César González-Bueno ya es consejero delegado de Sabadell. El consejo de administración de la entidad ha ratificado el nombramiento del directivo una vez que obtuvo la autorización del Banco Central Europeo (BCE) hace unos días y ha aceptado la salida de Jaime Guardiola, que ha estado al frente de la entidad durante los últimos trece años. Ahora solo tiene que recibir el visto bueno de los accionistas en la junta del próximo viernes 26.

Noticias relacionadas

En su aterrizaje en el banco, quien fuera consejero delegado de ING en España años atrás ha nombrado al que será su equipo directivo, formado en su mayoría por miembros de la cantera de Sabadell. González-Bueno ejercerá temporalmente de responsable de Banca de particulares hasta que se incorpore el futuro director de este departamento, cuyo nombre no ha sido desvelado.

El nuevo primer ejecutivo de Sabadell (Josep Oliu dejará sus funciones ejecutivas con el cambio) ha decidido remodelar la estructura directiva del grupo, que se centrará en tres ejes: Particulares, Empresas y Corporativa.

En busca de una mayor cercanía al cliente, la dirección de Banca de particulares se estructurará en unidades de producto y contará con una dirección de Banca privada para cubrir las necesidades específicas de este segmento.

La segunda pata, Empresas y Red, seguirá estructurada por segmentos, desde autónomos a grandes empresas. La dirigirá Carlos Ventura, quien también estará al frente de toda la red comercial.

La dirección de Corporativa seguirá estructurada en unidades de cliente para atender y gestionar la relación con las grandes corporaciones y dispondrá de direcciones transversales de producto especializado, áreas que reforzarán al área de Empresas. A los mandos se mantendrá José Nieto.

En el marco de esta remodelación, cada uno de los directores tendrá responsabilidad sobre parte de las funciones y capacidades de las áreas de Finanzas, Organización y Recursos, Operaciones y Tecnología, Riesgos y Asesoría Jurídica. Además, cada unidad será responsable de su propia cuenta de resultados.

TSB no se vende

El banco ha comunicado también que la organización de sus filiales TSB y México no experimentará cambios y su estrategia continuará enfocada a aumentar su rentabilidad y su aportación al grupo.

En este sentido, ha apuntado que "no se va a iniciar ningún proceso de venta en un futuro próximo", de forma que aplaza una hipotética operación corporativa en torno a TSB, su filial británica, tras el ruido de venta que se formó a finales del pasado año.

Una opción que el propio presidente de la entidad, Josep Oliu, enfrió durante la última presentación de resultados de Sabadell. "Hoy TSB tiene que seguir y seguirá en nuestra cartera de negocio", apuntó entonces.

En cuanto al resto del banco, Leopoldo Alvear, ex director financiero de Bankia, ostentará este cargo en Sabadell, mientras que al frente de Riesgos estará Xavier Comerma; al de Organización y Recursos, Miguel Montes, y al de Operaciones y Tecnología, Marc Armengol.

Por su parte, David Vegara, consejero ejecutivo de la entidad, se mantendrá como responsable de Regulación y Control de Riesgos, y Nuria Lázaro hará lo propio con Auditoría Interna. Ambas funciones dependen directamente de sendas comisiones del consejo de administración, no del consejero delegado.