HSBC Asset Management ha fichado a un importante equipo especializado en tecnología climática (climatech) para expandir sus capacidades en inversión directa en activos alternativos. Este grupo de profesionales desarrollará una estrategia de inversión de capital de riesgo que brindará a los clientes la oportunidad para invertir a nivel mundial en nuevas empresas tecnológicas que estén abordando los desafíos del cambio climático.

Noticias relacionadas

La estrategia se centrará en empresas de los sectores de energía, transporte, seguros, agricultura y cadena de suministro. Está previsto que el primer fondo bajo esta estatregia se lance antes de fin de año con una inversión ancla por parte de HSBC.

Los gestores que se han incorporado son Christophe Defert, como director de Inversiones en Venture Capital de Tecnología Climática. Sus últimos diez años los ha pasado en Centrica, donde ha construido y dirigido su brazo de inversión en venture capital e innovación a nivel mundial. Desde la misma firma también llega Michael D’Aurizio como director de Inversiones en Tecnología Climática, también con más de diez años de trayectoria en la compañía.

El equipo reportará a Remi Bourrette, director de Inversiones en Venture Capital y Growth, quien se unió a la firma el año pasado procedente de HSBC Global Banking and Markets.

“La tecnología jugará un papel importante en permitir la transición energética, financiada con dinero público, capital privado y compromisos filantrópicos como la Alianza de Soluciones Climáticas de HSBC con el Instituto de Recursos Mundiales y WWF”, señala Joanna Munro, directora global de Inversiones.

HSBC AM, con 45.000 millones de dólares en activos alternativos bajo gestión, terminó de reposicionar su estrategia de negocio para posicionarse como un actor clave en soluciones core y especialista en gestión de activos de mercados emergentes, Asia y activos alternativos, “con enfoque en el cliente, la excelencia en la inversión y la inversión sostenible”, sostiene la firma.