No está siendo un año fácil para Japón. El país ha quedado notablemente rezagado en el ritmo de vacunación de su población respecto a otros países desarrollados, manifestándose en una cuarta ola de infecciones y en la prolongación de restricciones sociales y del estado de emergencia.

Noticias relacionadas

En realidad, Japón tiene buenas razones para el lento progreso de su lucha contra la Covid-19. En la década de 1970, una serie de escándalos con vacunas puso el listón muy alto a las aprobaciones de medicamentos. Los ensayos locales son un filtro por el que han de pasar los medicamentos extranjeros, por lo que llevar las vacunas estadounidenses y europeas a su mercado ha sido un proceso penosamente lento.

Por lo tanto, después de una fuerte recuperación en la segunda mitad de 2020, en 2021 la economía ha vuelto a retroceder. El PIB cayó casi un 4% anualizado en el primer trimestre y el consenso de mercado sobre un posible crecimiento cero en el segundo trimestre podría resultar un poco optimista. A la industria manufacturera le está yendo mejor que a los servicios, pero incluso esta se ha desacelerado recientemente, situándose cerca de la marca de los 50, que separa el crecimiento de la contracción.

Brecha de valoración

Todo ello se ha visto reflejado en el comportamiento de las acciones japonesas en lo que va de año. Solo le ha ido peor a China, que lucha con la falta de estímulos. En los últimos meses se ha abierto una brecha entre el Este y Occidente en los mercados globales.

En línea con este comportamiento de la economía japonesa, los fondos que invierten en compañías cotizadas del país del Sol naciente se revalorizan de media un 7,1% en el año, a la cola del grupo de fondos de renta variable disponibles para su comercialización en España. Se ha hecho una selección de los fondos de la categoría VDOS de renta variable internacional Japón que cuentan con la calificación de cinco o cuatro estrellas de VDOS y con un requerimiento mínimo de inversión de hasta 6.000 euros.

Los más rentables

De este grupo de fondos, el más rentable desde el pasado enero es la clase HR en euros de Pictet - Japanese Equity Selection, con una revalorización del 14%. A un año obtiene una rentabilidad del 35,2%, con un dato de volatilidad del 16,5%.

Toma como referencia el índice MSCI Japan, ofrece a los inversores la posibilidad de participar en el crecimiento del mercado de acciones japonesas. Invierte al menos dos tercios de sus activos netos totales en acciones de sociedades cuyo domicilio social se encuentre en Japón o que ejerzan una parte importante de su actividad económica en el país.

La cartera está compuesta por una selección limitada de valores que, a juicio del gestor, cuentan con las perspectivas más favorables. Entre sus mayores posiciones encontramos acciones de Toyota Motor (4,95%), Hitachi (4,58%), Mitsubishi UFJ Financial Group (4,07%), Asahi Group (3,28%) y Fujitsu (3,26%). Cuenta con un patrimonio total de 1.320 millones de euros. Sus partícipes soportan una comisión fija del 2,5% y de depósito del 0,3%.

Un 5,7% es la rentabilidad obtenida por la clase Y de acumulación, con cobertura en euros, de Fidelity Funds - Japan Aggresive. En el último periodo anual se revaloriza un 25,3%, registrando un controlado dato de volatilidad respecto al resto de fondos de su categoría del 12,7%, que lo posiciona entre los mejores por este concepto, en el quintil cinco.

Evolución comparativa de fondos de inversión en Japón. VDOS

El gestor del fondo, Nicholas Price, sigue un enfoque de selección de valores ascendente, buscando crecimiento a un valor razonable. El análisis individual de empresas y los contactos resultan claves para este proceso. Da preferencia a empresas ignoradas y escondidas, especialmente de pequeña y mediana capitalización, que estén experimentando un cambio en sus respectivas actividades empresariales.

Aunque el análisis exclusivo de Fidelity es un factor clave para encontrar dichas oportunidades, el gestor también persigue sus propias ideas de inversión. Con el fin de mantener la rentabilidad, sigue una estricta disciplina de venta, recortando activamente posiciones y sustituyéndolas con nuevas ideas. Toma como referencia de gestión el índice Topix Total Return.

Sus mayores posiciones incluyen acciones de NOF Corp (5,2%), Misumi Group (4,9%), Keyence Corp (4,6%), Recruit Holdings (3,6%) y Oriental Land Co (3,4%). Gestiona un patrimonio de 282 millones de euros, siendo necesaria una inversión mínima de 2.500 dólares (aproximadamente 2.117 euros) para suscribir la clase Y de acumulación con cobertura en euros de este fondo. Aplica una comisión fija del 0,8% y de depósito del 0,35%.

Para inversores dispuestos a asumir riesgo de divisa, el fondo denominado en yenes japoneses, Priviledge - Alpha Japan Cap gana un 9,1% por rentabilidad en el año en su clase M de capitalización. A un año, se revaloriza un 23,2%, con un dato controlado de volatilidad de 12,7% que, como al anterior, lo posiciona en el quintil cinco por tal concepto.

Gestionado por Lombard Odier IM, es un fondo de alta convicción, asesorado por Alpha Japan Asset Advisors. Se propone como objetivo batir al índice Topix TR a largo plazo, seleccionando las acciones a incluir en su cartera por sus méritos fundamentales a medio y largo plazo. Se gestiona activamente, para beneficiarse de las rotaciones sectoriales y las reversiones de flujo, una característica del mercado de renta variable japonés.

La estrategia es oportunista, haciendo hincapié en su análisis en un enfoque ascendente, durante el proceso de búsqueda de oportunidades de inversión en todo el espectro de la capitalización. Permite la flexibilidad en la selección, en cuanto a exposiciones sectoriales y de estilo, pudiendo invertir en un número de entre 55 y 80 acciones de alta convicción, con las diez primeras posiciones representando el 30% o 40% de los activos.

Entre ellas encontramos acciones de Toyota Motor (4,5%), Sony Group (3,5%), Mitsubishi UFJ Financial Group (2,5%), Seven & I Holdings Co (2,3%) y Shin-Etsu Chemical (2,20%). Se requiere una aportación mínima de 3.000 euros para suscribir la clase M de capitalización en yenes de este fondo, que grava a sus partícipes con una comisión fija del 0,85%.

Desajustes en precios

Como en otras ocasiones, las atractivas valoraciones favorecen al mercado japonés. En función de las ganancias previstas para los próximos 12 meses, el mercado japonés es significativamente más barato que el estadounidense y europeo. El PER adelantado de Japón es de unas 14 veces, frente a 16 en Europa y 20 en América. Cuando se compara su valor en libros, la diferencia es aún más pronunciada, con 1,3 veces de los activos japoneses, respecto a más de 4 en EEUU.

Este es, pues, un buen momento para interesarse por el mercado japonés, cuando hay un desajuste entre las perspectivas y la valoración. Este desajuste es sorprendente en Japón hoy en día.

***Paula Mercado es directora de análisis de VDOS