Neinor Homes pasa con nota la primera digestión de Quabit en lo que a impacto en bolsa se refiere. La operación que la ha convertido en la mayor promotora inmobiliaria de España se ha traducido en un momento dulce para la ‘ladrillera’, con la cotización al alza, mayoría de recomendaciones de compra y potencial alcista.

Noticias relacionadas

Estos dos últimos factores se han convertido en todo un reclamo para los inversores procedentes del accionariado de Quabit. A diferencia de lo que otras veces suele ocurrir en la primera sesión en la que los accionistas de una compañía absorbida reciben acciones de la absorbente, no hubo estampida ni paso por caja en bloque de los recién llegados.

Neinor Homes superó este trance con una notable revalorización del 6,13%. Un repunte significativo por méritos propios, pero que además fue el más grueso en la tabla del Mercado Continuo en la sesión de este martes. Si de esos avances se resta el ligero descenso (-0,19%) de la jornada del miércoles, el primer encaje de la operación de fusión se salda con ganancias del 5,93%.

Mejor comprar que vender

Eso para los accionistas de Neinor, puesto que para los de la desaparecida Quabit la ecuación se traduce hoy por hoy en pérdidas del 0,61%. Esto se debe a que la prima de valoración del 17,7% que alcanzaba el canje señalado para la absorción en el momento de su anuncio se fue agotando hasta el momento de su ejecución, que además se retrasó en tres días con respecto a la fecha inicialmente prevista.

La ecuación acordada por los consejos de administración de las dos compañías y refrendada por sus respectivas juntas de accionistas fijó que por cada 29,965 acciones de Quabit se percibiría una de Neinor Homes. Al cierre del lunes 24 de mayo, el último en el que la heredera de Astroc marcó precio, eso suponía 10,786 euros -a razón de 0,4 euros por título de la absorbida- frente a los 10,12 a los que la absorbente despidió su andadura en solitario.

Estas pérdidas latentes, aunque suaves, habrían sido otro argumento a favor de la permanencia en el capital de Neinor, según brókeres consultados. Sobre todo en virtud de las previsiones que maneja el consenso de mercado, que apuntan a que no es el mejor momento para hacer caja en la compañía. En este sentido, de los nueve analistas que componen el panel de Refinitiv para la cotizada, solo dos se decantan ahora mismo por recomendar la venta de sus títulos.

Muy distinto es el sentimiento en cuando a las compras, una opción por la que se inclinan cuatro de estos expertos, el doble de los que invitan a sus seguidores a deshacer posiciones. Los tres restantes aconsejan mantener posiciones, una declaración de cautela para esperar y ver cómo se va desenvolviendo la nueva gigante española del ladrillo.

Potencial alcista del 10%

Aquí hay que mencionar también que, desde que se anunció la operación, todas las firmas de análisis han revisado sus recomendaciones de inversión y precio objetivo sobre la compañía. Todas ellas han mejorado el potencial para sus acciones o lo han mantenido.

Dentro de este abanico, los más optimistas son los de CaixaBank BPI, que conceden a Neinor Homes potencial hasta los 13,8 euros por acción. Los más cautelosos, los de Mirabaud Securities, que dejan su techo en los 8 euros por título.

La combinación de estos distintos pareceres se traduce en un precio objetivo de consenso de 11,81 euros por acción. Una cota que implica un potencial superior al 10% sobre su actual cotización, una marca que no muchas cotizadas españolas pueden exhibir a estas alturas del año tras las remontadas que en muchos casos se han apuntado al calor de las proyecciones de recuperación económica y progresivo regreso hacia la antigua normalidad.

En este sentido, Neinor Homes consigue un avance del 3,2% desde los precios a los que empezó el 2021. Sin embargo, la ganancia roza el 34% si el plazo de referencia se amplía a los 12 últimos meses, que prácticamente hacen coincidir el punto de partida con las horas más bajas de la inmobiliaria en esta pandemia.

La apuesta de Okavango

Uno de los principales profetas de las bondades de Neinor Homes entre los inversores es José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta. La inmobiliaria es actualmente una de las solo 21 posiciones en las que concentra sus apuestas el vehículo inversor, que en lo que va de año suma una revalorización del 16,4%. Un porcentaje con el que bate en más de seis puntos tanto a su índice de referencia como a la media de su categoría.

Iturriaga dio entrada a Neinor en su fondo a mediados de 2017 y desde entonces ha mantenido posiciones en una compañía a la que actualmente confía un 4,3% del patrimonio de su fondo estrella, según los registros más actualizados de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El gestor y socio de Abante ha subraya a Invertia que actualmente cuenta con una “alta visibilidad de su plan de negocio”, además de una “gran fortaleza comercial en el negocio promotor y en el de alquiler”.

En esta línea de discurso pone el acento en que “tiene 6.600 viviendas en obra o en producto finalizado y, aproximadamente, 4.000 prevendidas con una visibilidad del 85% para 2021 y del 55% para 2022”. Del mismo modo, valora positivamente que “después de dos años y medio sin comprar suelo, en seis meses ha adquirido 10.000 unidades a buenos precios”.

En resumen, después del mejor primer trimestre de su historia -aún sin la absorción de Quabit-, el responsable del Okavango Delta se muestra convencido del recorrido que tiene por delante su valor en bolsa. “El mercado valora a Neinor por debajo del valor de liquidación de su negocio promotor y no le otorga ningún valor a su plataforma de alquiler ni al negocio de servicios residenciales”, asegura al comentar con Invertia su apuesta por la compañía.

La clave de los 11,15 euros

Por lo que se refiere a su aspecto técnico, el analista de Invertia, Eduardo Bolinches, señala que “ahora hay que recuperar de manera inmediata los 11,15 euros por acción antes de acabe la semana”. Esa sería la señal de que su gráfica no ha abandonado la “clara pauta de mínimos crecientes” que venía dibujando desde diciembre del año pasado y que se ha tambaleado con los últimos vaivenes en el valor.

El experto advierte de que la pérdida de sus mínimos recientes de 10,12 euros por acción “podría confirmar un giro a la baja” que encontraría su suelo más cercano en los 9,7 euros por título. Mientras tanto, las aspiraciones alcistas que la comunidad inversora vuelca sobre la primera promotora española estarían más cerca siempre y cuando consiguiera alargar su remontada hasta los 11,15 euros por acción. Una cota cuya conquista se queda un 7% por encima de su actual cotización.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información