Observatorio de la movilidad

El vehículo eléctrico cierra un mes de abril con brotes verdes a la espera de que las ayudas lleguen a las empresas

Abril se conviernte en el segundo mejor mes para los modelos cero emisiones sin que haya comenzado la renovación de flotas corporativas.

4 mayo, 2021 02:02

Noticias relacionadas

Los primeros efectos de las ayudas comienzan a verse en la venta de vehículos eléctricos. Durante el pasado mes de abril, se vendieron 2.875 unidades de vehículos 100% eléctricos en España. Una cifra que supone una reducción respecto a las 3.414 registradas en marzo, que está fuertemente influenciada por la situación del mercado corporativo, que representa el 50% de las compras.

Desde de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) apuntan a que "la puesta en marcha del Plan Moves III, con el que desde el pasado día 10 de abril autónomos y particulares pueden solicitar incentivos a la compra de vehículos electrificados, ha comenzado a aportar oxígeno al mercado". Un cambio que se espera sea aún más notorio cuando se sumen las empresas que deben esperar a que cada región publique sus correspondientes ayudas.

Según señalan desde Aedive, "los datos ponen de manifiesto que las empresas contienen la renovación de sus flotas hasta poder disponer de los incentivos. En este sentido, valoramos que, además de asegurar la continuidad de las ayudas y el incremento de la dotación presupuestaria, la nueva edición del Moves involucre a las comunidades en su compromiso por consumir las cuantías del plan".

En un análisis por tipo de vehículo, los turismos 100% eléctricos registraron durante el pasado mes un total de 1.424 unidades frente a los 2.025 del pasado mes de marzo. Si la cifra se compara con 2020, mes que fue casi nulo por el confinamiento, supone un aumento del 1.555%.

Los ciclomotores eléctricos, por su parte, registraron un total de 668 unidades matriculadas en abril, lo que supone un fuerte ascenso en comparación a los 375 registrados en marzo. En el caso de las motocicletas la cifra llega a las 411, un retroceso frente a las 734 de marzo de 2021.

Si realizamos la comparativa con el mes de abril de 2019, la perspectiva nos muestra unos incrementos del 88,7% y del 407%, respectivamente, consolidándose como los grandes impulsores del despegue de la electromovlidad en los entornos urbanos.

En la misma línea, las furgonetas eléctricas, que ganan protagonismo en el reparto de última milla ante el auge del comercio electrónico, llegaron a las 299 unidades matriculadas, una mejora importante frente a las 209 alcanzadas en marzo. De hecho, si lo comparamos con el mismo mes de 2019, las matriculaciones de estos comerciales ligeros se quedan un 131,7% por encima.

Por su parte, las ventas de los modelos híbridos enchufables registraron una deceleración en abril. Las 3.063 unidades matriculadas durante el pasado mes quedan lejos de las 3.554 de marzo. Pese a ello, la cifra supone un 4.921,3% más con respecto a abril de 2020 y un 360% más si lo comparamos con el mismo mes de 2019, lo que los sitúa como pieza clave para la transición hacia la movilidad cero emisiones.

Cuatrimestre para olvidar en el sector

El mercado de vehículos sigue a la baja en el mes de abril comparado con el mismo mes de 2019, cerrando uno de los peores cuatrimestres desde los últimos años de la crisis económica. En concreto, los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) señalan que las matriculaciones de turismos y todoterrenos registran una fuerte caída en abril respecto del mismo mes de 2019, con un descenso de las ventas del 34,2%, hasta las 78.595 unidades.

El acumulado del año registra una caída del 39,3%, hasta las 264.655 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años. Desde Anfac señalan como razones de esta situación la pandemia, la incertidumbre sobre la vacunación y las sucesivas olas, la falta de turismo, la crisis económica o la subida del impuesto de matriculación.

Se mantiene la comparación con abril de 2019 porque hacerlo con abril de 2020 supone informar de una subida del 1.787% en las matriculaciones de turismos y todoterrenos, una cifra que no refleja la realidad actual. Ese crecimiento desproporcionado solo refiere al confinamiento estricto del mes de abril de 2020, cuando solamente se comercializaron 4.163 vehículos.

Así las cosas, mayo y junio se presentan como meses fundamentales que servirán como termómetro para el resto de 2021. La suma del mercado corporativo a las ayudas y las renovaciones de flotas pendientes hacen esperar que, paulatinamente, el mercado español reporte mejores cifras en materia de electrificación. Una situación que debería consolidarse tras el verano si se confirma la reactivación económica producto del éxito de la vacunación contra el coronavirus.