Logo de Nvidia en la sede de la compañía en Santa Clara, California (EEUU).

Logo de Nvidia en la sede de la compañía en Santa Clara, California (EEUU). Reuters

OPINIÓN MERCADOS BLUE MONDAYS

El mercado es irreal en este momento

12 febrero, 2024 02:31

¿Les suena esa frase? La Inteligencia Artificial podría cuantificar mejor que un servidor las veces que se hace mención a la irracionalidad asociada al mercado de valores. Según Google Trends no parece un topic muy seguido, lo cual no quita que aparezca de forma recurrente como consulta.

Es más, comparadas las apariciones en el motor de búsqueda con algo más común como bull market, la proporción es como de 60 veces a 1. Y es que, por lo que se refiere a las bolsas, el inversor tiende a comportarse con un patrón en el que el pesimismo es puntual y el optimismo, permanente.

Hablando del inversor, casi se siente como en el año 2000. O como en 2007. Pero la sensación general es que esta vez es diferente. Los inversores están acudiendo en masa al sector tecnológico como lobos al ganado.

El inversor tiende a comportarse con un patrón en el que el pesimismo es puntual y el optimismo, permanente

Mi experiencia me hace ver que, por lo general, los inversores están cada vez menos interesados en los ratios financieros y cada vez más en cómo se cuentan las historias.

¿Por qué Nvidia ha ganado un 45% desde el 1 de enero, mientras que Tesla pierde un 22%? Porque la historia del ascenso de Nvidia sustentada en una moda sigue viva. La narrativa de Tesla, en cambio, está rota o, al menos, las mejores páginas parecen estar escritas mientras nos preguntamos si su hueco está en el maltrecho sector del automóvil, donde las penas se consuelan mejor en grupo.

Hace dos semanas anticipaba que era cuestión de días que el índice más seguido del mundo -el S&P500- superase la cota histórica de los 5.000 puntos, algo que se hizo realidad tras varios amagos fallidos el pasado viernes. ¿Cuánto tardará en superar los 6.000 puntos?

Un 20% de subida no parece un esfuerzo titánico cuando hace poco menos de dos años aspiraba a romper los 4.000 puntos. Lo irreal no viene por el hecho de que el esfuerzo es cada vez menor, sino porque el mismo ya no es una cuestión coral del mercado de valores, sino de unas pocas empresas.

Los inversores están cada vez menos interesados en los ratios financieros y cada vez más en cómo se cuentan las historias

Europa vive una irrealidad propia. Su eterna infravaloración está justificada en que, comparado con el mercado americano e incluso el asiático, carece de grandes narrativas en el sector tecnológico.

Austria es una modesta muestra de esta idea. Su bolsa se mantiene muy lejos de sus máximos históricos gracias a que está mayormente representada por bancos. Tan sólo una compañía se podría vincular a ese concepto de tecnología que el inversor busca. Quizás su tamaño no exponga bien esa idea.

Si nos movemos a una bolsa más "representativa", como podría ser la española, la idea se comprende mejor. Bancos y utilities suponen casi la mitad del peso. Sólo Amadeus se identifica con esa idea, muy debatible, de lo que la tecnología representa con respecto a la irrealidad del mercado de valores.

La conclusión es que las bolsas van a seguir subiendo y lo hacen con la mira en nuevos máximos históricos sin obviar que 2024 bien podría suponer una segregación de índices y apuestas soportados por la irrealidad de las valoraciones.

Ahora en portada

Imagen de archivo del presidente de la Fed, Jerome Powell, durante una rueda de prensa.

¿Volverá la Fed a adelantarse recortando tipos?

Anterior
La Administración General del Estado es la que más rezagada va en la implementación de soluciones digitales de startups frente a otras instituciones públicas regionales o locales, según explican desde el sector 'govtech' español.

Un año de la ley de startups: de la promesa de alcanzar a 10.000 empresas a certificar solo a 500 firmas

Siguiente