Una de las primeras decisiones de peso de César González-Bueno como consejero delegado de Banco Sabadell ha sido cambiar la dirección de su negocio de altos patrimonios, gestionado a través de Sabadell Urquijo Banca Privada. El jueves se sabía que su hasta ahora primer espada, Pedro Dañobeitia, salía de la entidad, y hoy Invertia ha podido confirmar que su puesto será ocupado por Ramón de la Riva, actual director general adjunto de Mercados y Banca Privada y quien compaginará los dos cargos.

Noticias relacionadas

Dañobeitia ha sido el primer espada de Sabadell Urquijo durante cuatro años. Llegó en 2017 tras una larga carrera en Deutsche Bank, donde había ostentado diferentes responsabilidades dentro del negocio de gestión de activos para España, Portugal y Latinoamérica.

Sustituyó a Ismael Picón, quien había dejado el banco privado para liderar el family office de Fernando Gumuzio, socio fundador de Azora. En el transcurso de tiempo de Picón a Doñobeitia, fue De la Riva quien se ocupó de dirigir temporalmente Sabadell Urquijo, algo que ahora vuelve a suceder, aunque, según fuentes próximas al banco, tiene visos de que esta vez el ejecutivo se haga con el cargo de forma definitiva.

Esto es así porque, según señalan algunas de las fuentes, el punto fuerte de González-Bueno, ex consejero delegado de ING España, es la banca digital y el marketing, rumbo que quiere seguir con el Sabadell para reflotarlo. Por tanto, la banca privada no está entre sus prioridades inmediatas y de ahí que no quiera acometer un gran fichaje.

Pese a todo, otras de las fuentes relacionadas mencionan que no es descartable que, a medio plazo, se fiche en el mercado a algún banquero privado de relevancia para comandar Sabadell Urquijo (cuya sede está en la madrileña calle Serrano), pero siempre y cuando se haya avanzado en el resto de prioridades del grupo.

Sabadell Urquijo es el quinto mayor banco privado de España por volumen de activos bajo gestión. Según el ranking que elabora anualmente Funds People, a cierre de 2019 era responsable de un patrimonio próximo a los 30.000 millones de euros. Solo le superaban Santander, CaixaBank, BBVA y Bankinter, y la filial de los VIP del Sabadell estaba por delante de UBS o Banca March.

Mal acogida del mercado

La semana pasada, el nuevo primer ejecutivo del Sabadell -Josep Oliu dejará sus funciones ejecutivas con el cambio- decidió remodelar la estructura directiva del grupo, que se centrará en tres ejes: Particulares, Empresas y Corporativa. Se ha acompañado en su mayoría por miembros de la cantera del Sabadell.

Además, González-Bueno rechazó la venta de TSB, su filial británica, así como la de la filial mexicana, algo que el mercado acogió negativamente el viernes. Los inversores castigaron la cotización de Banco Sabadell con una caída del 5,25%, ya que esperaban que una de las primeras decisiones fuera iniciar un proceso formal de venta de su posición en Reino Unido.