ello, ha indicado que debe ser el ministro de Consumo, Alberto Garzón, “quien debe articular las cosas de manera adecuada para que esto no vuelva a pasar”. Recordemos que ya ha habido casos, como el cierre de iDental, que dejo a miles de personas en la situación mencionada.