El nuevo Bestinver no renuncia al value investing, aunque cada vez cede más espacio en sus carteras al estilo growth. Así lo ha expresado su director de Renta Variable Internacional, Tomás Pintó, en la presentación de su última carta trimestral a inversores: “Encontrar valor en las compañías que más crecen es como hacer un home run”.

Noticias relacionadas

En un contexto de mercado donde la brecha de cotización entre las compañías de crecimiento (o growth) y valor (value) está en máximos históricos, las gestoras tienen que flexibilizar sus políticas si no quieren quedarse atrás. Y eso es lo que está haciendo Bestinver, sobre todo tras la reciente integración de Fidentiis. “Buscamos el valor en todo el espectro de mercado y, precisamente, ahora es cuando más oportunidades hay en las empresas value. La inversión en valor no ha muerto para nada. Pero”, ha puntualizado Pintó, “nosotros no somos dogmáticos”.

Sus inversiones en HeidelbergCement, GSK, HelloFresh, Tencent, Grifols, Arco Plataforma o EDPR son una buena muestra de ello. “Encontrar valor es fundamental”, sigue siendo la piedra angular del proyecto, “pero tener crecimiento es maravilloso”.

Por ejemplo, han comprado la alemana HelloFresh, distribuidora de kits de comida, a un free cash flow yield (rendimiento del flujo de caja) del 7%, con la creencia de que sus ingresos van a crecer a un ritmo del 15% anual y que su valor total se va a disparar un 80% este año e, incluso, un 100% a medio plazo.

Menos bancos

En su cartera internacional, Bestinver ha replegado velas en los bancos. En concreto, ha reducido su exposición en un 50% por culpa de la crisis de la Covid-19. En la cartera ibérica, también, aunque en menor proporción. “El coste de la mora va a subir durante un tiempo y el BCE ha impedido que se paguen dividendos. Todos estos factores reducen nuestro margen de seguridad en el sector”, según Pintó.

Han vendido sus posiciones en Société Générale, Bankinter (en la cartera internacional, pero sigue en la ibérica) y Banco Sabadell. Este último ha salido por su gran vinculación de negocio con las pymes, muy afectadas por la pandemia. Han reenfocado ese capital en bancos que aporten más delta de crecimiento, como CaixaBank, cuya posición se ha visto incrementada, más si cabe tras el anuncio de fusión con Bankia.

Siguen teniendo BNP Paribas, ING y Standard Chartered en los fondos internacionales, y Unicaja Banco en los españoles, junto a Bankinter y CaixaBank. “Los que quedan es porque van a tener capacidad de pagar dividendos una vez se levante el veto y porque son solventes”, argumentan desde la firma.

España

En el particular de España, su director de Renta Variable Ibérica, Ricardo Seixas, ha explicado que han reducido el número de posiciones para comprar compañías de “más calidad”, caso de Inditex, que está capeando la crisis gracias a que sus ventas online ya suponen casi un 25% del negocio, o Grifols.

“La gestión sanitaria de España es la que peor resultado ha tenido a la hora de frenar el virus. Además, es una economía más dependiente del sector servicios en general y del turismo en particular”, ha argumentado Seixas. “Si ya desde la crisis de 2008 estábamos en el grupo de la periferia y muchos inversores no querían o podían invertir aquí, ahora hay un negativo añadido, que España es la economía que más sufre con la Covid”, una razón de peso para los movimientos que han hecho en cartera.

Más bonos

La nueva etapa de Bestinver también se deja notar en la renta fija. Sus posiciones de bonos ya suponen 750 millones de euros en conjunto, casi un 14% del patrimonio total de la gestora. Este verano han lanzado el fondo Bestinver Deuda Corporativa, el más arriesgado dentro del espectro de la renta fija, al enfocarse en deuda subordinada corporativa y financiera (AT1) y bonos corporativos ‘high yield’ (o de alto rendimiento).

Según Eduardo Roque, director de Renta Fija, en este periodo han invertido la cartera a una TIR del 4,80% y una duración de crédito de 4,31 años en bonos como ENEL 3,5% perpetuo con call en 2025, KBC AT1 4,25% perpetuo con call en 2025 o EIRCOM 3,5% del 2026.

En líneas generales, Enrique Pérez-Plá, consejero delegado de la gestora de Acciona, defiende que “se ha hecho muy bien la transición” tras las salidas de Beltrán de la Lastra, Ricardo Cañete y Gustavo Trillo, con “una gran continuidad en cuanto a la filosofía de inversión”. De hecho, ha aclarado que las salitas netas de dinero en el año, “no más que el sector”, apenas llegan al 4% sobre el patrimonio total y se deben en gran medida a la preocupación que hay sobre los mercados en Europa y no a la integración de Fidentiis.