Quabit pondrá fin a 15 años de vertiginosa trayectoria bursátil el próximo lunes. En principio, su adiós iba a haber tenido lugar este viernes. Sin embargo, Neinor Homes ha retrasado la inscripción de la absorción en el Registro Mercantil desde este viernes hasta el día 24 de mayo, como han confirmado fuentes de la promotora a Invertia.

Noticias relacionadas

A consecuencia de este aplazamiento, será el martes 25 de mayo cuando las pantallas de cotización dejarán de marcar precio para la alcarreña. Eso siempre que se subsanen los problemas que este viernes impedían el registro de la operación conforme a lo que Neinor había anunciado solo tres días antes.

Ninguna de las dos compañías notificaba el cambio de fecha a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes del cierre, aunque saltaba a la palestra por un comunicado del Comité Asesor Técnico de los Índices Ibex (CAT). En él se explicaba que no habría ajustes en el Ibex Medium Cap del que forma parte Neinor al cierre de este viernes porque "esta operación de fusión ha sido pospuesta".

Un aviso oportuno (y desconcertante)

Un aviso necesario para los gestores de productos vinculados al índice de referencia de las cotizadas españolas de mediana capitalización, especialmente de ETF, que debían conocer esta información antes del término de la sesión prevista para el ajuste. Para una confirmación formal de los hechos adelantados por Invertia, hubo que esperar casi dos horas desde el cierre de la sesión bursátil. A las 19:11 horas, Neinor procedía al fin al envío de una información relevante a la CNMV.

El nacimiento de la mayor promotora española tendrá que esperar. Aunque, en principio y "tentativamente" solo tres días más. Una cuestión que, en medio del desconcierto de algunos inversores, provocaba caídas en bolsa del 3,1% para Neinor y del 1,1% para Quabit en algunos momentos de la sesión. Al cierre, los descensos se limitaban al 0,18% y 0,12% respectivamente.

En cualquier caso, la suerte estaba echada para Quabit, la firma que desde hace 13 años preside Félix Abánades. Por eso, en los últimos días, la cotización de Quabit apenas ha experimentado cambios y sus volúmenes se han reducido considerablemente. Su gráfica ha echado el ancla en torno a los 0,41 euros por acción, mientras que raro ha sido el día que se han superado los 500.000 títulos negociados: apenas 14 sesiones en los últimos tres meses.

El anclaje de precios que ha experimentado Quabit en las últimas semanas es el resultado habitual de un proceso de canje de acciones como el que Neinor ha establecido para su absorción. Cuando se acerca la fecha de autos, que en este caso es la de este viernes al cierre de mercado, la cotización de las compañías afectadas se estabiliza de manera que la prima inicialmente ofrecida suele desaparecer.

Convergencia de precios

Cuando el pasado 11 de enero se anunció la operación, se puso sobre la mesa una ecuación de canje sin entrega alguna de efectivo a razón de una acción de nueva emisión de Neinor por cada 25,965 títulos ya existentes de Quabit. Una proporción que implicaba una prima del 17,7% para los accionistas de la alcarreña.

Si se toman como referencia los precios de cierre de este jueves, penúltimo día de la trayectoria bursátil de Quabit, el 'premio extra' por acudir al canje se queda en el 2,6%. Un destino forzoso para todos los accionistas de la presidida por Abánades, pues ya ha sido debidamente refrendado por los consejos de administración y las juntas generales de accionistas de ambas compañías.

El precio de 0,4167 euros por acción que establece este último cálculo dista mucho de los 6,4 euros por acción a los que en mayo de 2006 debutó la que fue semilla de la actual Quabit: la inmobiliaria Astroc. Un gigante del ladrillo que llegó a las riendas del empresario Enrique Bañuelos, posteriormente conocido en España por su espantada en el proyecto BCN World, más conocido como el 'Eurovegas catalán', y en el rescate financiero de la tecnológica española y también cotizada Amper.

Dos años después de aquella puesta de largo, cuando la crisis financiera comenzaba a enseñar los dientes en EEUU, Abánades se colocó al frente del proyecto. Quabit surgió de la fusión de aquella Astroc ya cotizada con sus negocios en Rayet Promoción y otras 17 firmas del sector inmobiliario. En pleno auge de la burbuja inmobiliaria española, apenas nueve meses después de su estreno, ya cotizaba por encima de los 75 euros por acción.

De nuevo, líder del sector

La compañía en la cual se integrará a partir de hoy, Neinor Homes, tiene una historia bastante más reciente. Su estreno como cotizada se produjo en marzo de 2017, cuando protagonizó la salida a bolsa más abultada de una promotora residencial en Europa. No solo eso, sino que rompió una 'maldición' de más de una década sin estrenos en este sector en la bolsa española.

A consecuencia de la integración, verá la luz la mayor promotora de España. La nueva compañía tendrá en cartera activos por más de 2.000 millones de euros, además sumará un banco de suelo conjunto con capacidad para levantar más de 16.000 viviendas en el país

En última instancia, los actuales accionistas de Neinor Homes controlarán el 93% de la compañía resultante. Por su parte, los dueños de acciones de Quabit se quedarán con un 7% del capital de la nueva compañía, que seguirá centrando su negocio en la promoción. Un destino final muy lejano de aquel que Abánades dibujaba en 2014 para su compañía, cuando anunció su práctica conversión en una socimi con el nombre de Bulwin Investments. Un proyecto que finalmente nunca llegó a ver la luz.

La enésima derivada de esta integración es que, según se supo el miércoles, el Ibex Small Cap quedará compuesto temporalmente de 29 valores. Un ajuste que, pese al mencionado retraso en la recomposición del Ibex Medium Cap, los responsables del índice de referencia de las pequeñas cotizadas españolas decidían mantener sin cambios. En este sentido, no elegirán relevo para la inmobiliaria hasta el próximo 10 de junio, fecha en la que está prevista su próxima reunión ordinaria.