Mercados

Wall Street abre con una subida del 0,60% gracias al Nasdaq y la menor inflación

Cuatro gigantes empresariales chinos con participación del Estado dejarán de cotizar en la Bolsa de Nueva York.

12 agosto, 2022 16:05

Wall Street ha abierto la quinta y última jornada de esta semana con una subida promedio del 0,60% en sus tres principales índices bursátiles: S&P 500, Dow Jones y Nasdaq. La menor inflación en Estados Unidos conocida esta semana (8,5%, frente al 9,1% anterior) ha dado alas a las bolsas.

De nuevo, es el Nasdaq quien más empuja al alza, con una revalorización del 0,73% aupado por el mejor desempeño de las grandes tecnológicas americanas este verano tras un comienzo de año desastroso, donde se vieron afectadas por las subidas de tipos de la Fed y la pérdida de usuarios en algunas de ellas, lo que arrastró a las otras.

Ya antes de la apertura de la sesión, los futuros norteamericanos anticipaban una ganancia media del 0,50% para la jornada de hoy. De momento, se cumplen los pronósticos.

El nombre que más sube en estos primeros compases es Broadridge Financial Solutions, un 4,80%, seguido de Cardinal Health, DISH Network Corp., PENN Entertainment Inc. o Norwegian Cruise Line Holdings, con ganancias de entre el 3% y el 2,75%. Por el contrario, la cotizada que más baja es Illumina Inc., que pierde un -8,50%.

Los parqués estadounidenses quieren perpetuar su buena racha estival en paralelo a las bolsas europeas. El principal selectivo del Viejo Continente, el EuroStoxx 50, se revaloriza un 0,38% a poco de su cierre.

Wall Street encara la sesión con una noticia proveniente de China, pero que afecta a la Bolsa de Nueva York. Cuatro gigantes empresariales chinos participados por el Estado -China Life Insurance, Sinopec, Chalco y PetroChina- dejarán de cotizar en suelo americano en medio de la polémica por Taiwán y a consecuencia de la nueva ley de auditorías que el Senado estadounidense aprobó en 2021.

Estas empresas no habrían sido capaces de proporcionar suficiente información y acceso a sus cuentas a los auditores aprobados por EEUU y han elegido la exclusión de sus títulos “por sus propias consideraciones comerciales”, según la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC, por sus siglas en inglés).